Enlaces accesibilidad

El Gobierno flexibiliza el plazo para que las cajas se capitalicen hasta marzo de 2012 si salen a bolsa

  • El 30 de septiembre, no obstante, deberán tener un plan de recapitalización
  • El Banco de España podrá ampliar el plazo para captar dinero hasta tres meses
  • Si la entidad pretende salir a bolsa, podrá extenderlo hasta marzo de 2012

Por
El 10 de marzo entrarán en vigor las nuevas exigencias de capital de bancos y cajas

El Gobierno ha flexibilizado el plazo para que los bancos o cajas de ahorro que lo necesiten se recapitalicen con el fin de alcanzar los nuevos requisitos de capital mínimo. Aunque se mantiene el plazo ordinario para conseguir ese dinero hasta el 30 de septiembre, la norma permite ampliarlo excepcionalmente hasta diciembre de este año e incluso hasta marzo de 2012, si se trata de una salida a bolsa.

Así lo ha confirmado la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que ha aprobado el decreto de ley que eleva la exigencia de capital básico hasta el 8% para los bancos y hasta el 10% para las entidades sin una participación significativa de capital privado, es decir, las cajas de ahorro.

La ampliación del plazo para su recapitalización era una de las peticiones de la Confederación Española de Cajas de Ahorro, después de que el proyecto inicial contemplará la entrada del Estado en las entidades, mediante la compra de acciones, si el 30 de septiembre de este año no alcanzaban esos umbrales mínimos.

Esa fecha, en cualquier caso, sigue siendo el límite para que las entidades financieras presenten su plan de recapitalización, incluidos los trámites necesarios para salir a bolsa, aunque la venta efectiva de las acciones se realice con posterioridad. Para ello, habrá que contar siempre con la autorización del Banco de España.

Nuevas exigencias de capital básico

Las nuevas exigencias de capital entrarán en vigor el próximo 10 de marzo, de forma que todas las entidades deberán tener un 8% de activos considerados como capital básico en relación a los riesgos, es decir, a los préstamos que hayan concedido.

La exigencia será más alta, de un 10%, para las entidades financieras que superen el 20% de financiación mayorista (bonos o pagarés colocados a otras entidades financieras) y que no hayan colocado al menos un 20% de sus títulos entre terceros, requisitos que se ajustan a las condiciones de la mayoría de las cajas de ahorro.

Entre los activos que podrán contabilizarse como capital básico -otro de los aspectos en el que la CECA había pedido más flexibilidad-, finalmente se contemplan el capital propio, las reservas, las primas de emisión, los ajustes positivos por valoración, los intereses minoritarios y, adicionalmente, los préstamos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y los instrumentos que sean convertibles "obligatoriamente" en acciones antes de 2014, pero no las provisiones genéricas del banco o caja (las que se hacen en función del crecimiento del volumen de crédito).

El Banco de España evaluará que todas las entidades cumplan esa exigencia mínima el 10 de marzo de este año, una semana después de que termine el plazo para que presenten sus cuentas de 2010, y aquellos bancos o cajas que no alcancen el umbral mínimo deberán presentar una estrategia de recapitalización.

Esa estrategia de recapitalización deberá estar concluida el 30 de septiembre, aunque Salgado ha matizado que el Banco de España podrá dar "excepcionalmente" tres meses más a las entidades que hayan cumplido "básicamente" el plan y estén pendientes de algún trámite. Si se trata de una salida a bolsa, el plazo podrá llegar hasta marzo de 2012, aunque los trámites para la venta pública de acciones deberán estar iniciados en septiembre.

Reforma del FROB

La nueva normativa incluye también una reforma del FROB para que pueda adquirir acciones de las entidades que el 30 de septiembre no hayan completado su recapitalización, ya sean bancos o cajas, aunque en este último caso deberán trasladar toda su actividad financiera a un banco antes de tres meses si el FROB interviene. "El FROB adquirirá únicamente acciones de bancos", ha recalcado Salgado.

Así, el Estado contará con representación en el consejo de administración y vigilará para que se cumpla el plan de recapitalización. Las entidades podrán recomprar las acciones al FROB a precio de mercado durante los primeros dos años y en ningún caso la participación estatal se extenderá más allá de cinco años.

Una parte del sistema financiero sigue suscitando dudas en los mercados

Salgado ha asegurado que estas medidas permitirán "reforzar la solvencia y la credibilidad de nuestro sector financiero", ya que, según ha señalado, "una parte del mismo sigue suscitando algunas dudas en los mercados".

Con todo, la vicepresidenta económica ha insistido en que todas las entidades españolas "son solventes", recordando que tan solo cuatro necesitaron reforzar su capital tras las pruebas de estrés realizadas el pasado verano. Según Salgado, ahora mismo el ratio de solvencia del sector es del 8,5%, "muy por encima de la media europea" y de las exigencias de Basilea III, que entrarán en vigor en 2013.

Asimismo, ha subrayado que, si los nuevas pruebas de solvencia que se llevarán a cabo este año "pusieran de manifiesto alguna necesidad adicional de capital, esa necesidad de capital deberá cubrirse".

Sobre la tramitación parlamentaria de este decreto, que el Gobierno está negociando con los partidos políticos, Salgado ha comentado que el Ejecutivo cuenta con "apoyo suficiente" para convalidarlo, aunque ha garantizado que trabajarán "para convertirlo en un amplio apoyo".

Noticias

anterior siguiente