Enlaces accesibilidad
Coronavirus

La Comisión de Salud Pública acuerda no retrasar las segundas dosis de Pfizer y Moderna

Por
Sanidad acuerda no retrasar las segundas dosis de Pfizer y Moderna

La Comisión de Salud Pública ha rechazado la posibilidad de retrasar las segundas dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna contra la COVID-19, según ha podido saber RTVE. En su reunión de este martes, los técnicos del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado continuar administrándolas tal y como pautan las farmacéuticas en sus prospectos y como recomienda la Agencia Europea del Medicamento.

El intervalo entre las dos inyecciones de la pauta completa se mantendrá en 21 días para el fármaco de Pfizer/BioNTech y en 28 días para Moderna, en lugar de las seis u ocho semanas que se plantearon para los menores de 80 años. La ventaja que se valoraba al duplicar la espera hasta los 42 y 56 días era poder proteger, al menos parcialmente, a más personas.

Más protegidos en menos tiempo

De acuerdo con un estudio publicado en abril por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, estas dos vacunas de ARNm alcanzan, con una sola dosis, una eficacia del 80 % contra infecciones de COVID-19, que se eleva hasta el 90 % con la pauta completa. 

El presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amos García Rojas, había apuntado antes este martes en el Telediario de TVE que la decisión de retrasar las dosis debía tomarse solo "cuando haya una situación evidente de déficit de vacunas o haya una necesidad objetiva de acelerar el proceso de vacunación" y había insistido en que "hay que cumplir" en todo momento "con la ficha técnica" de la vacuna.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - ¿Se deben espaciar más las dosis para acelerar la inmunización? - Escuchar ahora

"Lo que sí se ha visto es que con una dosis la protección que se obtiene es considerable", afirmó en el programa Las mañanas de RNE José Antonio Navarro, de la misma asociación, y coincidía con el jefe de Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla. "La primera dosis da una inmunidad parcial suficiente" señaló, por su parte, el epidemiólogo. 

Prácticamente desde el inicio de la campaña, Reino Unido adoptó la estrategia de espaciar las dosis de Pfizer hasta 12 semanas (84 días) para poder proteger a más personas en menos tiempo, aunque la Agencia Europea del Medicamento (EMA) no recomendaba retrasarlo más de 42 días. Así, con datos del 14 de abril, el 47,8 % de los británicos ya han recibido al menos una dosis de las vacunas, pero solo el 12,5 % cuenta con la pauta completa. 

¿A quién se vacuna con las dosis de Pfizer y Moderna?

Las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna se han destinado hasta ahora a personas mayores y grandes dependientes que viven en residencias, así como al personal sanitario y sociosanitario que les atiende y los considerados "de primera línea" frente a la pandemia. Ellos han conformado los colectivos más prioritarios en la estrategia del Gobierno, los grupos 1 y 2, que ya están mayoritariamente vacunados. 

Estas dosis corresponden también al resto de sanitarios: personal de hospital y atención primaria, profesionales de odontología, higiene dental, otro personal sanitario, junto al personal de salud pública, así como de instituciones penitenciarias...

Igualmente, ambos fármacos basados en ARN mensajero se están destinando a inmunizar a grandes dependientes y sus cuidadores profesionales, a mayores a partir de 80 años, entre los 79 y 70 años y personas con patologías del alto riesgo de COVID grave. 

Noticias

anterior siguiente