Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Senado argentino ha ratificado la despenalización del aborto con 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención. Con esta ley, Argentina se convierte en el cuarto país de América Latina donde el aborto es legal,a partir de ahora, será legal hacerlo hasta las 14 semanas de gestación. Hace dos años, la Cámara Alta lo tiró abajo. Ahora ha dado luz verde quizá porque, esta vez, la iniciativa legislativa ha venido de la mano del gobierno y porque se ha votado junto a otra ley, "el plan de los 1000 días": un paquete de medidas económicas de apoyo a las mujeres que optan por ser madre. Los políticos ya han llegado a un consenso, pero en la calle continúa la confrontación. Más allá de los muros del Senado argentino, dos colores, verde y celeste, y dos imágenes contrapuestas, la celebración de quienes pedían esta ley y el silencio de los antiabortistas.

Gala Díaz, Directora de Protección Social de CIPPEC, ha celebrado la legalización del aborto en Argentina, porque entre otras cosas, acaba con la desigualdad. "Quien se lo podía costear, accedía de forma privada. Esta ley reduce desigualdades".

Espera que sea un primer paso en la región y que impulse otros movimientos similares en los países vecinos. Sobre el debate en la sociedad de su país y la división de opiniones, asegura que saca algo positivo. "Hay una polarización, pero también esperanza porque el debate fue cordial y democrático y se respetaron las distintas posiciones".

Argentina ya es, junto a Cuba y a Uruguay, el tercer país latinoamericano con una ley de aborto de plazos y no de supuestos. Una excepción en la zona: el 90% de las latinoamericanas tienen prohibido abortar por ley y, sin embargo, Latinoamérica es la región del mundo en la que más abortos se practican. Países como El Salvador, Nicaragua u Honduras prohíben la práctica sin excepciones con fuertes penas de cárcel, incluso cuando la embarazada es una niña violada. Y aunque algunos países tienen leyes de supuestos, estos son muy extremos e, incluso cuando se dan, la mayoría de las mujeres tampoco pueden abortar porque se encuentran con que ningún médico accede a hacerlo por lo que tienen que recurrir al aborto clandestino. De hecho, se calcula que más de la mitad de los abortos que se practican en la región son clandestinos y que en torno a unas 10.000 mujeres mueren cada año en esos procesos.

Cecilia Nicolini, asesora del presidente Alberto Fernández, ha dicho que están viviendo este acontecimiento con mucha emoción. "Después de tantas décadas de lucha para las mujeres argentinas significa un gran avance para nosotras y todas las mujeres en la región, acceder a un aborto legal, seguro y gratuito", ha dicho.

Explica que era un compromiso del presidente del Gobierno, que la llevó al Congreso, y que es el resultado de la lucha en la calle.

La votación se prevé muy ajustada. Treinta y tres senadores votarán a favor, treinta y dos en contra, dos ausentes que habrían votado en contra y cinco indecisos que todavía no se han pronunciado públicamente. No se descarta un empate y que sea la presidenta de la Cámara y vicepresidente del país, Cristina Kirchner, sea la que incline la balanza con su voto de calidad. Informa Alejandra Martínez.

La Cámara de Diputados de Argentina ha aprobado este viernes un proyecto de ley que permite acceder libre y legalmente al aborto hasta la semana 14 de gestación y que ahora deberá pasar al Senado para su debate y eventual sanción.

El texto, que fue impulsado por el Gobierno de Alberto Fernández, ha recibido 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones, tras una sesión que se ha extendido 20 horas y durante la que multitud de personas se manifestaron, tanto a favor o en contra, a las afueras del Congreso en Buenos Aires.

La policía polaca empuja a los manifestantes que intentaban llegar anoche al Parlamento. Las protestas se repiten a diario desde que hace un mes el Constitucional dictó una sentencia que, en la práctica, impide abortar en Polonia. En el hemiciclo, el dirigente del ultraconservador partido Ley y Justicia defendía al Tribunal, controlado por jueces de su formación. 

