Enlaces accesibilidad

Siete versiones y más de 11 años de búsqueda: las claves de la desaparición de Marta del Castillo

Por
Los padres de Marta del Castillo, en la manifestación convocada por la familia para pedir la repetición del juicio por el asesinato de la joven convocada en 2019.
Los padres de Marta del Castillo, en la manifestación convocada por la familia para pedir la repetición del juicio por el asesinato de la joven convocada en 2019. EFE/Raúl Caro

Algo más de 11 años después de la desaparición de la joven sevillana Marta del Castillo, siguen siendo muchas las incógnitas que hay en el caso, pese a que su asesino confeso, Miguel Carcaño, fue condenado a 21 años y tres meses de prisión. Tanto es así, que, en febrero de 2020, un juzgado de Sevilla ha reabierto parte de la causa contra el hermanastro de Carcaño, Francisco Javier Delgado, después de que la familia de Marta haya localizado nuevas pruebas.

A lo largo de esta década, Carcaño ha ofrecido, al menos, siete versiones distintas sobre cómo murió Marta y dónde está su cuerpo, lo que ha llevado las tareas de búsqueda del río Guadalquivir a una finca en La Rinconada, pasando por el vertedero de Alcalá de Guadaíra.

Además, entre los posibles implicados en el caso, están otra exnovia de Miguel y la novia de su hermanastro y dos de sus amigos: Samuel Benítez y 'el Cuco', que era menor de edad cuando se produjo el crimen.

[Cronología del caso Marta del Castillo]

¿Cuándo desapareció Marta del Castillo?

Marta del Castillo desapareció la noche del 24 de enero de 2009 y su cuerpo aún no ha sido hallado. La joven sevillana, de 17 años, no regresó a su casa en el barrio de Tartessos de Sevilla tras haber pasado la tarde en compañía de su exnovio y de unos amigos. Según explicó su padre, Antonio del Castillo, aquella tarde le dijo a su madre que había quedado con Miguel Carcaño "para arreglar un asunto". Sus padres denunciaron su desaparición un día después.

Se cumplen 10 años del caso Marta del Castillo

¿Cómo murió?

Junto al paradero del cuerpo, esta es otra de las grandes incógnitas de la investigación. Su asesino confeso, Miguel Carcaño, ha asegurado en varias ocasiones que le golpeó en la cabeza con un cenicero en su casa en la calle León XIII de Sevilla. Sin embargo, en su última versión, aseguró que Marta murió por un culatazo de pistola que le propinó su hermanastro, Francisco Javier Delgado, en una discusión.

Los policías que inspeccionaron el piso donde presuntamente murió explicaron en el juicio que había restos de sangre de Marta en cuatro lugares distintos del dormitorio de Carcaño: en la colcha, en la cama, en una silla y en la mesa del ordenador. Todas esas manchas habían sido lavadas.

En febrero de 2011, tres peritos ratificaron la existencia de ADN de 'el Cuco', un menor amigo de Carcaño, mezclado con el de la víctima en la casa donde tuvo lugar el crimen.

¿Dónde se ha buscado su cuerpo?

Apenas 19 días después de la denuncia por desaparición, la Policía rastreó las orillas del río Guadalquivir entre Sevilla capital y Camas en busca de la joven. No obstante, suspendió esta línea, que se ha seguido indagando en más ocasiones, para trasladar las pesquisas al vertedero de Alcalá de Guadaíra después de que Carcaño cambiara su versión de los hechos y asegurara que tiró el cuerpo de Marta a un contenedor.

Los técnicos dan por terminadas las tareas de búsqueda de Marta del Castillo en el vertedero

Sorprendido por el poco éxito de la búsqueda, Carcaño volvió a la primera versión, y el juez ordenó que se buscase el cuerpo de Marta en una zanja cercana a la vivienda de su exnovia, una menor de 14 años de edad. La investigación no tuvo éxito y, poco después de cumplirse un año de la desaparición, amplió la zona de búsqueda sin obtener ningún resultado.

En 2012, el abuelo de Marta del Castillo señaló un nuevo punto de rastreo entre las localidades sevillanas de Camas y Tomares conocida como Ruta del Agua. Un año después, Carcaño volvió a cambiar su declaración y apuntó a que el cuerpo estaba enterrado en una finca de La Rinconada, en Sevilla. Allí, se encontraron dos fosas, pero la búsqueda concluyó sin éxito meses más tarde.

Hasta esta fecha, las diferentes búsquedas de Marta del Castillo supusieron un coste de 616.319 euros, según la Audiencia Provincial de Sevilla.

Concluye sin resultado la búsqueda de Marta del Castillo en los puntos que marcó anteriormente el georradar

En marzo de 2014, aparecieron restos óseos en una escombrera entre Camas y Sevilla. Sin embargo, las pruebas forenses determinaron que no eran de Marta. Tras ser archivada la causa contra el hermanastro de Carcaño, este se ha mantenido en la versión que implica a su hermano y ha dicho que el cuerpo está en la finca de 'la Majaloba'.

Tres años después, la Policía inició una nueva búsqueda en el municipio de Camas en una zona que no había sido rastreada hasta entonces.

¿Cuántas versiones ha ofrecido Miguel Carcaño?

Dos meses después, unas conversaciones intervenidas a Carcaño muestran su preocupación porque el cadáver no ha aparecido en el vertedero y la Policía sospecha que sus dos amigos acusados acudieron a sacarlo del contenedor en el que dijo haberlo arrojado.

Miguel Carcaño asegura que el cadáver de Marta del Castillo fue enterrado en La Algaba

Cambiando y añadiendo algunos matices, esta es la última versión ofrecida por Carcaño, que asegura que, estando en la vivienda donde fue perpetrado el crimen, su hermano le habría achacado que se hubiera gastado el dinero previsto para pagar la hipoteca del inmueble, enzarzándose ambos en una discusión hasta que Marta del Castillo "se metió por medio" para mediar e intentar evitar que la discusión fuera a más, momento en el que Francisco Javier Delgado le habría propinado un golpe en la cabeza con la culata de una pistola, extremo que habría causado la muerte de la muchacha.

¿Por qué se ha reabierto la investigación?

El Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla ha decretado la reapertura de diligencias previas en el caso y ha ordenado la investigación de las nuevas pistas aportadas por la familia de la joven.

En concreto, ha reabierto la causa judicial que se archivó en 2013 contra el hermano de Miguel Carcaño, Francisco Javier Delgado, después de que este lo acusara de su muerte. La investigación de la familia señala que Delgado pudo cometer el crimen movido para ocultar una estafa de 108.000 euros en relación con una hipoteca que los hermanos habrían obtenido mediante falsedad documental.

