Enlaces accesibilidad
Coronavirus

España prevé contar con vacunas para inmunizar a 80 millones de personas contra el coronavirus

Por
La Unión Europea adquiere en torno a 1.400 millones de dosis de vacuna contra la COVID-19 y España comienza a trazar su plan

España prevé contar con dosis de vacuna contra el coronavirus suficientes para inmunizar a 80 millones de personas. Será así en el caso de que finalmente se autoricen todas las opciones de las compañías con las que la Unión Europea (UE) ha cerrado un acuerdo, según han informado fuentes del Ministerio de Sanidad. Esto es casi el doble de la población española, que se sitúa en unos 47 millones de personas.

A nuestro país le corresponde un 10% de las en torno a 1.400 millones de dosis que ha adquirido la Comisión Europea de AstraZeneca, Pfizer, Johnson & Johnson, Sanofi GSK y CureVac, a las que se suman Moderna y Novavax, con las que continúa en negociaciones. Estas vacunas, que en su mayoría requieren de dos dosis para ser efectivas, permitirán inmunizar a 800 millones de personas. 

No obstante, hay que tener en cuenta que algunas de las siete vacunas experimentales con cuyas farmacéuticas Bruselas ya ha negociado el suministro podrían no recibir el visto bueno de la Agencia Europea de Medicamentos.

La compra de vacunas de la UE excede a su población

"Maximizar las posibilidades" de éxito

En ese sentido, María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ha expuesto este lunes en una rueda de prensa que la estrategia europea de comprar dosis de vacunas que “exceden con mucho a la población” tiene como objetivo "maximizar las posibilidades" de que una sea autorizada.

Si finalmente se cumplen las previsiones más optimistas y hay exceso de vacunas, se realizará su distribución hacia otros territorios no comunitarios con menos recursos, dentro de la estrategia europea de contribución a la vacunación global.

Una estrategia única para toda España

El plan de vacunación contra el coronavirus que el Gobierno presentará este martes prevé una estrategia única para toda España, aunque los grupos de población que se inmunizarán primero no estarán definidos hasta que los fármacos concluyan con éxito sus respectivos ensayos clínicos y sean aprobados por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). En principio, todo apunta a que serán los grupos más vulnerables y los profesionales sanitarios y sociosanitarios. 

Los datos finales de los ensayos clínicos serán fundamentales para determinar los grupos a los que se inmunizará primero, ya que esos análisis más profundos podrían evidenciar algunas de las limitaciones de las futuras vacunas, como aquellas relacionadas con la edad o los grupos de comorbilidad.

La viróloga del CSIC Isabel Sola, sobre los ensayos de las vacunas: "En las primeras semanas se obtiene la información más importante"

Además, como es probable que a lo largo de 2021 se disponga de varias vacunas simultáneamente, los españoles podrían ser inmunizados con diferentes fármacos. Para seleccionar los ciudadanos a los que corresponde cada vacuna, se tendrán en cuenta los resultados en los ensayos clínicos. Las vacunas pueden tener diferentes perfiles de eficacia, y eso las harán aptas para unos grupos u otros, pero la seguridad siempre estará garantizada.

Desde enero, según la previsión

En España, está previsto que el plan de vacunación se ponga en marcha en enero. No obstante, de nuevo, el calendario dependerá de la autorización del regulador europeo, encargado de garantizar la seguridad y la eficacia de los nuevos medicamentos. 

El objetivo, tal y como ya adelantó el presidente Pedro Sánchez, será que "una parte muy sustancial de la población española pueda ser vacunada con todas las garantías en el primer semestre del año", para lo que se establecerán 13.000 puntos de vacunación. España recibirá alrededor de un 10% de dosis de las diferentes vacunas COVID en desarrollo que están comprometidas en los contratos de la Comisión Europea.

De momento, no se prevé que la vacunación sea obligatoria, al menos en las primeras etapas, aunque no se descarta que tenga que adoptarse esa medida en caso de que la aceptación popular sea baja y la evolución de la pandemia así lo aconseje. Llegados a ese extremo, Sanidad dispondría de las herramientas legales necesarias para imponer la obligatoriedad de la vacunación.

Igualmente, se podría imponer la exigencia de vacunación para entrar en el país, igual que se ha comenzado a hacer con las PCR en puertos y aeropuertos. En todo caso, es algo que se debatirá a nivel europeo y se implantaría en los diferentes países de la UE solo tras llegar a acuerdos comunes.

 España contará con 13.000 puntos de vacunación y una estrategia

España contará con 13.000 puntos de vacunación y una estrategia "única" para todo el país EFE

Mascarillas y distancia social, aún un poco más

Es muy probable que las vacunas lleguen de una manera escalonada y progresiva, por lo que se deberá continuar con las medidas de protección, como el uso de la mascarilla o la distancia social, hasta que la situación epidemiológica lo permita. Incluso para los vacunados en un primer momento será imprescindible seguir manteniendo las medidas de seguridad.

A pesar de que se inmunice a un número de población cada vez mayor, seguirá existiendo transmisión del virus. Además, no se conoce aún el alcance de la protección de las vacunas ni la cantidad de personas inmunizadas que son necesarias para alcanzar lo que se conoce como "inmunidad de rebaño" o "inmunidad de grupo", que se da cuando un número suficiente de individuos están protegidos frente a la infección y actúan como cortafuegos.

La logística, siguiente reto de la vacuna contra el coronavirus



Lo que no será un problema es la logística que plantea la distribución de las vacunas para llegar a los centros de salud y ser administradas a la población española. Por el momento, se sigue trabajando con las comunidades autónomas en los planes de algunas de las vacunas más complejas, como la de Pfizer, que requerirá ser transportada y almacenada a -80 grados centígrados; algo de lo que ya se ha encargado la propia farmacéutica.

Mientras se concluyen esos trabajos, desde Sanidad consideran que estas cuestiones meramente técnicas se resolverán y no serán un impedimento para una vacunación masiva.

Noticias

anterior siguiente