Enlaces accesibilidad

Bruselas propone mantener suspendidas en 2022 las normas de déficit y deuda públicos

  • La Comisión Europea pide que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento siga suspendido durante 2022
  • Se espera que las normas vuelvan a aplicarse en 2023

Por
Banderas de la Unión Europea ondean ante la sede de la Comisión Europea en Bruselas (Bélgica)
Banderas de la Unión Europea ondean ante la sede de la Comisión Europea en Bruselas (Bélgica) EFE/Stephanie Lecocq

La Comisión Europea (CE) ha propuesto este miércoles que las normas comunitarias que limitan el déficit y deuda públicos sigan suspendidas en 2022 y que se reactiven en 2023, con el objetivo de que los gobiernos del bloque mantengan los estímulos conómicos que desplegaron desde el inicio de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19 para reactivar sus economías.

Bruselas ha incluido esta propuesta en las recomendaciones de política económica y fiscal para la Unión Europea, publicadas este miércoles y ha abogado por mantener las políticas de apoyo económico durante 2021 y 2022.

La CE ha pedido que durante 2022 siga suspendido el Pacto de Estabilidad y Crecimiento que mantiene el déficit público por debajo del 3% del Producto Interior Bruto (PIB) y exige que la deuda pública no supere el 60% del PIB. El pasado 3 de marzo, la CE ya abogó por mantener la cláusula de salvaguarda del pacto activa durante 2022 y defendió que la decisión sobre su desactivación se tome después de realizar un análisis sobre el estado de la economía basado en criterios cuantitativos.

"Se cumplen las condiciones"

Según las últimas previsiones económicas del Ejecutivo comunitario, la economía volverá a las cotas previas a la pandemia en el cuarto trimestre de este año en los Veintisiete y en el primer trimestre de 2022 en la eurozona. En este sentido, la Comisión Europea ha asegurado que "se cumplen las condiciones para la aplicación continuada de la cláusula de salvaguarda en 2022 y su desactivación a partir de 2023".

La Comisión Europea ha visto "lógico" no adoptar la decisión de abrir procedimientos por déficit y deuda excesivos a los países debido a la "incertidumbre" que existe todavía, y considera un criterio cuantitativo "clave" la comparación del nivel de la actividad económica en la UE o la eurozona con los niveles previos a la crisis, a finales de 2019.

La CE ha destacado que hasta 23 Estados miembros superan el umbral del 3% del PIC de déficit y 13 países rebasan el 60% de deuda pública. Además, ChipreItalia y Grecia continúan presentando desequilibrios económicos "excesivos", mientras que CroaciaPortugalIrlandaFranciaRumanía, España, AlemaniaPaíses Bajos y Suecia tienen desequilibrios.

El Ejecutivo comunitario también prevé reanudar el debate sobre la reforma de las normas de disciplina fiscal de la UE, que se vio interrumpido por la pandemia, en la segunda mitad de 2021. El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, ha admitido este miércoles que lograr un acuerdo para adaptar esas normas "no será una tarea fácil".

Mantener el apoyo económico

La Comisión Europea también ha instado a mantener durante 2021 y 2022 las políticas fiscales de apoyo y ha subrayado que los países "deberían evitar una retirada prematura del apoyo y aprovechar al máximo la financiación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia".

"La implementación de inversiones y reformas en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia ayudará a apoyar la recuperación económica, fomentar un mayor crecimiento potencial y empleo, reducir los desequilibrios y mejorar las finanzas públicas", ha indicado la CE, que ha detallado que los países con bajos niveles de deuda "deberían adoptar una postura fiscal de apoyo, también haciendo uso completo del Mecanismo de Recuparción y Resiliencia".

El Ejecutivo comunitario ha pedido que los Estados con un nivel elevado de deuda usen el fondo de recuperación para financiar "inversiones adicionales que respalden la recuperación, al tiempo que adoptan una postura fiscal prudente".

Asimismo, la CE ha añadido que cuando las condiciones económicas lo permitan, los Estados "deben aplicar políticas para lograr una posición fiscal prudente a medio plazo y garantizar la sostenibilidad fiscal a medio plazo".

Noticias

anterior siguiente
-->