Una investigación del padre de Marta del Castillo señala que el hermano de Carcaño la mató para ocultar una estafa hipotecaria

¿Quién es quién en el caso?

Miguel Carcaño: autor confeso del crimen

Detenido el 14 de febrero de 2009, es el asesino confeso de Marta del Castillo. Fue enviado a prisión provisional en 2009 y condenado a 21 años y tres meses de cárcel en 2012 por el Tribunal Supremo.

Antes de ser condenado, Carcaño intentó suicidarse en la cárcel de Morón, pero los presos lo evitaron.

Miguel Carcaño ha sido condenado a 20 años de cárcel por el asesinato de Marta del Castillo

Francisco Javier Delgado: hermanastro de Carcaño

De 40 años de edad, Delgado fue encarcelado provisionalmente tres días después que su hermano, pero quedó en libertad en mayo de 2009. El juez también mandó detener a su novia, pero finalmente quedó en libertad provisional con cargos.

Imputado en el primer juicio del caso, Delgado negó ante el juez haber hecho llamadas amenazantes a una menor exnovia de su hermano para amenazarla con "rajarla" si contaba lo que supuestamente Miguel le había confesado del crimen.

En 2014, la Audiencia de Sevilla archivó la causa contra él tras las acusaciones de su hermano, que ha sido reabierta en febrero de 2020 ante nuevas pruebas aportada por la familia, que apuntan a que Marta pudo ser asesinada por Delgado para ocultar una estafa hipotecaria.

El juez no cree a Carcaño y critica a la Policía Nacional

Samuel Benítez: amigo de Carcaño

Amigo de Carcaño, de 19 años, se inculpó en el caso por lo que describió como "coacciones y amenazas" después de que su amigo apuntara hacia él como cómplice para deshacerse del cuerpo de Marta. 

Benítez fue absuelto como cómplice y asegura que desconoce dónde puede estar el cadáver. La familia de Marta del Castillo recurrió ante el Tribunal Supremo, que ordenó una nueva sentencia al considerar a ilógico el razonamiento que le absolvió de la ocultación del cadáver. No obstante, en marzo de 2014 el alto tribunal confirmó su absolución.

Samuel Benítez, uno de los imputados en la desaparición de Marta del Castillo, en libertad

‘El Cuco’: menor amigo de Carcaño

Detenido poco después de la desaparición, fue internado en un centro de menores en régimen cerrado como supuesto encubridor del crimen. Presuntamente usó el coche de su madre para trasladar el cadáver y tenía a su disposición otros dos vehículos, uno de los cuales se destruyó en noviembre de 2009, que no han sido identificados ni analizados hasta ahora.

Juzgado en 2011, declaró que no estuvo implicado y que no sabía dónde está el cuerpo. Sin embargo, peritos de la Policía Científica ratificaron la existencia de su ADN mezclado con el de la víctima en la casa de Miguel Carcaño, donde tuvo lugar el crimen.

Aunque fue acusado de asesinar y violar a la joven, finalmente fue condenado por encubrimiento a tres años de internamiento en un centro de menores y un mes de libertad vigilada. Quedó en libertad en marzo de 2013, tras cumplir dos años y once meses de internamiento, pero diez años después de la desaparición de Marta, en 2019, fue procesado por falso testimonio en el juicio.

Un juez imputa al 'Cuco' y a sus padres por falso testimonio en el juicio por el asesinato de Marta del Castillo

Antonio del Castillo: padre de Marta

El padre de Marta del Castillo es el principal impulsor para que no se deje de investigar la muerte de su hija. Después de denunciar su desaparición, y bajo el lema de que "es mejor ser herido por la verdad, que ser consolado por la mentira", del Castillo ha presentado recursos, ha encabezado concentraciones, ha recabado grabaciones, ha promovido peticiones para que se repita el juicio, se ha entrevistado cara a cara con Carcaño y ha buscado nuevas pruebas por su cuenta con la esperanza de localizar el cuerpo de su hija.

No recomendado para menores de 12 años Documentos TV - Marta, la niña de Sevilla - ver ahora
Transcripción completa

Sevilla, Sevilla es ciudad de luz y agua,

puerto del Guadalquivir y memoria de sus gentes.

Sevilla, donde el duende y el misterio de la pérdida,

atracan juntos en el muelle de la ausencia,

hay una pena muy honda, una pena muy sentida.

El recuerdo no abandona Sevilla para bien o para mal.

Y sobre el crespón incurable del luto,

reposa el dolor infinito de una familia y de una ciudad.

Sevilla como escenario de la vida y de la muerte.

Sevilla como despertar de una pesadilla colectiva.

(Sonido radio, búsqueda emisora)

(Radio) "Novedades en Sevilla en el caso Marta del Castillo,

tras cumplirse 10 años de su asesinato, ocurrido en 2009.

Los restos mortales de Marta siguen sin aparecer,

pero grabaciones ahora admitidas por la Justicia

derivan en la imputación por falso testimonio del CUCO y su madre".

El CUCO, menor de edad.

En la Sevilla de ayer y hoy

la voz que más suena es la que pide Justicia.

Y mientras el tiempo avejenta los recuerdos,

hay una esperanza que no desiste desde la Semana Santa a la Feria,

desde la nostalgia de la Expo al Rocío,

desde la Torre del Oro a la Giralda y la Maestranza,

desde los juncos del río... al recuerdo de Marta.

"Sevilla tiene una pena, me lo demuestran en la calle,

los saludos, el ánimo que me dan, la lucha que llevo no?"

"Yo siempre digo que la gente sentía y siente a Marta,

como alguien conocida, como alguien cercana,

quizás por la presencia en los medios de comunicación, puede ser,

y también por la injusticia de todo lo que ha ocurrido ¿no?.

Es que nosotros los sevillanos nos lo hemos tomado como propio,

el dolor de sus padres.

Cada sevillano digamos que ese 24 de enero perdió algo,

a alguien de su familia.

Era mi hija y a mí me enorgullece que Sevilla se acuerde de ella.

Me enorgullece que sea un símbolo de esta ciudad,

aunque sea un símbolo desgraciado, por una desgracia

y mal funcionamiento, claramente, de la Policía Nacional.

Es verdad que para Sevilla hay una especie de aguijón,

clavado en el corazón de la misma, ¿no?.

Eso nos podía pasar a todos en Sevilla, ¿no?.

Marta del Castillo era la hija de cualquiera de nosotros.

Sevilla ha vivido esto con el dolor y la impotencia

de que no se ha hecho justicia,

sienten que es una niña que podía haber sido la niña de cualquiera,

y que después de 10 años no se sabe realmente lo que ha pasado.

Porque, ¿alguien me puede decir a mi qué pasó con mi hija?

Sevilla es el escenario de esta historia que no ha acabado,

la historia de una búsqueda interminable de la verdad;

la conciencia social de un caso sin final.

