Enlaces accesibilidad

Fosas comunes en Ucrania: un concepto complejo con varios casos reportados

Por
Imagen de la agencia EFE donde un religioso observa una de las fosas durante el entierro de un soldado ucraniano, con el sello VerifcaRTVE en blanco
Imagen de la agencia EFE donde un religioso observa una de las fosas durante el entierro de un soldado ucraniano VerificaRTVE

Desde que estalló la guerra de Ucrania el 24 de febrero han surgido informaciones sobre la aparición de fosas comunes en zonas como Kiev, Jersón, Mariúpol, Bucha o Chernihiv. Las imágenes que circulan apuntan a crímenes de guerra, pero hemos encontrado el concepto “fosa común” para describir escenarios muy distintos, no siempre alineados con lo que se entiende legalmente por este tipo de enterramiento colectivo en cuanto a número de víctimas o afán de encubrimiento. Repasamos los casos que más se han denunciado.

Fotogalería: ¿Fosas comunes en Ucrania?

anterior siguiente
9 Fotos 1 / 9 ver a toda pantalla
  • Bucha. Geolocalización del enterramiento. Imagen: Maxar/Reuters, RTVE, con el sello VerificaRTVE en blanco

    Bucha

    Bucha. Geolocalización del enterramiento. Imagen: Maxar/Reuters, RTVE

  • Mariúpol. Geolocalización del enterramiento. Imagen: Google Earth, RTVE, con el sello VerificaRTVE en blanco

    Mariúpol

    Mariúpol. Geolocalización del enterramiento. Imagen: Google Earth, RTVE

Las autoridades ucranianas han hablado de fosas comunes en Bucha, en Kalynivka (12) y en Kiev. Hemos visto imágenes de los dos primeros casos, pero no del tercero. A veces las hileras de cientos de tumbas que han captado los satélites y reproducido los medios son obra de los propios ucranianos, que trataron de dar sepultura a los cuerpos de los suyos con la mayor dignidad según las circunstancias, incluso identificando en la medida de lo posible individualmente a los enterrados. Las zanjas se cavan en zonas como las cercanías de los cementerios, porque o bien no dan abasto para albergar más víctimas de la guerra, o bien han sido objeto de bombardeos que impedían su utilización.

Hemos consultado fuentes expertas y hemos comprobado que no existe un concepto único de fosa común, ni siquiera en cuanto al número de víctimas que debe contener para ser considerada como tal. Judi Mionki, abogada especializada en Derechos Humanos y Derecho Penal Internacional que ha trabajado en casos de la Corte Penal Internacional, institución encargada de investigar los crímenes de guerra, nos dirige al Protocolo sobre Protección e Investigación de fosas comunes de la Universidad de Bournemouth (Reino Unido). 

Este documento describe en su página 4 una fosa común como un lugar que “contiene una multitud (más de un cuerpo)”. El médico forense y profesor de la Universidad de Málaga Fernando Martín contesta “varios” cuando se le pregunta por el número de cadáveres que debe contener una fosa para ser considerada común. Un informe de 2020 de la entonces relatora especial para Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias de la ONU, Agnes Callamard, señala que hay que diferenciar entre las fosas comunes que contienen “de dos a seis cuerpos” y las que albergan “cientos” o “miles” de cadáveres, aunque “todas las víctimas requieran atención” (pág. 5).

La ONU nombra en ese informe otras características a tener en cuenta: la primera es que estos lugares de entierro presentan circunstancias que justifican una investigación sobre la legalidad de la muerte y/o el método de disposición del cuerpo. También habla de la violación de las últimas voluntades, la violación masiva de los derechos humanos, el trato irrespetuoso de los cuerpos, la intención de ocultar la escena y la posible relación con delitos de desaparición y genocidio. 

No todos estos rasgos se dan en cada episodio denunciado en Ucrania. Este es el motivo por el que algunas organizaciones como Amnistía Internacional prefieren no hablar todavía de fosas comunes. Esta ONG de referencia en materia legal y de crímenes de guerra asegura a VerificaRTVE que hasta la fecha no registra “la existencia documentada” de fosas comúnes en Ucrania

Tampoco Naciones Unidas incluye la expresión fosa común en su recuento de atrocidades en Ucrania, que incluye violaciones y uso de armas prohibidas. Por tanto, el matiz legal no implica un nivel de respeto menor a las víctimas. En estos escenarios de los que vamos a hablarte han aparecido personas con tiros en la nuca y las manos atadas, con uñas arrancadas, con signos de tortura, todo ello prohibido por el Derecho Internacional. Amnistía Internacional condena en un informe la barbarie de las ejecuciones extrajudiciales cometidas por el Ejército ruso en la guerra (pág. 5). Te explicamos lo que hemos averiguado.

