Enlaces accesibilidad

Zapatero anuncia que se limitará el gasto del Estado según crezca el PIB nominal

  • Espera el acuerdo con el PP para extenderlo a las comunidades autónomas
  • El plan contra el empleo sumergido durará de junio a diciembre de 2012

Por
Zapatero anuncia en Bruselas una serie de medidas para reforzar la respuesta a la crisis económica

Entre las nuevas medidas ha presentado durante la cumbre de líderes europeos el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha destacado que reformará la ley de estabilidad presupuestaria para limitar el gasto de la Administración General del Estado en base al PIB nominal a medio plazo.

Zapatero ha explicado que esta regla de gasto "será de obligado cumplimiento en la AGE" y espera que se genere el consenso "para que se aplique también en las comunidades autónomas". Ha añadido que "se intensificará el diálogo PP-PSOE". El presidente del Gobierno cree que el acuerdo es "fáctible" y que "es tremendamente útil que las CC. AA. se autoimpongan más control del gasto".

En el capítulo presupuestario, Zapatero ha avanzado que se está estudiando un criterio por el cual se establezca por ley a qué actuaciones se podrá dedicar el superávit del Estado.

El jefe del Ejecutivo ha anunciado también que se creará una comisión de competitividad, una de las propuestas que incluían los economistas de FEDEA en su documento sobre la reforma de la negociación colectiva, con el fin de cumplir con el pacto por el euro.

Contra la economía sumergida

Además el plan contra el empleo irregular, avanzado por Trabajo, se prolongará durante un año y medio. Zapatero ha detallado que el programa que intentará aflorar el empleo sumergido se pondrá en marcha en junio de 2011 y "estará en vigor hasta diciembre de 2012".

El presidente del Gobierno ha mencionado una primera fase de incentivos para que aflore el empleo sumergido pero no ha querido entrar en más detalles para pactar el contenido con los interlocutores sociales.

Estas iniciativas se enmarcan en los cuatro capítulos que incluye el pacto por la moneda única: impulso de la competitividad, impulso del empleo, incremento de la sostenibilidad de las finanzas públicas y refuerzo de la estabilidad financiera.

En abril, negociación colectiva, sí o sí

Aunque el presidente del Gobierno respalda ajustar los salarios a la productividad -una de las medidas incluidas en el pacto del euro- como este asunto es responsabilidad de la negociación bilateral entre patronal y sindicatos, Zapatero se ha limitado a fijar el plazo de finales de abril para aprobar el proyecto de ley sobre la negociación colectiva. Un plazo compatible con el dado por Comisiones Obreras y UGT que aplazaron hasta "mediados de abril" el acuerdo con la patronal.

En una carta enviada al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, a primeros de mes, Zapatero, además de respaldar la vinculación de los salarios a la productividad, apostaba por liberalizar los servicios profesionales, otra de las medidas del pacto por el euro. En su comparecencia, se ha comprometido a trasponer de forma "íntegra" la directiva de servicios, limitar la reserva de actividad y la colegiación obligatoria para "introducir mayor competitividad en este sector".

Entre las medidas ya en marcha, Zapatero ha incluido la reforma laboral, de las políticas activas de empleo y del sistema de pensiones y la reestructuración del sistema financiero. Sobre esta última, ha recordado que el 30 de septiembre, todas las entidades financieras españolas "deberán cumplir los requisitos reforzados de capitalización".

El Gobierno considera, al igual que los analistas, que las reformas emprendidas le aíslan de los problemas portugueses y no ve necesario acelerar los ajustes aunque haya una presión especulativa temporal. Zapatero también ha rechazado la posibilidad de que Portugal tenga que recurrir a un rescate de la UE.

Noticias

anterior siguiente