Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado en Las Mañanas de RNE con Íñigo Alfonso, que los trabajos para cambiar la legislación laboral de nuestro país se retomarán cuando lo permita la pandemia, aunque no ha querido precisar fechas concretas. “Es imprescindible cambiar la legislación laboral de nuestro país […] Nos va a costar más salir de la crisis por las debilidades de nuestro mercado laboral que tienen el marchamo de la reforma laboral del PP. Se trata de una legislación tildada por De Guindos como muy agresiva y que dejó en absoluta desprotección a nuestros trabajadores”, ha explicado.

Díaz defiende que ese cambio en la legislación laboral se negocie con los agentes sociales. La mesa del diálogo social, 'rota' tras el acuerdo entre PSOE, Unidas Podemos y Bildu para derogar la reforma laboral se ha vuelto recomponer y la ministra ha subrayado el papel clave de los agentes sociales. “Es imprescindible que exista el diálogo social. Los agentes han de formar parte de las decisiones relevantes que se deciden en nuestro país, pero también es clave que se dirija con cierta discreción. Agradezco a los agentes sociales que dejen a un lado sus diferencias”, ha admitido.

Díaz ha afirmado, además, que "sin lugar a dudas" está abierta a la posibilidad de que ERTEs puedan extenderse hasta finales de año en aquellos sectores que lo necesiten. "Es una evidencia que la empresa y los trabajadores quieren que se extiendan más allá.Desde luego tengo la clara convicción de que hay sectores que, por desgracia, van a requerir de ese acompañamiento", ha señalado.

La ministra de Trabajo y Economía Social cree que el Gobierno podría pactar unos presupuestos con Ciudadanos “sin lugar a dudas” y ha agradecido a la formación liderada por Inés Arrimadas haber apoyado las prórroga del estado de alarma. La titular de Empleo considera que el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska ha dado “cumplidas explicaciones” sobre la destitución del coronel Pérez de los Cobos y ha acusado a la oposición de "no haber estado a altura”.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha comparecido en el Senado por primera vez tras el acuerdo entre el PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu para "derogar la reforma laboral" y ha resaltado que el diálogo social con patronal y sindicatos es un "firme compromiso del Gobierno".  La ministra ha pedido consenso político para hacer transformaciones laborales de fondo. "Es el momento del acuerdo", ha admitido.

Informa Esperanza Martín

Gobierno, empresarios y sindicatos han escenificado en La Moncloa la vuelta al diálogo social con la firma del primer acuerdo para hacer frente a la crisis del coronavirus: un acuerdo para prolongar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) hasta el 30 de junio. Mañana lo ratificará el Consejo de Ministros; este miércoles se reunirán por primera vez y analizarán la situación económica de cada sector económico. Entre los más perjudicados están el turismo y la automoción, que podrían mantener las condiciones de los ERTE más allá de la fecha acordada, según ha avanzado la ministra de Trabajo Yolanda Díaz.

Sindicatos y patronal han dado el visto bueno al acuerdo para extender los ERTE por causa mayor hasta el 30 junio, aunque no se prorrogan todas las ventajas. Por ejemplo no podrán acogerse a ellos las empresas radicadas en paraísos fiscales. Además las compañías que se beneficien de ellos no podrán repartir dividendos y sigue la exigencia del mantener el empleo durante al menos seis meses salvo que la empresa esté al borde de la quiebra.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, anunció la creación de una comisión tripartita que analizará qué sectores necesitarán ayudas tras el fin del estado de alarma. Este grupo de estudio se reunirá cada miércoles y comenzará a trabajar en breve.

Coronavirus: última hora en directo

Salvo sorpresa, Pedro Sánchez pedirá la próxima semana al Congreso una nueva prórroga del estado de alarma, que podría alargar el confinamiento hasta el 10 de mayo. Pero el Gobierno está preparando también planes para el escenario porterior. El Ministerio de Trabajo cree que algunos sectores recuperarán su actividad antes del verano, pero otros como el turismo, el ocio o la cultura, tendrían que esperar hasta finales de año. El Gobierno considera que la "normalidad será difícil de alcanzar", tanto la social como la económica. Yolanda Díaz explica en TVE que para el turismo, el ocio o la avición la recuperación de la actividad no podrá ser inmediata. El resto iría recuperando la normalidad poco, pero tampoco de forma inmediata, de aquí al verano y se seguirá potenciando el teletrabajo. Sanidad reconoce que hay muchas dudas. El confinamiento seguirá y se estudia cuándo y cómo introducir medidas. Informa Leticia Arenas.

La ministra de Trabajo Yolanda Díaz ha explicado en 24 horas de Radio Nacional que es "prudente" ante las previsiones dadas por el FMI sobre la caída del PIB y el posible paro en España ya que "desde el arranque de la pandemia ha habido previsiones de todo tipo" y "España tiene anomalías que deben ser corregidas con inmediatez": "El empleo que se ha desplomado es el precario, el temporal. Antes de todo esto éramos campeones en precariedad y ahora se está corrigiendo por ahí". "Hasta el 13 de marzo, los datos iban bien", ha puntualizado la política gallega, "y la economía española seguía creciendo a mayor ritmo que las medias europeas".