Porque Marta del Castillo es, desde hace más de 10 años,

la niña que le arrebataron a Sevilla.

La pueden considerar "la niña de Sevilla",

yo me enorgullezco de que a mi suegro lo consideren el abuelo de España.

Eso lo han dicho muchas veces, es un orgullo pero es una desgracia.

Y en Sevilla efectivamente ha existido la sensación

de que Marta del Castillo es la niña de Sevilla, ¿no?

Nosotros no estamos acostumbrados a ese tipo de sucesos,

porque, la trama tal que tiene, que no aparezca el cuerpo.

Ese tipo de cosas, para mi punto de vista, no estamos acostumbrados.

Sevilla se volcó entera, se echó a la calle desde el minuto cero.

Sevilla se echó a la calle a pegar carteles,

Sevilla se echó a la calle a las manifestaciones.

Sevilla se echó a la calle de ir al portal,

cuando dijeron lo del río, estuvieron en el río.

Marta es el símbolo de Sevilla, es "la niña de Sevilla".

Para mí si, yo tengo que decir que todavía me paran por la calle

y a mí me dicen hay que gente que sólo en el silencio de abrazarte

ya sientes su cariño.

Hay gente que te dice no te enfades pero Marta es un poco de todos,

y yo no me puedo enfadar.

Pues mi mujer si los ve, ella los ve,

yo no los veo, me duele mucho.

Lo que si me pasa es que me estanco en el recuerdo, en ver fotos,

cuando éramos un matrimonio con sus hijos feliz,

con sus problemas, como tienen todas las familias o casi todas,

perouna familia feliz ¿no?.

Y no se me estanco ahí.

Me gusta, vienen sus amigos ¿no?,

y a mi marido si le duele,

él ve como esos niños de 17 años se han convertido en hombres, mujeres,

que ya cada uno está teniendo su vida, buscándose su camino,

y él ve que su hija no puede hacer eso, ¿no?

En cambio yo, aunque me duele, me gusta verlos, porque,

es como, yo veo proyectada en ellos a mi hija, ¿no?.

Documentos TV ha tenido acceso a los vídeos,

más íntimos e inéditos de Marta del Castillo.

La niña que apenas se hizo mujer fue asesinada,

en la ciudad que la vio nacer y crecer el 24 de enero de 2009,

con tan solo 17 años de edad.

Su familia y su mejor amiga hablan de una personalidad limpia y noble,

con una luz especial que dibuja, dicen, "soniquetes de cascabeles.

Y no se dice eso de era demasiado buena porque no está, no, era así,

era, cuando se reía era como si tuviese soniquetes por alrededor.

Luz, eran como cascabeles.

Era muy especial además incluso era graciosa,

era muy delgada y muy alta, pero comía, tenía un saque.

Alejandra fue la primera amiguita de su colegio,

que empezó a venir a casa, a los cumpleaños,

luego como no vivían cerca, no eran amistades de barrio,

venga pues Alejandra se viene a casa y se viene todo el día

y luego la recoge su mamá.

Y ella iba a casa de Alejandra

y cuando eran más mayores pues Alejandra o se quedaba aquí a dormir

o Marta se quedaba en su casa.

Yo un día le pongo macarrones con tomate y me decía;

tita dame el azucarero ¿El azucarero, están muy fuertes?

No están bien, es que yo les echo azúcar,

yo pensaba que era una cucharadita, no, no, le echó medio azucarero.

A mi me encantaba, la primera vez que yo la vi era muy pequeña,

la primera vez que me quede a comer en su casa, tendría yo 6 o 7 años,

no tenía más, yo era muy pequeña.

Le ponía el plato de macarrones y le ponía el azucarero al lado,

yo miraba el azucarero y decía ¿y esto para qué es?

Y me decía ¿Tú los has probado? yo decía no,

y se ponía azúcar a los macarrones y me decía prueba, prueba,

y es verdad que están buenos.

Siempre digo eso de que era especial hasta para comer.

Había videntes que llamaban si,

porque que Marta habla conmigo,

¿SI? pues dime lo que más me gustaba,

alguna ha dicho macarrones, alguna ha dicho macarrones,

pero con tomate y azúcar ninguna.

Macarrones con tomate, pero con azúcar Nadie.

Se echaba a los macarrones con tomate y a los espagueti.

Educada en la sencillez de lo corriente

y en el culto a la familia y los valores,

Marta del Castillo tuvo una infancia repleta de normalidad.

Hasta la maligna ejecución de su crimen, fue plenamente feliz.

Muy feliz. De hecho, si le preguntas a los amigos,

te lo dirán, ella siempre se estaba riendo.

Siempre se reía, venía con una sonrisa,

con la familia, era una niña muy familiera.

Desde pequeñita siempre ha estado rodeada de la familia,

siempre, en los eventos, las navidades, entonces ella,

como ha crecido con ese vínculo familiar, muy arraigado,

por nuestras costumbres, ella, con su adolescencia,

ella no era capaz de percibir un cumpleaños

que no fuera primero familiar y luego irse con sus amigos.

Y ella era muy servicial,

cuando veía una persona mayor le llevaba la cesta de la compra,

la acompañaba y todo lo demás, era una niña con un corazón enorme,

no porque fuera mi nieta, me lo han demostrado los propios vecinos,

las propias personas que se relacionaban con ella.

Éramos muy infantiles las dos,

siempre nos gustaba mucho Disney, las Barbie,

no éramos de salir, de fines de semana.

Nuestro plan perfecto era comprarnos una bolsa de chuches,

sentarnos en el salón y ponernos a ver películas de Disney.

Ese era nuestro plan perfecto, ponernos El Rey león,

La Sirenita, la Bella y la Bestia, bueno.

Y por supuesto cantar las canciones a pleno pulmón,

hasta que venían a reñirnos.

"Si le gustaba la música, le gustaba ir al cine.

No era una niña muy discotequera, se le daba mal el baile,

La manera de andar y de reírse es muy particular.

Andaba de puntillas, andaba a saltitos.

Mi hija era devota de la Semana Santa,

de la Feria no, sinceramente.

Le gustaba ir a la feria como a todos los chavales,

la Semana Santa no se la perdía.

En enero, ya estábamos en casa oliendo a incienso.

Precisamente ese día le pidió al abuelo para comprar un incensario,

y, ya olía a Semana Santa en casa.

Y ya estaba con la música, la música de cofradías.

Date cuenta que aquí en Sevilla concretamente,

que se le dedique una marcha profesional a algo,

es algo muy importante y muy serio.

Que lleva esa esperanza y ese apoyo a que esto no vuelva a pasar

Y que la familia tenga un recuerdo siempre,

en la música de una Semana Santa que vincula mucho a Marta.

