Enlaces accesibilidad

El Congreso da el visto bueno al plan de choque contra el paro

  • La ayuda de 400 euros beneficiará a 80.000 parados
  • Será para los que hayan agotado la ayuda a partir del 16 de febrero de 2011
  • El plan está dirigido a menores de 30 años y parados de larga duración

Por
Zapatero y Rajoy se acusan mutuamente de falsear las cifras sobre su gasto social

El pleno del Congreso ha convalidado el real decreto-ley del Gobierno que prevé un plan de choque para reducir el paro a través del fomento del empleo a tiempo parcial y que fija una ayuda de 400 euros mensuales para los desempleados que carezcan de rentas y participen en actividades formativas.

El real decreto ha salido adelante con 169 votos a favor (PSOE, CiU y CC), 148 abstenciones (PP, PNV e IU-ICV) y 6 en contra (ERC, UPyD y BNG).

El partido popular solicitó la tramitación del plan como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia, pero la iniciativa fue rechazada en el Congreso por 171 votos en contra, 150 a favor y 2 abstenciones.

Bonificaciones al empleo a tiempo parcial

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez,  ha logrado el apoyo de CiU, PNV y CC para evitar que la norma, fuera  tramitada como proyecto de ley, tal y como reclamaban el resto de  grupos de la oposición.

El ministro se ha mostrado "satisfecho" con la convalidación del plan  de choque, pues ha subrayado que ha contado "solo con seis votos" en contra, si  bien lamenta la abstención del PP, al recordar que el decreto fue  "fruto" del pacto social y económico suscrito con los agentes sociales.

Para Gómez, la parte "más importante" del decreto aprobado son las bonificaciones a la contratación a tiempo parcial, y ha aprovechado para garantizar que estas medidas no conllevarán "ningún tipo de  merma" en los derechos de los trabajadores, tal y como le han  reprochado el PP y UPyD, que lo han calificado de "contrato basura".

Reactivar la contratación

Durante el debate, Gómez ha asegurado que la creación de empleo neto en términos interanuales ya se habría iniciado sin el "continuo  ajuste" en el sector de la construcción, por lo que ha considerado que las "cosas han empezado a mejorar".

En este sentido, ha señalado que las bonificaciones a la  contratación a tiempo parcial y la nueva ayuda de 400 euros persiguen  evitar que el paro "se haga crónico", por lo que ha pedido el voto a  favor de los grupos del Congreso.

El 'popular' José Ignacio Echániz ha denunciado que el "contrato  basura" a tiempo parcial, que convierte a los jóvenes en "mercancía  barata", y la "prórroga del cheque parado" son dos "bromas" que no pueden abordar los "gravísimos problemas del paro" y el "rotundo  fracaso "de la reforma laboral.

Abstención del PNV

El portavoz de CiU, Carles Campuzano, ha confirmado su apoyo a la  norma, aunque ha lamentado que el acuerdo social que la ha propiciado  "haya tardado tanto", y ha celebrado que la apuesta por el contrato a  tiempo parcial acerque a España a otros países de su entorno. "Llega  tarde y es insuficiente, pero habrá que permitir que esté plenamente  en vigor", ha remarcado.

El portavoz del PNV, Emilio Olabarria, ha justificado su abstención por el "desorden normativo que dimana de la norma", en especial en materia de competencias autonómicas y ha explicado que  solo "razones de justicia social" le impiden rechazarlo.

La diputada de ICV, Nuria Buenaventura se ha desmarcado del  rechazo de sus compañeros de grupo parlamentario de ERC y ha  justificado su abstención y la del diputado de IU, Gaspar Llamazares,  por no "obstaculizar la puesta en marcha de la nueva ayuda".  

Ayuda de 400 euros para parados de larga duración

La norma incluye la nueva ayuda de 400 euros hasta un máximo de seis meses, que estará vinculada a la formación y que contará con una dotación de 400 millones de euros, que correrán a cargo del Estado.

La ayuda beneficiará a unos 80.000 desempleados, muchos menos que los 198.000 beneficiarios del PRODI registrado en el último periodo de la ayuda.

Serán beneficiarias de este programa las personas que hayan agotado su protección por desempleo a partir del 16 de febrero de 2011 y no  cumplan con los requisitos de acceso a la Renta Activa de Inserción.

A diferencia del PRODI, esta nueva ayuda, denominada 'Programa de  recualificación profesional de las personas que hayan agotado su  protección por desempleo', está concebida más como un acompañamiento  económico a acciones de formación propias de las políticas activas,  que como una prestación.

De este modo, el programa obliga a los beneficiarios a realizar un  itinerario personalizado de inserción, que contemple el diagnóstico sobre su empleabilidad y la participación en acciones de  recualificación y/o reinserción laboral. 

Contrato a tiempo parcial

Por otro lado, se constituye el denominado 'Programa excepcional de empleo para la transición hacia la contratación estable', enfocado  a los jóvenes de hasta 30 años y parados de larga duración, y que ha  sido descalificada como "contrato basura" tanto por los 'populares'  como por ERC, IU, ICV, BNG y NaBai.

El Gobierno prevé que aquellas empresas que contraten a tiempo parcial durante el año posterior a la aprobación del programa y no  hayan reducido plantilla en los últimos seis meses verán reducidas  sus cuotas a la Seguridad Social. Así pues, estas empresas tendrán  que mantener o incrementar el empleo una vez se beneficien de la  bonificación.

Para ello, la jornada de los contratos deberá ser de entre el 50% y el 75% de la habitual. En el caso de las empresas con plantillas  inferiores a los 250 trabajadores, esta reducción de cuotas será del 100%, mientras que para el resto no superará el 75%. Por otro lado,  la bonificación será de un año para los contratos indefinidos y de al  menos seis meses para los temporales.

Además, durante el año de vigencia del plan, aquellas empresas que  conviertan uno de estos contratos a tiempo parcial temporales a  indefinidos podrán beneficiarse de las bonificaciones a la conversión  contempladas en la reforma laboral.

Noticias

anterior siguiente