Díaz ha rechazado dar datos ya que aunque asegura tener indicadores no tan negativos, "debemos ser prudentes y esperar al cierre del mes" ya que hay que tener en cuenta "la incorporación de personas que no entraron en el mes anterior", cuyo efecto se podría notar en las cifras de abril. "Lo natural habría sido que, así como febrero es un mes malo en la serie histórica del paro en España, abril es un mes que suele dar cifras. Ahora eso no se va a producir", ha añadido la titular de Trabajo.

Asimismo, la ministra considera que las medidas adoptadas por el Gobierno "nos colocan en lo más avanzado de los Estados de la Unión" y que de no haberlas tomado "estaríamos en una situación peor". Díaz ha nombrado la facilitación de los ERTES o hacer que los contratos temporales sean interrumpidos y continuados a posteriori como algunas de esas medidas y compara las decisiones del Ejecutivo con las tomadas en la crisis de 2008: "No estamos dejando a nadie atrás. Hemos cubierto la prestación pública de desempleo, aunque no se cumplieran todos los requisitos y poniendo el contador a cero, y exonerado de cuotas a las empresas. Creo que, sin haber hecho eso, hubiera sido una catástrofe".

Díaz también ha señalado que los servicios del SEPE y demás administraciones del Estado "no están colapsados, sino sobrecargados" ya que "el ritmo diario de aprobación de prestaciones nunca fue tan alto en nuestra historia". Por último, la titular de Trabajo ha insistido en que "no va a haber retraso en el pago de las prestaciones" y que "el Gobierno tiene una sola voz y todos pujamos por ese mecanismo" en relación con la aprobación de un Ingreso Mínimo Vital.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado en La Noche en 24 Horas que el principal objetivo que tiene el Gobierno adoptando estas nuevas medidas restrictivas en el estado de alarma, que incluye el parón de la actividad industrial no considerada esencial, es el de bajar el gran número de contagios que está habiendo en nuestro país. Díaz señala que "hay que reducir las plantillas al mínimo para poder frenar el virus cuanto antes y por lo tanto reactivar la actividad económica".


Además, insiste en que es tiempo de hacer esfuerzos por parte de los empresarios y de los trabajadores, "los trabajadores van a seguir percibiendo su salario, pero deben hacer un esfuerzo que los 8 días laborables en los que se va a parar toda actividad industrial deberán recuperarlos hasta el mes de diciembre", ha señalado la ministra.¡


En cuanto a los autónomos, Díaz asegura que se van a dar todas las facilidades para que se vean lo menos afectados posibles en esta crisis, al igual que el resto de trabajadores, ha recordado, que van a cobrar la prestación por desempleo tengan o no cumplido el mínimo de días para cobrarlo. "Estamos ante una crisis sanitaria que se ha convertido en una crisis social", ha añadido.

Como consecuencia de las medidas de confinamiento por el coronavirus, la economía y el empleo prácticamente se han frenado en seco. El Gobierno ha decidido prohibir los despidos mientras dure la crisis del Covid-19. Lo ha aprobado este viernes en un Consejo de Ministros extraordinario. Las causas que hasta ahora eran válidas para echar a un trabajador: económicas, organizativas, de fuerza mayor ya no son válidas. Además, el Ejecutivo simplificará los trámites para la tramitación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

En la misma rueda de prensa en la que el Consejo de Ministros hizo oficial la prórroga del estado de alarma, la ministra de Trabajo Yolanda Díaz ha asegurado que "nadie puede sacar provecho de la crisis sanitaria", menos aún cuando se han brindado herramientas como la de los ERTES, y que esta decisión no tiene efecto retroactivo. "En caso de que observásemos que existiese algún tipo de fraude, las empresas afectadas deberán devolver hasta el último céntimo de euro percibido", ha asegurado la ministra.

El Gobierno de Pedro Sánchez abordará medidas legislativas contra la situación de los falsos autónomos, a la vez que se reforzará la Inspección de Trabajo y se actualizarán las sanciones contra los fraudes. Estas son algunas de las líneas presentadas por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en su primera comparecencia como titular del departamento ante la Comisión de Trabajo, Seguridad Social e Incusión del Congreso.

Entre las prioridades de la ministra de trabajo, Yolanda Díaz, reducir la precariedad y el desempleo. Uno de los principales asuntos es el de luchar contra los falsos autónomos para promover empleo de calidad y con derechos, por lo que anuncia una ofensiva hacia esta práctica. Propone para actuar contra ello, un refuerzo de la inspección para evitar que las nuevas formas de negocio de la economía de plataformas sean pantalla para evadur derechos laborales y multas más cuantiosas. En cuanto a la derogación de la reforma laboral, recalca la ministra que se hará pero de manera progresiva.