Bueno el primer recuerdo que aflora es el último día que la vi aquí abajo

que vino a pedirme dinero para comprar este hornillo,

que se le echa al incienso no.

Le pregunté: ¿Cuánto vale eso?

Abuelo seis o siete euros Ufff eso es mucho dinero,

coge una lata de tomate, de broma, le echas carboncillo.

Bueno abuelo pero eso no es, total que le di 10 euros,

fue a comprarlo, le costaría 5 ó 6 y vino a traerme el resto del dinero,

no quédate con el, eso es lo último que hablé con ella.

Ese recuerdo no se me olvida, ese recuerdo lo tengo grabado ahí.

Después yo tengo, en el armario, que es esta parte de aquí,

una dedicatoria, que me hizo ella en la agenda mía del colegio,

que pone la "Tuqui", (Martuqui), que es como la llamábamos,

y después aquí tengo, arriba, la "h" de hadita y la "r" de rubia.

No vivo aquí, pero seguirá aquí por el resto de los restos.

Lógicamente cuando ella llegaba abría este armario, además tal cual,

y decía, ¿esto te lo puedo coger? coge, coge lo que quieras.

A día de hoy, le tengo que preguntar, como no la tengo,

le tengo que preguntar, oye, ¿y yo que me pongo?

y saco el vestido y este o este

y hago como que me escucha o pienso en lo que ella me diría

siguiendo su criterio y lo que le gusta, venga pues este.

Hay una foto que ella sale, que es con este cojín,

el más grande que tenía, en aquel entonces,

se lo ponía aquí así y se hacía la foto.

Mogollón de recuerdos, de regalos, fotos,

momentos, este se lo ponía de almohada se echaba así

y luego me olía a mí toda la cara, toda la almohada a vainilla,

que era la colonia que ella se echaba.

No se, son un montón de recuerdos.

Y yo hoy por hoy, tengo que sonreír también por mi nieta,

es una niña pequeña que empieza vivir y a hacer sus gracias.

He empezado a cantar canciones infantiles con ella, otra vez,

pero sientes que no es de la misma manera

como se las cantaba a su madre o a su tía ¿no? eso si es verdad.

A Marta le gustaban muchísimo los niños pequeños,

pienso que hubiera disfrutado muchísimo de su sobrina.

A nosotros nos da vida, nos llena

yo la quiero mucho, es muy cariñosa,

y lo que haga falta para ella.

Yo cuando llego a casa,

es tan cariñosa que sale corriendo a abrazarme

y como todos los abuelos se me cae la baba.

El pelo y eso igual que como lo tenía Marta de pequeña.

LLovía en Sevilla aquel sábado 24 de enero de 2009.

Ese día Marta del Castillo no regresa a casa por la noche.

Su padre se había cruzado con ella por la tarde, en el portal,

cuando la recogía Miguel Carcaño,

con el que Marta había mantenido tiempo atrás una relación breve,

que el entorno define como primer noviazgo.

Ella le conoce primero por medio de un compañero del colegio,

la sobrina de Carcaño estaba en nuestro colegio, San Juan Bosco,

y él iba a recogerla muchas veces, iba a recogerla,

y pues Marta lo vio y oye le llamó la atención

y pidió que se lo presentaran y se lo presentaron

Miguel entró en el grupo como un amigo más

y pues un año más tarde es cuando yo conocí a Miguel,

a Miguel, y a Samuel y al Cuco.

Para aquella época, que éramos niñas lo llamas novio, por así decirlo,

-Un noviete. Un noviete.

Pero no era una relación estable o seria, duraron un mes, no más.

Era el primer novio, era algo más especial, pero.

Ella tenía 15 años, él 17 y duró mes y medio,

es decir a eso no le puedo llamar tampoco una relación,

fuerte, duradera.

Ella se dio cuenta en ese tiempo que él era muy celoso, muy posesivo

y ella no estaba por la labor esa.

Y en Feria yo me fui a casa de Marta

y abrí la puerta y tal como abrí la puerta,

me metió detrás de la puerta y me dio un beso,

inmediatamente lo aparte y dije Marta, ¿este tío de que va?

Que no que tú le has gustado desde que te vio, ¿por qué no lo intentas?

Y yo tenía 16 años y el tipo malote, el chulo del grupo ,

pues te llama la atención, lógicamente.

A día de hoy no me arrepiento de otra cosa, que sea más de eso.

Él intentó picotear todas las chiquillas de la pandilla, ¿no?.

Y con quien quizás estuviera mucho más tiempo

es con la niña que vivía en la misma urbanización que él,

pero es que esa cría tenía 12 años.

Recuerdo aquella tarde, recuerdo el último instante en que la vi,

entrando yo en el portal venía de compras,

lo tengo como una foto fija,

hora por hora toda la noche.

Estaba con Miguel Carcaño, hablando y con una moto al lado

y solamente le dije, ¿no irás a ir en moto?

no me gusta por los peligros del tráfico,

una moto tan pequeña, y eso, ¿no?

solamente le dije eso y subí como un día más.

No podía pensar que fuera el último momento que la viera.

La hora de llegada era a las 10 y media, 11 menos cuarto, no más.

Pero empezamos a echarla de menos a las 8 de la tarde,

porque ella tenía su móvil, no se despegaba de el, ella daba toques.

Llamé inmediatamente a Eva, fue la que me confirmó que no había llegado,

me pareció muy extraño, porque,

no estaba acostumbrada a llegar más tarde las 10 y media

y siempre estaba comunicada con su madre,

yo creo que la llamaba cada media hora, era muy extraño.

Susana, la madre de Alejandra,

habla por teléfono con el hermanastro de Carcaño,

quien amablemente le da una primera versión.

Pero cuando en compañía de otro padre acude al piso de León XIII,

domicilio de la familia Carcaño donde están los hermanastros

y en el que fue asesinada Marta del Castillo, hay algo que no cuadra.

Miguel ¿dónde has dejado a Marta? dijo, en la cristalería a las 9:30

y entonces interrumpió el hermano y dijo:

si, si si yo los he visto entrar.

Marta se quedó en la puerta, él entró recogió unos CDS y se fueron.

Pero si me acabas de decir hace un rato por teléfono

que hacía mucho tiempo que no veías a tu hermano y no conocías a Marta.

le dije al padre del otro chico, vámonos que aquí hay algo raro.

Este hombre ha cometido un asesinato según la ley, un delito.

Pero este hombre era un niño amedrentado, asustado.

Un niño, le daba vergüenza levantar la cabeza y decir buenos días.

¿Pero por el hermano? -Con el hermano no.

Porque le había criado una mujer inválida

y había volcado toda su mala leche en ese crio.

Porque la madre era conflictiva, de toda la vida, era conflictiva.

