Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El turismo se convierte en nuestra mayor debilidad: ¿Podremos irnos de vacaciones este verano?

Por
El Gobierno contempla un plan específico para rescatar al turismo de los estragos del coronavirus

El sector turístico ha pasado de ser la mayor fortaleza de España, impulsando la salida de la crisis económica de 2008, a convertirse en su mayor debilidad, siendo uno de los más afectados por la expansión del coronavirus.

"España será duramente golpeada por varias razones (...) Más allá del impacto inmediato, la dependencia del turismo en España es una vulnerabilidad especial", aseguró la pasada semana Poul Thomsen, jefe del departamento para Europa del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Otra de las razones que motivarán un mayor impacto en la economía es la naturaleza de nuestro tejido empresarial, formado en un 99,8 % por pequeñas y medianas empresas (pymes). Según Thomsen, el "gran número de pymes" conforman una "vulnerabilidad adicional", ya que este tipo de firmas "a menudo no tienen los recursos financieros" suficientes para soportar "choques significativos".

Ambas realidades -turismo y tejido empresarial- se encuentran interrelacionadas, ya que la mayor parte de las empresas que forman parte del sector turismo son medianas, pequeñas o microempresas (231.653 frente a solo 658 empresas de más de 200 trabajadores), según los datos de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), por lo que la incidencia de la crisis podría ser todavía más profunda.

Todo dependerá de los plazos de arranque de las actividades turísticas, de las restricciones de circulación, de los posibles efectos psicológicos que provoque la pandemia, así como de la disponibilidad de renta para el gasto vacacional de los ciudadanos.

Uno de los sectores que más complicada tendrán la recuperación después del coronavirus es el turismo. Solo el pasado marzo han llegado a España un 64% menos de turistas internacionales que el año pasado.... Algo que se nota en aeropuertos y principales destinos... Y lo peor está aún por llegar.

Pérdidas de hasta 124.000 millones

En un escenario a corto plazo, si el desbloqueo de la actividad se produce entre mayo y junio, Exceltur calcula que el Producto Interior Bruto (PIB) turístico caería a finales de 2020 en 92.556 millones de euros, lo que supondría un descenso del 60,7% sobre el total de la actividad turística directa e indirecta estimada para 2019.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, aseguró el pasado viernes que el sector del turismo sería de los últimos en volver a la actividad según un plan de desescalada que contemplaría dos fases, retrasando ese momento hasta el final del año.

De ser así, los empresarios del sector auguran un escenario aún peor, con pérdidas de 124.150 millones de euros en la actividad del sector en el año 2020 y una caída de actividad del 81,4 %. Esto supondría una mayor caída del PIB que la prevista recientemente por el FMI para el total de la economía española en este año.

La peor parte se la lleva Cataluña, una de las comunidades más afectadas, con pérdidas en el entorno de los 25.218 millones de euros. Le siguen Andalucía, con casi 21.000 millones, y Madrid, con más de 15.000 millones de caída.

Mientras, en Baleares, en cuarto lugar, las pérdidas supondrían un 95,2 % de su actividad turística de 2019, un total de 13.520 millones de euros. “Es una situación dramática para el sector y para el conjunto de la ciudadanía”, asegura a RTVE el presidente de los hoteleros de Palma, Javier Vich, “sobre todo para Baleares, donde vivimos del turismo”.

España a las 8 Fin de Semana - Baleares asegura que "peligra" la temporada turística por el coronavirus - Escuchar ahora

Un año perdido

Ante este contexto, el sector da por perdido al menos el 80 % del negocio del año, una vez que la facturación de la Semana Santa, que suele representar en torno al 15 %, ha caído a cero y que las previsiones para la campaña de verano, que suma en torno a 70 % de la facturación, son poco esperanzadoras.

Es una situación inédita, excepcional, nunca vista. Tenemos todo el sector parado. Esto nos genera mucha incertidumbre, sobre todo del cuándo y del cómo vamos a recuperar la normalidad”, subraya Vich.

