Enlaces accesibilidad

La revalorización del franco suizo sacude la economía helvética y el mercado de divisas

  • La patronal helvética alerta de la pérdida de competitividad de las exportaciones
  • La Bolsa suiza cierra con una caída del 5,96% y pierde los 7.900 puntos

Por
APRECIACIÓN FRANCO SUIZO QUITA EL SUEÑO A MILES DE PERSONAS EN EUROPA CENTRAL
Un grupo de personas hace cola en una oficina de cambio en Ginebra. EFE EFE/Martial Trezzini

La revalorización del franco suizo, una divisa muy usada en las transacciones internacionales, ha sacudido la economía helvética y ha agitado por segundo día consecutivo los mercados financieros.

La Bolsa suiza ha continuado con su deriva bajista. Este viernes ha cerrado con una caída del 5,96% y ha perdido el soporte de los 7.900 puntos, tras dejarse el jueves un 8,7%, su mayor desplome desde 1988.

En el resto de Europa, han dominado las ganancias. El IBEX 35 ha cerrado la semana con un avance del 3,29% y ha recuperado las 10.000 unidades.El índice DAX de la Bolsa de Fráncfort ha subido un 1,35% y ha marcado un máximo histórico al cerrar en 10.167,77 puntos. Mientras que la Bolsa de Milán ha ganado un 2,18%, París un 1,31% y Londres un 0,79%.

Interés negativo del bono suizo a diez años

Por primera vez, el interés del bono suizo a diez años en el mercado secundario ha entrado en terreno negativo, con una tasa del -0,031%. Esto significa que los que quieran prestar dinero a Suiza deben pagar por hacerlo.

En principio, las tasas negativas deberían desanimar a los inversores e incitarlos a colocar su dinero en divisas más rentables como el euro. En concreto, la moneda comunitaria llegaba a caer hasta los 1,1476 dólares, su cambio más débil frente al billete verde desde septiembre de 2013

En este contexto y tras un primer análisis de la situación, algunos bancos recomiendan las inversiones en acciones suizas para los próximos doce a dieciocho meses. El hecho es que la fuerte caída de la bolsa suiza ofrece oportunidades interesantes de inversión.

En cuanto a inversiones en divisas, el escenario es diferente y se anticipa que los inversores se verán atraídos por el dólar después de la subida de valor del franco suizo.

Inquietud en la patronal helvética

Los agentes económicos suizos se han mostrado inquietos, tras la decisión del Banco Nacional Suizo (BNS) de abandonar el cambio mínimo con respecto al euro, una política monetaria que ha frenado la apreciación del franco suizo desde hace tres años.

En un comunicado, la patronal helvética, agrupada en la asociación Economiesuisse, ha señalado que la decisión "ha pillado con el pie cambiado a los mercados y las empresas" y consideran que es una medida "incomprensible" en la coyuntura económica actual.

Economiesuisse considera que las empresas exportadoras y las compañías turísticas se verán obligadas a "plegar velas". La industria textil también sufre las consecuencias de la revalorización de la moneda suiza, dado que exporta el 75% de su producción a la Unión Europea. El textil teme que se registren cierres de fábricas y destrucción de empleo en un sector que ocupa a más de 12.500 trabajadores.

La firma estadounidense de intermediación financiera FXCM ha anunciado que no cumple las reglas macroprudenciales, tras asumir pérdidas de sus clientes por 225 millones de dólares. Peor le ha ido a la empresa británica de inversión en Bolsa, Alpari UK, que se ha declarado en suspensión de pagos.

Los cotizados relojes suizos se han encarecido entre un 15% y un 20% para los compradores extranjeros, una subida inoportuna a las puertas del Salón internacional de alta relojería, que se inaugura el próximo lunes en Ginebra.

Este viernes el presidente de la firma relojera H. Moser & Cie, con la sede en Neuhausen am Rheinfall, cerca de la frontera alemana, ha publicado una carta abierta al presidente del BNS en la que le detalla que las joyerías extranjeras han cancelado sus pedidos tras el anuncio y que se siente tentado a deslocalizar la empresa y mudarse a Alemania.

UBS revisa a la baja el crecimiento de Suiza

El banco UBS ha revisado sus previsiones y ahora cree que el crecimiento helvético será del 0,5% en 2015, frente al 1,8% estimado anteriormente, mientras que para 2016 se apuesta por un avance del PIB del 1,1% de evolución, seis décimas menos de la última previsión.

Economiesuisse sostiene que repuntará el turismo de compras que práctican los suizos cuando atraviesan la frontera para llenar el carro del supermercado a un precio más barato, algo que penaliza a los comerciantes locales.

En 2011, en plena crisis financiera mundial, mucha fortunas veían el franco suizo como una inversión segura y empezaron a comprarlo masivamente, provocando su sobrevaluación y poniendo a los exportadores en una situación muy complicada, lo que llevó al BNS a instaurar ese control de cambio.

El BNS se ha tirado tres años y medio comprando euros cuando percibía movimientos especulativos sobre el franco suizo que presionaban al alza. En este periodo, sus reservas en euros se han multiplicado por diez. Según los expertos, la situación era cada vez más insostenible para el banco nacional que "ha preferido cortarse la mano, antes de tener que amputarse el brazo".

Noticias

anterior siguiente