En cuanto a obligaciones con la comunidad,

en cuanto a saltarsey violar las leyes en cuanto a todo.

Y el niño no, cuando se vio solo...

¿Usted vio alguna vez, le preguntaba a Márquez, vio entrar a Marta?

Si, ahí se sentaban, en el pasillo, le dije, oye, ¿que hacéis ahí?

¿Que hacéis ahí, a esta hora? Estamos esperando a Miguel.

En principio, aparentemente, era un chaval muy normal, muy tímido,

no te miraba de frente, no te miraba de frente,

pero bueno, timidez que pudiera tener, muy callado, muy reservado.

Miguel Carcaño es un hombre muy simple, un hombre vegetativo,

que lo que busca es su vida personal, su placer y punto final.

Es un sujeto básico, primitivo, guapito, un chico guapito

que gustaba a las mujeres jóvenes, pero nada más.

No se puede decir de Carcaño que presenta una personalidad compleja,

ni siquiera digna de estudio, simplemente mentiroso y oportunista,

esos son los dos epítetos.

Las horas pasan pero, Marta del Castillo no aparece.

La familia lo denuncia y la policía acude el día siguiente, el domingo.

Asume la investigación el grupo de menores (GRUME).

Como las horas, los días se consumen, no hay rastro de ella.

Testigos de León XIII notaron movimiento cerca del piso esa noche,

un bajo ahora precintado tras un intento de asalto de okupas.

La policía de Sevilla, que ha declinado hacer declaraciones,

da valor al testimonio de una vecina de la casa de Marta

que, confundida, dice haberla vistoentrar.

El 13 de febrero de 2009 detienen a Carcaño y cuatro personas más:

Samuel Benítez Pérez,

Francisco Javier García Marín, alias el CUCO y menor de edad,

Francisco Javier Delgado Moreno, hermanastro de Carcaño

y la novia de este, María García Mendaro.

Al día siguiente, Miguel Carcaño confiesa el asesinato de Marta.

Yo me quería morir, a mí me llaman a las 8 de la mañana

y me dicen, Alejandra Portillo, si, soy yo

y me dice: Miguel Carcaño ha confesado el asesinato de Marta,

yo colgué el teléfono y recuerdo tirarme en el suelo a llorar,

segundo más tarde me vuelven a llamar no sé cómo cogí el teléfono.

Alejandra, dime por favor que te suenan las iniciales SBP,

claro yo entré en shock, eso no me lo podía creer,

que una persona que estuvo el 24 buscando con nosotros,

una persona capaz de darle la palmada en la espalda a su padre,

fue capaz de ponerse frente a ellos y decirles, la vamos a encontrar,

que esa persona estuviese involucrada en el caso Marta

y cuando a mi dicen iniciales SBP

a mí se me viene a la mente Samuel BenítezPérez.

Entonces a mí me dicen que se hace cargo GRUME, la brigada de menores

claro, mi hija está desaparecida era menor, era lo lógico,

pero ya cuando Carcaño confiesa que la ha asesinado,

lo lógico es que la hubiera cogido la brigada de homicidios,

yo incluso llegué a pedir a la Policía Nacional,

que se hiciera cargo la Guardia Civil incluso la UCO,

me decían que había visto muchas películas.

El de menores está acostumbrado a trabajar con menores no con adultos

¿Quién tiene que intervenir?

Me imagino que se han estado riendo de la policía, de la familia,

de los fiscales, del juez y seguramente de hasta a su letrados.

Porque tengan ustedes en cuenta que los detenidos, pueden mentir,

que están en su derecho, uno de los derechos que tienen es mentir.

El bien común de la sociedad, que es la Justicia,

ha tropezado en el caso Marta del Castillo con dos juicios,

dos condenas y numerosas contradicciones.

Si lo justo es la verdad,

resulta comprensible que la frustración familiar

provocada por las dos verdades judiciales,

lleve a lospadres a cuestionar la credibilidad del Estado de Derecho

sobre el que se asienta la democracia española.

Yo creo que ninguna de ellas es la verdadera.

Ninguna, por mucha toga que tenga quien la haya escrito,

ninguna es la verdad, eso es lo que yo pienso.

"No deja de ser algo llamativo, ¿no?,

que sobre un mismo caso haya dos hechos probados,

dos verdades judiciales, es algo difícil de entender.

Se habla de esas contradicciones,

de diferentes horas en las que trasladaron el cuerpo de Marta

una dice una hora, otra a otra,

las personas no las sitúan en juicio están situadas en un lugar

en el otro están situadas en otro,

si es verdad que hay puntos en común,

como por ejemplo que Miguel Carcaño fue el asesino de Marta del Castillo

el Cuco fue el encubridor, que no hubo violación de Marta del Castillo,

esos son los puntos en común de las dos sentencias,

pero si es verdad que luego hay una serie de contradicciones,

que no dejan de ser bastante llamativas a todos los niveles.

Entre enero de 2011 y enero de 2012 se celebraron los dos juicios

y dictaron las dos sentencias del caso Marta del Castillo.

El juicio contra el menor Francisco Javier García Marín, el CUCO,

le sentenció como encubridor

a 2 años y 11 meses de internamiento en un centro de menores.

El segundo juicio contra los cuatro mayores de edad,

condenó únicamente aMiguel Carcaño

a 20 años de cárcel por el asesinato de Marta del Castillo,

ampliados después por el Tribunal Supremo a 21 años y 3 meses

por daños morales a la familia.

Fueron absueltos su amigo Samuel Benítez,

el hermanastro Francisco Javier Delgado

y la novia de éste, María García Mendaro.

En la primera vista se condena al Cuco por encubrimiento,

pero se le absuelve de asesinato, de agresión sexual

y de cooperar en la desaparición del cadáver.

En la segunda vista se establece que Carcaño mató a la joven sevillana

al golpearla con un cenicero

y el Cuco le ayudó a deshacerse del cadáver

con la ayuda de una tercera persona no identificada en la sentencia.

Y eso tiene un nombre y apellidos.

Nosotros siempre hemos señalado a Francisco Javier Delgado

como la persona que ayuda a desaparecer el cuerpo de mi niña.

Eso lo tenemos clarísimo otra cosa es que no se haya podido demostrar.

Y no se ha podido demostrar porque haya tenido unos testigos,

que para nosotros han testificado mentiras como catedrales.

En el segundo juicio de los mayores, de los adultos, cambian los horarios.

El juez dice que el cadáver es sacado entre las 9 y las 9 y media,

perdón, entre las 10 y 10 y media ya hay una diferencia de horario,

entonces yo, particularmente pienso ¿por qué cambian el horario?

para mi, para exculpar a María García Mendaro y a su novio.