Bucha, el símbolo

El horror de Bucha no se quedó solo en la calzada de la bautizada como “Avenida de los Cuerpos”. Hemos leído titulares que nos hablan de varias fosas comunes cavadas en la ciudad situada a 30 kilómetros de Kiev, pero la más conocida es la localizada junto a la iglesia principal de la ciudad (50.5488831,30.2039282). El alcalde de Bucha habla de “280 personas enterradas”. Las imágenes satelitales demuestran la existencia de esta excavación, y en este vídeo publicado por la agencia oficial Unian se puede ver cómo se exhuman a algunos de los 73 cuerpos allí presentes. Las tumbas no las han cavado los rusos, por lo que no hay intención de ocultar la escena. Según explicaron los vecinos de Bucha a los corresponsales de RTVE, ellos mismos tuvieron que enterrar a los fallecidos en este cementerio improvisado. Pudieron hacerlo solo después de decir a los soldados rusos que también había miembros de su Ejército entre los fallecidos. Pese a los muchos bulos que han circulado sobre que estos crímenes eran un montaje, los muertos de Bucha son reales, como hemos podido verificar

Mariúpol, la ciudad más castigada

El 9 de marzo, el periodista de AP Evgeniy Maloletka captó imágenes de lo que describe como una “fosa común abierta por las autoridades ucranianas en los alrededores de esta ciudad”, la más afectada por la invasión rusa. En ella, funcionarios enterraban a sus compatriotas muertos envueltos en sacos de plástico y mantas. Puedes verlo también en este vídeo de RTVE.es, donde hay testimonios de testigos y queda patente la ausencia de ceremonias y cumplimiento de últimas voluntades (dos de los rasgos señalados por la ONU). Según Maloletka, había “más de 70 cuerpos” en su interior. También existen otros vídeos que muestran este enterramiento múltiple (1 y 2). Human Rights Watch habla de “evidencias de que las fuerzas rusas enterraron a algunas de las víctimas en al menos dos fosas comunes en pueblos vecinos [de Mariúpol]”, pero en el momento de escribir estas líneas ni la ONG ni los periodistas, a los que hemos consultado, nos han aclarado el emplazamiento de estas fosas. 

Chernihiv, evidencias visuales

Otra de las ciudades que ha sufrido el asedio del Ejército ruso es ChernihivLesia Vasylenko, diputada del parlamento ucraniano, y el Centro para la Resiliencia de la Información han descrito el “descubrimiento de fosas comunes en el lugar”. Se han localizado las zanjas en el bosque Yalivshchyna (51.527611, 31.302965). Imágenes satelitales de la empresa Planet muestran cómo ha cambiado el terreno de este lugar durante la guerra. En los vídeos que han circulado y que ha difundido el propio alcalde de la ciudad, Vladislav Atroshenko, se observa que se trata de zanjas cavadas por los propios ucranianos (1 y 2). Se utilizaron ataúdes de madera, por lo que no hay un tratamiento irrespetuoso de los cuerpos.

Motyzhyn, el intento de ocultar un asesinato múltiple

El 2 abril se viralizaron en redes sociales imágenes que mostraban cuatro cuerpos semienterrados en la arena. Autoridades y agencias de información publicaron vídeosfotos y noticias que corroboraron la escena y se identificó a las víctimas como la alcaldesa de Motyzhyn y su familia. El lugar donde se encontraron los cadáveres está en una zona boscosa de la localidad situada a 20 kilómetros de Bucha (50.3963159,29.9518703). La pareja de uno de los fallecidos, Daria Belenitsyna, explicó que los combatientes rusos secuestraron a la familia el 23 de marzo. No hay pruebas de quién enterró posteriormente los cuerpos, por lo que las circunstancias de las muertes son susceptibles de ser investigadas. En esta pieza de VerificaRTVE te explicamos todos los detalles que se conocen sobre este hallazgo

Vynorhradne, sin imágenes a pie de suelo

Las autoridades ucranianas han hablado de fosas comunes en otros casos para los que hemos encontrado imágenes satelitales, pero donde no hay una segunda confirmación externa ni análisis de medios independientes. En Vynorhradne, población una zona de dominio ruso situada a 12 kilómetros al este de Mariúpol, la compañía de imágenes satelitales Maxar ha detectado una fosa junto a un cementerio. El Ayuntamiento de Mariúpol asegura en Telegram que se trata de una trinchera de 45 metros de largo y 25 de ancho con cabida para más de 1.000 civiles, lo que puede indicar una violación masiva de los derechos humanos. Sin embargo, por el momento no hay imágenes a pie de suelo para discernirlo. 

