Enlaces accesibilidad
Coronavirus

El Gobierno fija tres etapas para la vacunación: los primeros serán el personal sanitario de las residencias y sus usuarios

Por
Ancianos y sanitarios de residencias serán los primeros en recibir la vacuna de la COVID-19

El Consejo de Ministros celebrado este martes ha aprobado el plan de vacunación contra el coronavirus, que establece tres etapas y determina que los primeros en recibir la vacuna serán los ancianos y discapacitados que se encuentran en residencias, así como los sanitarios y sociosanitarios que los cuidan. “Les seguirá el resto de personal sanitario y grandes dependientes no institucionalizados, también en esa primera etapa", ha explicado el ministro de Sanidad, Salvador Illa[Descarga aquí en .pdf la 'Estrategia de vacunación COVID-19 en España'].

14 horas - Los mayores en residencias y el personal de estos centros serán los primeros en vacunarse a partir de enero - Escuchar ahora



El ministro ha detallado que en la primera etapaque se desarrollará entre enero y marzo, "va a haber un suministro de vacunas muy limitado", aunque se espera poder inmunizar a 2,5 millones de personas. La segunda etapa se caracterizará por un aumento progresivo del número de vacunaciones, entre marzo y junio; mientras que en la tercera etapa, desde junio en adelante, se prevé ya un aumento significativo de dosis que servirán para vacunar a los restantes grupos de población prioritarios.

La estrategia de vacunación frente a la COVID-19 establece 18 grupos poblacionales a los que se irá administrando progresivamente, y por estricto orden de prioridad, las dosis de las vacunas que se vayan autorizando. Illa no ha especificado cómo estarán conformados el resto de grupos poblacionales a los que se administrará la vacuna en la segunda y tercera etapa, limitándose a señalar que "se darán a conocer oportunamente".

Sin embargo, sí que ha explicado que los grupos se han delimitado en función de cuatro niveles de riesgo: morbilidad grave y mortalidad, grado de exposición a la enfermedad, impacto socioeconómico y el ritmo de transmisión. El orden de prioridad se ha decidido en base a "criterios científicos, éticos y legales" dentro de un marco en el que prevalecen principios como el de igualdad, necesidad, equidad, protección a la discapacidad y beneficio social.

15ª vacuna del calendario del Sistema Nacional de Salud

El ministro de Sanidad ha querido dejar claro que todas las vacunas COVID que se administren en España "dispondrán de los mismos niveles de seguridad" de cualquier vacuna tanto a nivel nacional como de la Unión Europea. "Serán igual de seguras que cualquiera de las 14 que se administran en el calendario vacunal español", ha manifestado, detallando que, como ellas, serán gratuitas y estarán financiadas por el Sistema Nacional de Salud.

El plan contará con 13.000 puntos de vacunación y será de aplicación única para todo el país. El sistema, que ha sido acordado con las comunidades autónomas, prevé el inicio de las vacunaciones el próximo mes de enero, un plazo que dependerá de la autorización de los fármacos por parte de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y el posterior suministro llevado a cabo por las farmacéuticas.

El objetivo del plan aprobado por el Gobierno, tal y como ya adelantó el presidente Pedro Sánchez, será que "una parte muy sustancial de la población española pueda ser vacunada con todas las garantías en el primer semestre del año".

Dosis para inmunizar a 80 millones de personas

España prevé contar con dosis de vacuna contra el coronavirus suficientes para inmunizar a 80 millones de personas, ya que le corresponde un 10% de los aproximadamente 1.400 millones de dosis que ha contratado la Comisión Europea de las vacunas experimentales de AstraZeneca, Pfizer, Johnson & Johnson, Sanofi GSK, CureVac y Moderna (a falta únicamente de materializar el acuerdo con Novavax).



Se ha comprometido un número muy superior al de la población comunitaria para garantizar el suministro, ya que algunas de estas vacunas experimentales podrían no recibir el visto bueno de la agencia reguladora.  Si finalmente se cumplen las previsiones más optimistas y hay exceso de vacunas, se realizará su distribución hacia otros territorios no comunitarios con menos recursos, dentro de la estrategia europea de contribución a la vacunación global.

La vacunación no será obligatoria

De momento, no se prevé que la vacunación sea obligatoria, al menos en las primeras etapas, sin que se descarte que tenga que adoptarse esa medida en caso de que la aceptación popular sea baja y la evolución de la pandemia así lo aconseje. Llegados a ese extremo, Sanidad dispondría de las herramientas legales necesarias para imponer la obligatoriedad de la vacunación.

Igualmente, se podrían determinar otras medidas indirectas, como la exigencia de vacunación para entrar en el país, igual que se ha comenzado a hacer con las PCR en puertos y aeropuertos. En todo caso, es algo que se debatirá a nivel europeo y se implantaría en los diferentes países de la UE solo tras llegar a acuerdos comunes.

Logística asegurada

Salvador Illa ha insistido en que no habrá problemas para que los millones de dosis lleguen a España y sean administradas a la población, incluso en los casos que plantean mayores retos, como la vacuna de Pfizer, que necesita ser transportada y almacenada a una temperatura de entre -70ºC y -80ºC. Para ello, se ha referido al "robusto" sistema español de vacunación, y ha puesto como ejemplo a los 14 millones de ciudadanos que este año se han vacunado contra la gripe en tiempo récord.

La estrategia aprobada por el Gobierno español contempla igualmente la puesta en marcha de un registro de vacunación específico para la COVID-19, con un importante plan de farmacovigilancia para detectar posibles reacciones a las vacunas y realizar el seguimiento de los inmunizados.

El Ejecutivo también ha diseñado una estrategia de comunicación destinada al personal sanitario y a la población en general, para explicar el funcionamiento de las vacunas y asegurar la transparencia de todo el proceso.

Noticias

anterior siguiente