Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

En Sevilla se investiga la muerte por un golpe de calor de un hombre que se desmayó en la calle. También, probablemente por calor, está en la UCI un trabajador de la construcción en Extremadura. Las altas temperaturas están aumentando el trabajo de los centros de salud. Los medicamentos -nos recuerdan los médicos- pueden acentuar los problemas. Como los diuréticos, que aceleran la deshidratación; los antihipertensivos, que pueden alterar la función renal, o los antidepresivos, que pueden aumentar la temperatura corporal. Si hay duda, hay que consultar.

Foto: EFE/Ángeles Visdómine

En nuestro país se financian la mayoría de medicamentos sin embargo hay un grupo que está en clara desventaja: los de las enfermedades raras, los llamados "medicamentos huérfanos". Más de la mitad de ellos no se financian y esto puede complicar mucho el tratamientos de los pacientes.

El Ministerio lo que considera es lo que aporta el medicamento, cuál es la prevalencia de esa enfermedad, cuál sería su impacto presupuestario, cuál es el coste de otras alternativas y con todos esos puntos ofrece, entre comillas, un precio alternativo al que normalmente ha pedido la empresa farmaceútica y ahí se suele llegar a un acuerdo.

Aunque Sanidad ha aumentado su gasto farmaceútico más de un 20d% desde 2014, los tratamientos de enfermedades raras, los llamados "medicamentos huérfanos", salen mal parados. Aún con la autorización de Europa. Por eso desde la Federación de Enfermedades Raras reclaman un presupuesto a nivel nacional que tenga en cuenta este tipo de tratamientos

El desarrollo de un fármaco es un proceso largo y costoso. Puede tardar entre 10 y 15 años, con un coste de 2.500 millones de euros. Y su tasa de éxito ronda el 12%. Además, son necesarios ensayos con animales y estudios en seres humanos para garantizar su seguridad y eficacia, con importantes implicaciones éticas en la investigación biosanitaria. De ahí que se busquen nuevas aplicaciones a medicamentos que ya están en el mercado. Se estima que hasta el 75% de los fármacos conocidos pueden tener nuevos usos terapéuticos y que los medicamentos en uso clínico podrían utilizarse hasta en 20 aplicaciones diferentes de aquellas para las que fueron aprobados originalmente”. Hemos entrevistado a Carmen Fernández Alonso, investigadora en el Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas del CSIC y coautora de los libros “Cómo se fabrica un medicamento” y “Nuevos usos para viejos medicamentos”, editados por CSIC-La Catarata.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que el brote de la viruela del mono es "inusual pero controlable". Según su recuento, hay ya 131 enfermos y otros 106 sospechosos. La mayoría de los países afectados son europeos.

Algunos países ya están adoptando medidas contra la enfermedad. Los rastreos son fundamentales para localizar a posibles contactos estrechos. Reino Unido ha empezado a vacunarles , y Alemania ha anunciado la compra de 40.000 dosis. Aunque la OMS descarta vacunaciones masivas, ya que este virus solo se transmite por contacto estrecho. Hasta ahora los casos son leves y creen que el riesgo para la población general es muy bajo, pero reconocen que este brote es inusual.
 

La Comisión de Salud Pública, que se reúne este martes, estudiará la petición de Madrid de utilizar la vacuna contra la viruela de última generación para hacer frente a los contagios de viruela del mono. También debatirá si se establece un aislamiento de 21 días para los contactos estrechos de los contagiados, mientras analizan casos sospechosos en diez comunidades autónomas.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha recomendado concentrar el foco en una rápida identificación de los casos, así como en la gestión, rastreo de contactos y notificación. Los países deben también actualizar sus mecanismos de rastreo, la capacidad de diagnosticar orthopoxvirus y revisar la disponibilidad de vacunas, antivirales y equipos de protección para los profesionales de la salud