Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Selene supo que estaba embarazada con 19 años. Siempre quiso ser madre, pero sintió que no era su momento. Acudió a un centro de salud, pero, no recibió la ayuda esperada. “En cada parte del proceso lo que hacen los profesionales sanitarios es repetirte la pregunta, replanteártela, infantilizar la decisión que has tomado. En la parte de la ecografía una vez ha terminado ellos no tiene la obligación de enseñártela, aun así, decidieron girar la pantalla, te dice ahí hay un bebé, y se hace bastante complicado”, cuenta a 'Las Claves del Siglo XXI'. Aquí comenzó un viaje emocional a Valladolid, que aún le duele recordar: “Lo que pasa en Salamanca y en toda Castilla y León es que el departamento se declara objetor de conciencia, entonces de Salamanca te mandan a Valladolid, de Valladolid a Soria”. Selene no es la única mujer que ha tenido una experiencia similar, en Madrid, cada día aborta una media de 54 mujeres, lo hacen en centros concertados de manera gratuita. La mayoría acude aquí porque, según explica Sonia, “todavía existe esa anomalía de la ley en la que los profesionales de la pública no están formados. Y las Comunidades Autónomas han acordado con las clínicas privadas que se aquí donde ejerzan su derecho”. A ello se suma la objeción de conciencia a la que se acogen los médicos. En nuestro país la mujer tiene derecho a decidir bajo qué método, si quiere el farmacológico o el instrumental, y tiene que ser la mujer con información y sabiendo sus condicionantes la única que tiene que decidir bajo qué método quiere interrumpir en su embarazo. Aun así, esta norma no se cumple. Cataluña, es una de las comunidades que más abortos realiza en la pública, pero solo si es mediante el método farmacológico. 37 años después de ser despenalizado, el aborto parece que continúa siendo una asignatura pendiente en nuestro país.

Foto: Getty

Semana intensa en la que han dado un paso adelante normas tan fundamentales como la reforma de la ley del aborto, y la ley de libertad sexual, conocida como ley del sólo sí es sí. Nos centraremos en la primera de ellas, y en un tema muy controvertido: la maternidad subrogada, gestación por sustitución o vientres de alquiler, que son los diferentes nombres que recibe. La reforma de la ley del aborto ha declarado esta práctica como una forma más de violencia contra la mujer, y prohíbe la publicidad de las agencias intermediarias. Según los datos oficiales, entre 2010 y 2020, se recibieron en los consulados españoles 2.856 solicitudes de inscripción de menores nacidos a través de esta vía, y el 88% se hicieron efectivas. La mayoría fueron presentadas por parejas heterosexuales, en un 65%; y dos países se llevan el mayor peso: EE.UU. y Ucrania. Así nos lo cuenta Ana Trejo, en una investigación recién publicada titulada En el nombre del padre. Hablaremos con ella, pero también con la otra parte, para conocer sus motivos: Anabel Manchón y Rubén García, un matrimonio español que ha recurrido a este camino para formar una familia, en Tailandia y Ucrania. Y sin salir de las novedades introducidas en la reforma de la Ley del Aborto, nos detenemos también en las bajas por reglas incapacitantes.

toleranciacero.rne@rtve.es

Ángela Rodríguez, secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, nos habla en el Informativo 24 horas de RNE del borrador del anteproyecto de la nueva ley del aborto. Rodríguez denuncia que "los cuerpos de las mujeres no se han utilizado para diseñar la medicina y las políticas públicas" y normaliza el hecho de solicitar una baja por dolores menstruales: "Hay que asumir que no se puede ir a trabajar con dolor"

Para evitar que los médicos sean objetores de conciencia en la pública y sí practiquen el aborto en la privada, la secretaria de Estado de Igualdad propone que la objecion de conciencia sea, a priori, universal. Sobre la Ley del solo sí es sí, Rodríguez explica que no ha sido posible el consenso con otras formaciones políticas porque: "Al parecer el PSOE y el PP tienen un acuerdo que imposibilita este pacto"

El Consejo de Ministros ha dado este martes luz verde a la nueva ley del aborto, que garantizará que las mujeres puedan acceder a este derecho en el hospital público más cercano, el fin de la exigencia del consentimiento paterno para las menores de 16 y 17 años, un permiso retribuido a partir de la semana 39 de embarazo y baja laboral por reglas incapacitantes. También se distribuirá la píldora del día después de forma gratuita en centros de salud.