Diferentes juicios pueden dar lugar a diferentes pruebas,

aunque sean matices, dando lugar a diferentes sentencias,

y eso es execrable en Justicia.

Entonces por eso toda la justicia de mayores o adultos,

la justicia del Código penal normal, habitual a lo ordinario

está enfocada al hecho a que se celebre un único juicio,

en este caso no era posible, sabíamos que iba a haber dos sentencias

y claro las dos sentencias no iban a ser iguales,

porque además sabemos en un caso en una jurisdicción fueron como testigos

y en otra como imputados, y su declaración varió,

al variar su declaración varió la valoración de esa declaración,

y es lo que hace que haya dos instancias,

le hace flaco favor a la justicia pero es una garantía procesal,

El hecho de que solo la prueba de juicio es la que vale,

por lo tanto las sentencias son contradictorias,

porque no declararon lo mismo en un juicio que en otro.

La existencia de dos sentencias judiciales,

sobre un mismo hecho criminal es algo que chirría,

con el propio el sentido común básico, no es menester ser jurista

para comprender que eso no es lógico ni razonable,

el sistema procesal español lo tiene establecido así.

Estábamos en el cuarto discutiendo. -En su cuarto.

Sí, estábamos entre el salón, como le he dicho, y el cuarto,

Nos acaloramos; por decirlo así, discutiendo.

En uno de los momentos había un cenicero en la mesa del ordenador.

Lo cogí y le di un golpe.

¿Dónde se encuentra el cuerpo de Marta del Castillo?

No lo sé, ni se dónde está el cadáver de Marta,

ni le he preguntado a ninguno de ellos donde está el cuerpo de Marta.

Es algo que no se ni he sabido nunca.

¿Dónde se encuentra el cuerpo de Marta del Castillo?

"No lo se".

Esa burla del Estado de Derecho, esa burla a la justicia,

esa burla a la humanidad, esa burla a la familia,

que realizan cuatro individuos como los que describís en el caso

es absolutamente indecente.

¿A los ciudadanos cree les parece razonable eso?

yo creo que no, a ningún ciudadano,

tendríamos 40 millones de personas que dirían eso no es justicia,

eso no es forma de hacer justicia.

Pero fíjese lo que me dice que es muy importante.

Hay una serie de personas que dicen estar allí cuando la persona fallece,

ninguno dice lo mismo y sin embargo se les juzga,

como si unos fueran culpables y otros no, yo no lo entiendo.

En el mismo juicio se producían momentos que no estaban previstos

como ese careo entre Miguel Carcaño y Samuel Benítez, careo entre ellos.

Entonces fue un caso con muchas novedades, muchas declaraciones.

Mucha gente se acercaba a las puertas de la Audiencia Provincial de Sevilla

para la llegada de los acusados para gritarles, para increparles.

(Gente gritando ¡ASESINOS!)

Lo único que te quiero decir que ya que estás implicado conmigo,

que digas dónde está Marta ya que tú estás en calle y yo estoy en prisión

y se ve que tu actitud es lo más pasota que se puede ser.

¿Donde está? cree el ladrón que todos son de su condición, eso lo primero.

Y explícame tú con el mayor respeto a todas las personas de la sala

quien te crees tú, que tú, una persona mata a una persona

y quien se va a creer en esta sala con el máximo respeto a la sala,

quién se prestaría a ayudar a la desaparición de un cuerpo,

cuando otra persona es el la ha matado, porque yo, no.

Nunca terminas de conocer a una persona, no sabes por donde sale,

pero yo te puedo garantizar, conociendo a Miguel,

y tú también lo has visto que él solo no piensa eso, no maquina tal trama.

Pero vamos a ver, no es cuestión de maquinar es cuestión de lógica.

Una persona solo no mata a alguien, no se deshace del cadáver,

no limpia todo aquello, sólo no.

Y más se supone habiendo gente en ese domicilio,

porque se supone que había personas en ese domicilio.

Estas contradicciones algunas veces son deliberadas,

en este sentido parece que buscan una estrategia de defensa,

probablemente un sobreseimiento o una sentencia absolutoria,

cosa poco probable, como ha sucedido en este caso.

Pero todo este conjunto de circunstancias de vicisitudes,

es lo que quizás hace, unido a que no ha aparecido el cuerpo del delito,

a que no tengamos una solución definitiva,

al menos a nivel criminológico, sobre los hechos.

La búsqueda interminable de los restos de Marta del Castillo

ha convertido este caso en un enigma

que estimula las sospechas más allá de las sentencias.

En su tormento asesino, Miguel Carcaño ha contribuido,

con sus múltiples y engañosas versiones,

a la confusión policial y judicial

y al incremento del dolor de la familia.

Primero dijo que la mató él, tal y como declaró en el juicio.

Después habló de violación e implicó al CUCO en el asesinato,

lo cual descartó la verdad judicial.

Pero la versión más creíble para el entorno de Marta es la última,

que la Justicia archivó tras abrir de nuevo diligencias

contra el hermanastro de Caraño.

Creo que fue una discusión económica

Es decir, el hermano se había gastado el dinero de la hipoteca del piso,

se había comprado una moto, aparatos electrónicos y demás ¿no?

hubo una pelea y ella se metió por el medio para separarlos

y ahí fue donde le dieron ese golpe con la culata de la pistola y murió.

Me creo la última versión.

La última es que el golpe que le ocasiona a Marta su muerte,

lo da el hermano con la culata de la pistola,

es la última versión que ha dado Carcaño

yo no sé si se dio el golpe con una pistola,

si le da el golpe Carcaño, el hermano con el cenicero,

o con lo que fuese, porque eso, nada más que lo saben ellos.

Y mi hija, según él, lo que hace es intenta separar

y que el hermano se revuelve y le pega con la pistola,

pistola que sabemos que él tiene.

Él dice que los vigilantes de seguridad,

que sí que él tiene licencia de llevar pistola,

pero todo el mudo sabe esa pistola se tiene que dejar en la empresa

pero la pistola que él tiene no es de la empresa,

yo hasta ahí voy a llegar, la pistola no era de Prosegur

Dice que Miguel Carcaño le escribió una carta al hermano,

diciéndole que dijera, el hermano hizo caso omiso,

yo fui a verlo, fui a verlo a la cárcel.

A mí me remitió a la última versión y me dijo que era la verdadera.

Recibe al padre en un proceso que tiene Miguel Carcaño,

de tarar de acercarse a la familia ¿Por qué?

Porque toda la opinión publica le tacha de canalla,

eso es difícil de superar para un chaval de su edad

y de sus pocos mecanismo de defensa,

por eso la recepción del padre es un alivio para Miguel Carcaño.

