Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La policía polaca empuja a los manifestantes que intentaban llegar anoche al Parlamento. Las protestas se repiten a diario desde que hace un mes el Constitucional dictó una sentencia que, en la práctica, impide abortar en Polonia. En el hemiciclo, el dirigente del ultraconservador partido Ley y Justicia defendía al Tribunal, controlado por jueces de su formación. 

La polémica reforma judicial realizada por el gobierno polaco le costó la primera llamada al orden de la Unión Europea por vulnerar la independencia de los jueces, como denuncia este jueves uno de ellos. "Apelo a Europa porque no está defendiendo nuestra indpendencia", se lamenta Igor Tuleya.

Protestas también por el acoso a la diversidad sexual porque decenas de pueblos polacos han colgado carteles declarándose libres de la ideología LGTBI. Un tema por el que Bruselas también ha advertido a Hungría. El presidente de su Parlamento comparó a los homosexuales que quieren adoptar con pedófilos. Es uno de los fundadores del partido del primer ministro Orban que hace una semana decía que "la Unión Europea no se ha creado para ser una Unión Soviética". Denunciaba así la imposición de criterios ideológicos que, considera, quiere hacer Bruselas.

En Polonia miles de mujeres salen a la calle en una huelga general que pone en evidencia el rechazo social ante el último fallo contra el aborto, una sentencia del constitucional que prácticamente lo ilegaliza. Las iglesias están siendo el blanco de esa ira ciudadana. El domingo los manifestantes irrumpieron en misa protestando contra la sentencia, lo nunca visto en el país más católico de Europa. Esta semana muchos templos y estatuas del Papa Juan Pablo II han sido objeto del vandalismo.

El primer ministro Jaroslaw Kaczynski califica de criminales las manifestaciones en una Polonia desbordada por la pandemia. La oposición parlamentaria cree que echa más gasolina al fuego. Ya ha habido los primeros choques entre partidarios y detractores en Varsovia.

El movimiento huelga de las mujeres que coordina las protestas desde ayer ha publicado los nombres y las direcciones de los magistrados del Tribunal Constitucional y de los diputados pro-vida.

El Tribunal Constitucional de Polonia ha declarado anticonstitucional la interrupción voluntaria del embarazo. A raíz de esta sentencia hablamos de la opinión pública respecto al aborto.

España está en el top 15 de los países que lo defienden. Aproximadamente el 80% de la población lo justifica.

Hay cinco tipos de sociedades en el mundo respecto a este tema: las más favorables (Suecia, Noruega…), sociedades favorables (España, Francia, Reino Unido, Australia…), divididas, que están en la media mundial (EE.UU., Grecia, Rusia, Italia…), desfavorables (Polonia, México, Argentina, Chile) y las que están totalmente en contra (China, Myanmar, Etiopía, Nigeria, Colombia, Perú o Bolivia).

Hay un factor, el religioso, que es clave para la orientación del país. A mayor identificación con la religión, mayores reticencias ante el aborto.

Protestas en Polonia por la prohibición del aborto en caso de malformación del feto. Hay al menos quince detenidos. La ultraderecha polaca aplaude la decisión del Tribunal Constitucional. El Consejo de Europa la califica de "día triste para los derechos de las mujeres". Los manifestantes intentan sortear las barreras policiales para acercarse a la sede del partido nacionalista en el poder Ley y Orden. A él pertenecen la mayoría del centenar de diputados que acudieron al Constitucional para prohibir la interrupción voluntaria del embarazo por malformación fetal. El supuesto que utilizaron el 97 por ciento de los 1.100 abortos legales practicados el año pasado en Polonia. Tras la sentencia solo será posible interrumpir el embarazo en Polonia por violación, incesto o riesgo para la madre, lo que hace temer el aumento de abortos clandestinos.

Centenares de personas han salido a la calle en Varsovia y otras ciudades del país para protestar contra la sentencia del Tribunal Constitucional que elimina el supuesto de malformación del feto, que se reclamó en el 97% de las interrupciones del embarazo en el país. "Es una sentencia contra las mujeres", afirman las asociaciones feministas y la oposición.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha afirmado en La Hora de La 1, en relación a la reforma del aborto que se encuentra todavía en una fase "muy inicial" de trabajo y no es "inminente" su llegada al Parlamento. "Claro que creo que una mujer de 16 o 17 años puede tomar una decisión tan importante para su vida", ha asegurado. 

El Tribunal Constitucional tiene varios asuntos relevantes encima de la mesa. Por ejemplo, tiene que pronunciarse sobre las condenas del Supremo a los líderes independentistas catalanes por sedición, algo que no ocurrirá hasta el año que viene. También hay otros recursos de amparo que buscan anular sus sentencias a prisión como los presentados por el ex Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, o el exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato. En la cola de sentencias pendientes también está el recurso que el Partido Popular presentó hace 10 años contra la ley del aborto aprobada durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero o los que presentó el PSOE con la ley de seguridad ciudadana o la prisión permanente revisable. Además, el TC debe pronunciarse sobre algunas de las reformas urgentes aprobadas durante el estado de alarma.

Bajo el lema '"por la autonomía de nuestros cuerpos y contra los fundamentalismos religiosos", Argentina ha dejado las protestas feministas para el lunes 9 de marzo. Estas marchas han puesto el foco en la legalización del aborto. El presidente Alberto Fernández ya ha dicho que en breve enviará el proyecto de ley para que sea debatido por ambas cámaras.

La Corte Constitucional de Colombia ha desistido de pronunciarse sobre una ponencia para despenalizar el aborto antes de las 16 primeras semanas de gestación, por lo que se mantendrán las tres causas que lo permiten desde 2006 en este país sudamericano. Horas antes, centenares de personas, unas a favor y otras en contra, se manifestaron en las afueras del Palacio de Justicia en Bogotá.

Alberto Fernández ha iniciado su andadura como presidente de Argentina con el anuncio de una ley para legalizar el aborto en el país. Fernández enviará en diez días un proyecto de ley para permitir la interrupción del embarazo dentro la sanidad pública en las primeras semanas. Abortar está penado con cárcel en Argentina por una legislación que tiene tiene 99 años.

Informa la corresponsal de RTVE en Argentina, Sagrario García-Mascaraque.

Argentina ha vivido este jueves su primer pañuelazo verde del 2020. Miles de mujeres han salido a la calle para exigir que el aborto sea legal. Un reclamo de organizaciones feministas por más de una década. Lograron que en 2018 el Congreso debatiera despenalizarlo hasta la semana 14. El Senado lo rechazó. Ahora recuperan la presión, con esperanzas renovadas ante el nuevo proyecto de ley que prepara el Gobierno.

Este 2020 el aborto está más cerca de ser legal en Argentina. El presidente argentino Alberto Fernández prepara un proyecto de ley para despenalizar el aborto. Para las organizaciones feministas, la marea verde es imparable. Varias marchas recorrerán el país exigiendo cambios legales. Actualmente, el aborto solo está permitido en casos de violación o riesgo para la salud de la madre y está penado con 4 años de cárcel.