La polémica reforma judicial realizada por el gobierno polaco le costó la primera llamada al orden de la Unión Europea por vulnerar la independencia de los jueces, como denuncia este jueves uno de ellos. "Apelo a Europa porque no está defendiendo nuestra indpendencia", se lamenta Igor Tuleya.

Protestas también por el acoso a la diversidad sexual porque decenas de pueblos polacos han colgado carteles declarándose libres de la ideología LGTBI. Un tema por el que Bruselas también ha advertido a Hungría. El presidente de su Parlamento comparó a los homosexuales que quieren adoptar con pedófilos. Es uno de los fundadores del partido del primer ministro Orban que hace una semana decía que "la Unión Europea no se ha creado para ser una Unión Soviética". Denunciaba así la imposición de criterios ideológicos que, considera, quiere hacer Bruselas.

En Polonia miles de mujeres salen a la calle en una huelga general que pone en evidencia el rechazo social ante el último fallo contra el aborto, una sentencia del constitucional que prácticamente lo ilegaliza. Las iglesias están siendo el blanco de esa ira ciudadana. El domingo los manifestantes irrumpieron en misa protestando contra la sentencia, lo nunca visto en el país más católico de Europa. Esta semana muchos templos y estatuas del Papa Juan Pablo II han sido objeto del vandalismo.

El primer ministro Jaroslaw Kaczynski califica de criminales las manifestaciones en una Polonia desbordada por la pandemia. La oposición parlamentaria cree que echa más gasolina al fuego. Ya ha habido los primeros choques entre partidarios y detractores en Varsovia.

El movimiento huelga de las mujeres que coordina las protestas desde ayer ha publicado los nombres y las direcciones de los magistrados del Tribunal Constitucional y de los diputados pro-vida.

El Tribunal Constitucional de Polonia ha declarado anticonstitucional la interrupción voluntaria del embarazo. A raíz de esta sentencia hablamos de la opinión pública respecto al aborto.

España está en el top 15 de los países que lo defienden. Aproximadamente el 80% de la población lo justifica.

Hay cinco tipos de sociedades en el mundo respecto a este tema: las más favorables (Suecia, Noruega…), sociedades favorables (España, Francia, Reino Unido, Australia…), divididas, que están en la media mundial (EE.UU., Grecia, Rusia, Italia…), desfavorables (Polonia, México, Argentina, Chile) y las que están totalmente en contra (China, Myanmar, Etiopía, Nigeria, Colombia, Perú o Bolivia).

Hay un factor, el religioso, que es clave para la orientación del país. A mayor identificación con la religión, mayores reticencias ante el aborto.

Protestas en Polonia por la prohibición del aborto en caso de malformación del feto. Hay al menos quince detenidos. La ultraderecha polaca aplaude la decisión del Tribunal Constitucional. El Consejo de Europa la califica de "día triste para los derechos de las mujeres". Los manifestantes intentan sortear las barreras policiales para acercarse a la sede del partido nacionalista en el poder Ley y Orden. A él pertenecen la mayoría del centenar de diputados que acudieron al Constitucional para prohibir la interrupción voluntaria del embarazo por malformación fetal. El supuesto que utilizaron el 97 por ciento de los 1.100 abortos legales practicados el año pasado en Polonia. Tras la sentencia solo será posible interrumpir el embarazo en Polonia por violación, incesto o riesgo para la madre, lo que hace temer el aumento de abortos clandestinos.

Centenares de personas han salido a la calle en Varsovia y otras ciudades del país para protestar contra la sentencia del Tribunal Constitucional que elimina el supuesto de malformación del feto, que se reclamó en el 97% de las interrupciones del embarazo en el país. "Es una sentencia contra las mujeres", afirman las asociaciones feministas y la oposición.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha afirmado en La Hora de La 1, en relación a la reforma del aborto que se encuentra todavía en una fase "muy inicial" de trabajo y no es "inminente" su llegada al Parlamento. "Claro que creo que una mujer de 16 o 17 años puede tomar una decisión tan importante para su vida", ha asegurado.