Como nosotros pensamos que Francisco Javier Delgado,

el hermano de Carcaño, tiene mucho que ver en este tema

es una persona que es muy inteligente,

si eres tan inteligente puedes hacer llegar un anónimo de alguna manera,

para que nosotros podamos encontrar a mi hija.

Cuando son detenidos estos 5 individuos,

entre ellos María García Mendaro, que era la novia del mayor,

a mí me sorprendió bastante que todos fueron a la cárcel menos ella,

no sabíamos de quien era ella,

pero posteriormente nos enteramos que era la hija de una política,

bastante importante aquí, en Sevilla.

En el caso Marta del Castillo hay un factor de complejidad

que lo convierte en un enigma sin solución

en tanto no aparezcan los restos o no haya nuevas confesiones.

A Carcaño se le realizó el llamado "test de la verdad" sin éxito,

pues pese a tratarse de un caso de asesinato,

sigue sin aparecer el cuerpo del delito.

La búsqueda interminable en numerosos lugares de Sevilla,

incluido el río Guadalquivir,

ha costado oficialmente hasta el juicio 600 mil euros,

pero sumando los operativos posteriores

puede superar ampliamente el millón de euros.

La propia novia de Miguel Carcaño, en el momento del asesinato,

una joven menor, de Camas, implicó al hermanastro en su declaración,

aunque después se desdijo.

Recibí una llamada que a mí me amenazaron.

Y me dijeron que si yo contaba todo lo que sabía,

a mi madre la rajaban de arriba a abajo y a mí me daban una paliza.

Me dijeron que esa tarde habían estado con Marta,

que habían discutido los dos que el hermano estaba en su casa,

que se había peleado con Marta,

el hermano estaba en la habitación salió y peleó con Marta,

desde el mismo arrebato de que le contestara a su hermano

cogió un cenicero y le dio, la golpeó,

y una vez estando en el suelo los dos se liaron a pegarle.

El caso de Marta del Castillo yo diría que es un caso de desaparición

porque los funcionarios públicos en ningún momento ven a Marta

con lo cual tienen que basarse, lo que le dicen los demás,

y eso es lo que tenemos en un caso de desaparición

así que la forma de resolverlo es muy parecida.

Y no tenemos gente preparada para eso, hoy en día tampoco.

La desaparición del cadáver tiene otro encaje jurídico,

la desaparición es de una persona viva y no está en ese caso,

dada la certeza de que la vida de esa joven pobrecita

quedó eliminada esa misma noche

estamos ante un caso de asesinato y no de desaparición.

Y fíjate lo que te digo eso me preocupa menos,

porque la muerte de una persona puede ser accidental, voluntaria,

hay muchas razones para hacerlo,

pero el jugar con el destino de una familia entera

simplemente negando evidencia y negando donde están los restos.

Te van a meter en la cárcel igual, 20,30 o 40 años

por mi como si está toda la vida entera en la cárcel,

yo soy partidario de la prisión permanente revisable.

creo que en este caso es palmaria.

Más de 20 ó 25 años no va a cumplir, haya hecho lo que haya hecho.

Entonces de siempre he sido a favor de la prisión permanente revisable.

Cadena perpetua no podemos la Constitución lo prohíbe,

pero la prisión permanente revisable como en resto de Europa

que se revise y si una persona no está rehabilitada

que se debe seguir quedando allí. Sí.

El dolor es infinito y yo siempre recuerdo

cuando pasó lo de la niña de Juan José Cortes,

estaba yo en el trabajo y lo comenté con una compañera y le dije.

No puede haber dolor más grande en este mundo

que el no saber lo que ha pasado con tu hijo,

porque cuando lo tienes muerto, es un dolor tremendo,

pero no puede haber algo más terrorífico que el no saber

y tristemente lo he tenido que experimentar ¿no?

El sentimiento de la pena

está causando un dolor infinito a la familia de Marta del Castillo,

que desprende un aura terapéutica de ternura, tristeza y esperanza

sinceramente conmovedora.

A ese dolor infinito se suman el sufrimiento

y una emoción perpetua de decepción.

Una cadena perpetua.

Ese dolor no nos lo va a quitar nadie.

Nadie nos va a quitar, si tenemos cadena perpetua somos nosotros.

La tragedia de perder una hija es terrible,

no hay mayor dolor que ese,

si además va asociada a una muerte violenta se duplica el dolor

y si a eso le añadimos que no aparece el cadáver

y ese cadáver está en algún lado y tú no puedes ir a rezar.

Entonces la tragedia es sin límites.

Ese dolor no se alivia con nada.

Tu ves que la gente se vuelca, sientes el apoyo, pero el dolor.

Sientes el calor de la gente, pero el dolor no se va.

Sientes que la gente de una cierta manera te da su cariño, su apoyo,

lucha por lo mismo que estas luchando tú,

El dolor el sufrimiento, la pena, el vacío,

un vacío que lleva 10 años sin llenarse, no va a llenarse nunca.

Donde el recuerdo no alcanza y la esperanza no llega

prende el consuelo de la indignación ante tanta mentira reiterada.

La madre de Marta aún espera respuesta a la carta de súplica

que dirigió al asesino de su hija.

Desde la cárcel, Miguel Carcaño reincide en el insulto, la ofensa

y la humillación al proponer un pago de 20 euros mensuales

en concepto de indemnización por daños morales a la familia.

Debe completar los 340 mil euros fijados por sentencia,

con lo que tardaría 1417 años en pagar.

¿Por qué ofrece ese pago?

Ofrece ese pago porque una de las condiciones para progresar en grado

es decir, para poder obtener permisos o pasar a tercer grado,

es, haber reparado la responsabilidad civil

o haber ofrecido un medio de la reparación

de la responsabilidad civil.

yo creo que lo que está buscando es que en el expediente carcelario de él

que figure que está intentado pagar la responsabilidad civil

a plazos o de alguna manera.

Cuando la madre de Marta le escribe a Miguel Carcaño,

en un intento desesperado como madre de encontrar los restos de su hija

y tenerlos y rezarla,

la ausencia de contestación es parte de la personalidad de Miguel Carcaño.

Con la muerte de tu madre te quedaste solo,

pero con la muerte de mi hija te has quedado vacío,

el vacío en el estómago que no te deja dormir

porque no hay acto más cruel y despreciable

que quitarle la vida a una persona

y más aún si esa persona te tenía el cariño que te tenía Marta.

Porque Marta siempre se alegraba cuando las cosas te iban bien.

Puede que todo esto te raye,

que te haga sonreír, mientras lees estas palabras escritas,

desde el dolor de una madre que se consume.

Pero quizá algún día comprendas todo el sufrimiento que estás causando

a unos padres y a unas hermanas,

que a pesar de todo te siguen llamando "El Miguel.