Tras meses de negociaciones en el seno del Ejecutivo, el Ministerio de Igualdad está satisfecho con el anteproyecto de reforma de la ley del aborto, aunque por el camino se han quedado fuera medidas destacadas, como la reducción del IVA de compresas y tampones, y finalmente el permiso retribuido para embarazadas comenzará en la semana 39 de gestación y no en la 36, como quería el departamento de Irene Montero en un principio.

El Consejo de Ministros ha dado este martes luz verde a nueva ley del aborto, que garantizará que las mujeres puedan acceder a este derecho en el hospital público más cercano, el fin de la exigencia del consentimiento paterno para las menores de 16 y 17 años, un permiso retribuido a partir de la semana 39 de embarazo y baja laboral por reglas incapacitantes. También se distribuirá la píldora del día después de forma gratuita en centros de salud.

El Consejo de Ministros ha aprobado el texto de la ley del aborto y en el 14 Horas de RNE hemos hablado con Txantón Martínez-Astorquiza, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), quien considera que el uso de hospitales para realizar interrupciones del embarazo de menos de 14 semanas "no es necesario" por tratarse de una intervención ambulatoria que se realiza con medicación. Señala también que, a su parecer, las listas de objetores pueden llegar a estigmatizar a los profesionales a la hora de ser contratados y destaca la necesidad de incrementar el gasto en educación sexual en las aulas. 

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha destacado que con la aprobación de la ley del aborto, que incluye el derecho a una baja por reglas dolorosas incapacitantes, España se convierte en "el primer país de Europa en reconocer la salud menstrual como un derecho".

En una entrevista en La Hora de la 1, Montero ha reiterado que estas bajas serán "asumidas por el Estado" y quitarán "la estigma, vergüenza" de hablar sobre la menstruación.

FOTO: Irene Montero, durante una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. EFE/ Fernando Alvarado

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, emplaza al Gobierno a ser “más ambicioso” en la protección de quienes más están sufriendo el incremento de los precios. Dice que aquellos trabajadores que cobran en torno a 1.000 euros no pueden hacer frente ahora a la subida de la energía y los alimentos y propone una prestación que cubra sus necesidades más básicas: “Hay gente que para pagar la luz o el gas tiene que gastar menos en el supermercado. Sería bueno una prestación para hacer frente a este incremento de precios”. En ese sentido, propone un cambio en el impuesto de Sociedades para hacerla posible: “Si en el impuesto de sociedades se marcara como tipo mínimo el 15% se podría conseguir que tenga una prestación que cubra a esta gente”. Culpa al Gobierno y a la patronal de la falta de acuerdo en el llamado ‘pacto de rentas’ y reitera que se abre un periodo de conflictividad social: “Hemos decidido emprender un proceso de tensionamiento: los trabajadores no pueden pagar el precio de una crisis de precios que nada tiene que ver con ellos sino con el mercado energético. Las empresas están derivando esos incrementos a los precios al consumo”. Concluye Sordo que “la CEOE quiere que los trabajadores paguen el pato”. Por último, sobre las bajas por reglas muy dolorosas, dice que “es necesario que cualquier dolor que inhabilite para trabajar tenga una baja”. Cree que es una medida positiva y sobre el debate de la posible estigmatización de las mujeres, concluye: “Creo que no se puede tolerar que situaciones que objetivamente están ahí, que es que las mujeres menstrúan, pueda estigmatizar nadie (…) Hay que proteger la salud de todos los trabajadores sabiendo que no se les puede estigmatizar”.

Miles de mujeres salieron este sábado a las calles de las principales ciudades de Estados Unidos para manifestarse a favor del aborto legal en todo el país, ante la posibilidad de que el Tribunal Supremo tumbe próximamente la protección constitucional de este derecho.

FOTO: Manifestantes a favor del aborto caminan por el puente Brooklyn en Nueva York (Estados Unidos). Yuki IWAMURA / AFP

En EE.UU. los demócratas no han conseguido los votos necesarios para aprobar una ley que garantice el derecho al aborto en todo el país. Los estados cuentan con que el Tribunal Supremo, como se filtró hace días, deje la regulación en sus manos, y ya están preparando sus propias leyes, unos para restringirlo y otros para asegurarlo.

El Ministerio de Igualdad ultima la ley del aborto que previsiblemente se aprobará en el próximo Consejo de Ministros, una ley, que según el borrador, permitirá de nuevo a las menores de 16 y 17 años abortar sin el permiso paterno, garantizará la interrupción voluntaria del embarazo en los centros sanitarios públicos, regulará la objeción de conciencia y eliminará el IVA de los productos de higiene femenina.

FOTO: Getty Images