La evolución del empleo en el turismo -que da trabajo directamente a 2,6 millones de personas- es otra de las grandes incógnitas, en el que actualmente hay en torno a 800.000 personas sometidas a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

El tener los negocios cerrados no hace que desaparezcan los costes fijos

“El gran drama de tener todos los negocios cerrados es que los costes no desaparecen en su conjunto ya que hay muchos costes fijos. Y esto, si no se tienen ingresos, se hará cada vez más duro”, lamenta el presidente de los hoteleros.

Todas las ramas de actividad en el sector están en mínimos, con situaciones muy delicadas en las aerolíneas, los cruceros, los mayoristas, las agencias de viajes y hoteles, así como bares y restaurantes, según las fuentes consultadas por Efe, que vinculan la plena recuperación al momento en que haya vacuna o medicamentos eficaces contra el coronavirus.

Pero, ¿cuándo podremos volver a viajar?

Según explicó este domingo el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos"no hay fechas ciertas" para el reinicio de las actividades ahora paralizadas, sino que se consideran "todos los escenarios", si bien ha reconocido que hay sectores como el turismo o el transporte aéreo “que costará más devolverlos a la normalidad que otros".

La patronal prevé que la demanda nacional comience a resurgir en julio, mientras que no volverá a haber demanda internacional hasta noviembre ya que moverse en entornos cercanos da más seguridad, explican, y por la pérdida de rentas de las familias.

“Tenemos muy presente que dicha recuperación se llevara a cabo de manera escalonada, progresiva, apoyándonos en un primer lugar en el turismo de proximidad, el turismo local y regional, para en una siguiente fase poder abrirnos al mercado interior de España, entre las distintas comunidades autónomas”, nos explica el director del Hotel Lopesan Costa Meloneras, David Morales, quien cree que en noviembre será el turno de los turistas internacionales.

Hasta entonces, el sector reclama a los turistas nacionales que confíen en los destinos nacionales para pasar la temporada de vacaciones este verano.

“Sabremos cómo está la enfermedad en nuestro país, eso dará mayor confianza y hará que los consumidores se decidan a hacer vacaciones dentro de nuestras fronteras, lo cual ayudará mucho al sector hotelero, mucho al sector turístico a salir de esta crisis”, asegura el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Jorge Marichal.

¿Cómo será el turismo tras el confinamiento?

Un plan de rescate

Para ello, los empresarios piden al Gobierno un plan de rescate superior al actual, ya que, dicen, este volumen de pérdidas dejaría en el camino a cualquier sector, sobre todo el del turismo, que supone el 12% de nuestra riqueza nacional y el 13% del empleo.

La prioridad absoluta es que las empresas tengan liquidez, por lo que hacemos un llamamiento a las Administraciones y al Gobierno central para que tome medidas contundentes en materia fiscal”, señala el presidente de los hoteleros de Palma.

Para Vich, una forma de contribuir en este escenario sería a través de aplazamientos en la carga fiscal “e incluso condonaciones si hiciera falta”, nos explica. Entre ellos, la sustitución del 100 % del Impuesto del turismo sostenible (ITS), la supresión del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o de la tasa de basuras. “La prioridad es sobrevivir”, asegura, ya que hasta ahora “se han dado 30.000 euros y, sumando todos los impuestos, esa cifra es bajísima para un sector como el nuestro”.

Por su parte, otras voces como la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes de Sevilla (Aevise) ven con buenos ojos la puesta en marcha de un bono de viajes para los andaluces que hagan turismo en la comunidad autónoma, que está estudiando la Junta de Andalucía. En la misma línea, Italia ha aprobado un bono vacaciones o “Bono Vacanze” de unos 600 euros -a falta de concretar la cantidad-, para aquellos italianos que viajen este verano dentro del país.

La prioridad de las empresas es sobrevivir

Asimismo, para dar garantías y recuperar la confianza de los viajeros, el sector trabaja en nuevos protocolos y certificados de hoteles libres de coronavirus.

Entendemos que la seguridad va a ser muy importante para que el consumidor recupere la confianza y, por lo tanto, estamos preparándonos para que nuestras instalaciones tengan todos aquellos sellos y todas aquellas garantías de que se cumplen los protocolos que así lo aseguren”, concluyen desde la CEHAT.

Antonio Catalán, presidente de Hoteles AC Marriott: "Es imposible compensar la falta de llegada de extranjeros con el turismo nacional"

Noticias

anterior siguiente