Solo quiero que me digas por tu madre, por ti o por mí,

Miguel, dónde está el precioso cuerpo de mi hija.

No se de donde me salió, pero.

(IMAGEN MANIFESTACIONES HACE 10 AÑOS)

Esta era la camiseta que nos dieron cuando las manifestaciones.

La plataforma de marta organizó todo el tema de carteles y camisetas.

Yo la mía la tenía puesta en esa pared para verla todos los días,

la tenía puesta como cabecera.

Fíjate como estará la camiseta desde que nos la dieron está tal cual,

no he querido ni lavarla siquiera.

Y la pinté con frases nuestras siempre y será siempre,

la "h" y la "r" de rubia forever, no se.

Allá donde estés sé que siempre estarás a mi lado.

Para mí esta camiseta era cómo mi cabecero.

Después también está las fotos, nos hacíamos muchas en el fotomatón.

Fíjate que pequeñas estábamos aquí.

Esta fue la última vez que quedamos para hacernos fotos en el fotomatón.

Diez años y dos sentencias después

la historia del asesinato de Marta del Castillo

se ha convertido en un caso sin final.

Diez años y demasiadas versiones y mentiras después,

la Justicia ha imputado por falso testimonio

al CUCO y a su madre Rosalía,

quien siempre ha mantenido que los restos de Marta

"nunca van -dijo- a aparecer".

Tras rechazarlas en 2015,

el juez ha admitido en 2019 las grabaciones

realizadas por un confidente a la madre y el padre de EL CUCO,

este último (el padre) ya fallecido.

Diez años y mucho sufrimiento después

esas grabaciones presentadas por la familia de Marta

son la esperanza probatoria de un engaño.

La madre del CUCO sabe cosas y no las ha dicho,

primero porque está en su derecho legal de callar

ahora como imputada más todavía, eh.

Y segundo porque de ahí se deriva un daño a su hijo, Cuco.

Recordemos que también son madre e hijo.

Dependerá ahora de cómo le entrevisten,

de cómo lo haga el juez, el fiscal, los letrados,

de la acusación y defensa.

Y de los investigadores que hagan las entrevistas,

si es que las van a hacer, o si es directamente el juez.

Porque ahora tenemos que ver si dicen la verdad,

pero nunca vamos a saber si dicen la verdad,

que ese es el otro problema.

Tanto en el caso del menor como de los adultos

hay sentencia firme.

La única manera de provocar una revisión de una sentencia firme

es que aparezca un documento o un elemento objetivo

que nos permita determinar

que los hechos que se tuvieron en cuenta

no eran ciertos.

Una sentencia por falso testimonio no es lo suficientemente sólida

como para establecer una base para un recurso de revisión.

El caso no está cerrado no ya a nivel criminológico

como a nivel formal

porque aunque haya una sentencia,

aunque haya una condena a un individuo o varios

no quiere decir que no haya nuevas pruebas

que permitan iniciar otras líneas de investigación

y castigar a otros culpables que haya participado en este...,

en la desaparición, secuestro y muerte de Marta del Castillo.

Yo personalmente no me atrevo a ser optimista en absoluto.

Me da la sensación

de que la investigación 10 años después está ya agotada.

Existieron defectos de instrucción policial en el inicio,

en las primeras horas y en los primeros días.

Ya yo lo siento mucho,

pero,

tanto la investigación policial como la judicial

han tenido lagunas y podido ser manifiestamente mejorables.

Lo que un sistema policial ni judicial no puede permitir

es que tres niñatos se burlen literalmente

de la investigación policial y judicial.

No te pueden tomar el pelo.

No tiene final porque para nosotros no ha habido justicia para Marta,

no sabemos dónde está Marta.

Pensamos que todos los que intervinieron,

sea de una manera o de otra,

hay algunos que se han ido de rositas.

Entonces no hay final.

Y no es cuestión de que sea un final feliz como en las películas,

aunque sea un final triste.

Pero eso es lo que desearía cualquier padre

que le arrebatan la vida de un hijo de esta manera.

Que haya un final digno para el que se ha ido

y justo para los que se quedan.

De momento no tiene final porque el final que todos queremos

y el final que quiere la familia,

es encontrar el cuerpo de Marta del Castillo.

No sé, lo primero que se me viene a la mente

es la frase de Toy Story "Hasta el infinito y más allá".

O la de Titánic: "Si tú saltas yo salto",

Que eso lo repetíamos mucho

y que siempre para mí siempre seguirá siendo mi mitad,

pasen 10, 20, 30 o 40 años, la parte que me falta.

Siempre y para siempre seguirás estando en mi corazón.

Siempre, pase el tiempo que pase

siempre tendrá un hueco en mi corazón.

Pues pondría lo que actualmente veo en todas las redes:

"Marta Sevilla no te olvida. Ni te olvidará".

Yo todas las noches al acostarme me despedido de ella.

Porque me queda una foto

al entrar en el dormitorio.

Alguna vez, ojalá que la encontremos.

Yo

voy a seguir yendo a la policía, moviéndome por quien me pueda ayudar.

Voy a seguir buscando

y ojalá algún día la encuentre y tenga un final.

Si tuviera que decirle algo a Marta ¿Qué le diría?

Que confíe en su padre.

Solamente confíe

y demos tiempo al tiempo.

Yo a mí ya, a mi hija al menos yo..., ¿eh?

Mi marido creo que tiene todavía un poco de esperanza

de que pueda aparecer, pero de forma casual,

por supuesto,

porque él no piensa nunca que la vaya a encontrar la policía

o que ellos confiesen donde está.

Él siempre piensa que puede ser de una manera fortuita

y yo ya me he mentalizado

de que en el único sitio que puedo poner flores

y la única manera que puedo rezarle

es en ese marco que estáis viendo ahí.

¿Es una foto con 17 años?

¿Usted reza ante esta foto?

Rezar no, le hablo, le hablo. -¿Qué es lo que más le repite?

Que nos de fuerzas para sobrellevar esto,

para seguir adelante porque esto es una losa que se tiene.

Tú cierras la puerta y lo que te queda es pena, tristeza.

¿Cuál es la frase de la madre de Marta sobre su hija?

Sobre mi hija cuando me preguntan qué la define

siempre voy a decir que bondad y alegría.

Era una niña muy bondadosa, muy generosa

y siempre con una sonrisa.

Siempre quería el bien para todo el mundo.

Siempre luchaba porque todos estuvieran bien.

Yo creo que si ella hubiera vivido hubiera sufrido mucho

porque el mundo no es como uno quiere que sea,

te tienes que amoldar a él.

Y en el mundo hay tristeza, hay alegría, hay maldad y bondad,

y creo que hubiera sido una guerrera de las causas perdidas.

Documentos TV - Marta, la niña de Sevilla

Noticias

anterior siguiente