Staryi Krym, zanjas junto a un cementerio

En Staryi Krym, también en área de influencia rusa a 5 kilómetros al norte de Mariúpol, se da una situación parecida: zanjas descritas como fosas comunes por las autoridades, situadas junto al antiguo cementerio del lugar, y dadas a conocer por imágenes satelitales (en este caso, ofrecidas por Radio Liberty). A partir de esta información, el Ministerio de Defensa ucraniano ha explicado que son trincheras de “más de 200 metros” y que las instantáneas “demuestran que los invasores están cavando trincheras para fosas comunes”. El alcalde de Mariúpol, Vadym Boichenko, sostiene que los cadáveres los trasladaban al lugar los soldados rusos, lo que sugiere un trato irrespetuoso de los cuerpos, uno de los rasgos de fosa común que señala la ONU. En la fecha de publicación de este artículo tampoco encontramos aquí imágenes a pie de suelo con visión directa de los cadáveres.

Jersón, zanjas cavadas sin pruebas de la existencia de cuerpos en su interior

Imágenes satelitales captadas por Planet comentadas por el usuario especializado Nathan Ruser y el Centro para la Resiliencia de la Información muestran cómo se han ido añadiendo hileras de tumbas entre el 28 de febrero y el 15 de abril en Jersón, ciudad ocupada por Rusia. Según Ruser, son 824 nuevas cavidades, cifra que han redifundido las Fuerzas Armadas de Ucrania. Se trata de un elevado número de tumbas que sugiere violación masiva de los derechos humanos, aunque el hecho de que se hayan cavado cerca del cementerio no indica afán de ocultación. Existe un vídeo que medios ucranianos atribuyen al arcipreste de la Iglesia de la Intercesión de la Santísima Vírgen de Jersón, Serhiy Chudynovych, aunque no lo hemos encontrado en su Facebook, lugar que se cita como fuente. Este vídeo muestra la fosa a pie de calle y en él alguien explica que las tumbas son para soldados fallecidos del Batallón de Defensa Territorial de Jersón.

Mangush, tumbas individuales

En la localidad de Mangush, al oeste de Mariúpol (47.073233, 37.300564), el alcalde Vadym Boichenko también ha denunciado la presencia de fosas comunes. “Los ocupantes cavaron nuevas trincheras y las llenaron de cadáveres todos los días durante todo el mes de abril”, ha asegurado. Boichenko aportó fotos de tumbas con letreros en Telegram, afirmando que se trataba de “268 enterramientos y que había cuatro sectores similares, y por tanto cerca de 1.000 víctimas, y entre 3.000 y 9.000, en todo Mangush”. Puedes ver las imágenes satelitales del emplazamiento en esta noticia de RTVE.es. Las tumbas tienen letreros identificativos, lo que las alejaría de la idea de fosa común cavada por los rusos. El alcalde dice que es un truco propagandístico de Rusia “para ocultar la escala del genocidio” (concepto que ya te hemos explicado en VerificaRTVE). El periodista de la CNN Bruno Carvalho, que ha grabado un vídeo desde el lugar, rechaza la idea de fosa común y dice que “algunas de las tumbas tienen fechas de nacimiento y defunción”. 

Buzova, la fosa común que no existió

Se ha publicado que el 10 de abril las tropas ucranianas encontraron una nueva fosa común con decenas de civiles en Buzova, un pueblo situado cerca de Kiev. La agencia Reuters publicó instantáneas de los cadáveres encontrados (123 y 4). Un responsable local, Taras Didich, explicó en declaraciones al canal ICTV de la televisión ucraniana que estos cuerpos habían sido “torturados y asesinados por los invasores rusos”. Sin embargo, verificamos el caso y lo que se halló fueron dos cadáveres en un pozo (en este vídeo compartido en Twitter se ve cómo extraen uno de los cuerpos). Este caso es de los más claros que hemos encontrado: el propio alcalde de la localidad y varios periodistas presentes en el lugar negaron que hubiera una fosa común

*13-05-2022. Actualización para incluir el informe de las Naciones Unidas "Rusia en el punto de mira por las atrocidades de Ucrania durante la reunión del Consejo de Derechos Humanos". 

Noticias

anterior siguiente