Enlaces accesibilidad

El juez envía a prisión a Miguel Blesa bajo fianza de 2,5 millones por el "colapso" de Caja Madrid

       
  • El banquero ha ingresado en la cárcel madrileña de Soto del Real
  •    
  • Por supuestas irregularidades en la compra del City National Bank of Florida
  •    
  • Tenía que depositar 2,5 millones de euros para evitar ir a prisión
  •    
  • El juez aprecia riesgo de fuga y de destrucción o alteración de pruebas

Por
Miguel Blesa ingresa en la cárcel de Soto del Real

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, Elpidio José Silva, ha ordenado el ingreso en prisión eludible bajo fianza de 2,5 millones de euros del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa al apreciar indicios de irregularidades en la compra del City National Bank of Florida (EE.UU.).

Silva ha tomado esta decisión  tras  interrogar a Blesa y en contra del criterio del fiscal, al  apreciar que existe riesgo de fuga y de destrucción o alteración de  pruebas. Miguel Blesa cobró 2,8 millones de euros de indemnización tras dejar la presidencia de Caja Madrid y fue sustituido en el cargo por Rodrigo Rato.

El juez -que también investiga el crédito fallido de 26,6 millones que Caja Madrid concedió al Grupo Marsanshabía citado a declarar de forma urgente al expresidente de la entidad para explicar esos préstamos a la empresa de Gerardo díaz Ferrán.

Tras declarar, se ha celebrado una vistilla en la que Manos Limpias ha solicitado que se decrete la prisión eludible bajo fianza de tres millones de euros para Blesa, mientras que la Fiscalía se ha opuesto a esta medida. Manos Limpias presentó una ampliación de su denuncia por  el crédito a Marsans para que se investigara también la adquisición del  banco norteamericano.

El secretario general del sindicato, Miguel Bernad, ha calificado la sentencia de "objetiva, independiente y ponderada", en lo que representa una "decisión  ejemplarizante". Ha añadido que en seis meses de instrucción, el juez ha gozado de "pruebas suficientes para saber que se han podido producir todos estos delitos y un grave perjuicio a la entidad Caja Madrid" y su obra social.

El portavoz de Manos Limpias considera que esta decisión es un "aviso a navegantes", en un contexto en el que se ha producido un "verdadero escándalo en el sector financiero". "Los perjudicados son los millones de depositantes", ha dicho. "Caja Madrid era una especie de cortijo donde el presidente y sus  consejeros se repartían los créditos alegremente sin la más mínima garantía", ha apuntado Bernad.

Compra del City National Bank of Florida

Caja Madrid, aún con Blesa en su Presidencia, anunció en 2008 la  compra del 83% del City National Bank of Florida por 927 millones de  dólares (unos 618 millones de euros en aquel momento) y, posteriormente,  se hizo con el 100% de la entidad, aportando otros 190 millones de  dólares (unos 127 millones de euros).

Para el juez, la compra  del banco norteamericano por parte de Caja Madrid se hizo prácticamente  por el valor en libros de la entidad, unos 1.121 millones de dólares,  pero al tener en cuenta el deterioro del fondo de comercio del banco, la  operación pudo acarrear a la caja unas pérdidas de 500 millones de  euros.

El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, Elpidio  José Silva, considera que detrás de la compra por parte de Caja  Madrid del City National Bank de Florida hay una "pésima gestión  bancaria indiciada", una operación en la que no se analizó de forma "mínimamente" solvente  la viabilidad, el riesgo y el nicho del mercado, señala Europa Press.

Bankia está en la actualidad escuchando ofertas vinculantes  procedentes de otras entidades para pujar por su filial en Florida,  el City National Bank (CNB). La operación de venta se prevé que se  materialice antes del próximo mes de septiembre. Varias entidades controladas por bancos españoles han mostrado su interés por adquirirla, entre ellas Sabadell United Bank y BBVA Compass.

El banco está poniendo en orden sus cuentas. La entidad con sede en Miami y 65 años de historia está ya en la etapa final del proceso de venta. De acuerdo con las informaciones periodísticas, también han presentado ofertas entidades latinoamericanas como Banco do Brasil y el chileno Banco de Crédito e Inversiones.

Defensa de la operación en el Congreso

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa justificó  dicha operación el pasado mes de noviembre, durante una comparecencia  en el Congreso, argumentando que "el conocimiento del negocio en la  región impulsó" la toma de esta decisión, inicialmente pensada como  participación pero que, dos años más tarde, se convirtió en toma de  control total, recoge Europa Press.

Ante la comisión parlamentaria de Economía, Blesa defendió una  operación a la que Caja Madrid destinó 1.117 millones de dólares para  hacerse con el que, en ese momento, era el sexto mayor banco privado  del estado de Florida. Según el exbanquero, la operación se enmarcaba  en una estrategia de "impulso" a la banca de negocios de la Caja, así  como de diversificación de sus fuentes de ingresos, "tanto en cuanto  a su naturaleza jurídica como a su localización geográfica".

En el año 2000 Caja Madrid había abierto su oficina de Miami,  desde donde había constatado "la fuerte y creciente presencia de  empresas españolas en Latinoamérica". Eso, junto con los beneficios  obtenidos "desde el primer ejercicio", sirvió de "confirmación de las  predicciones" que los responsables de la entidad habían realizado  sobre las inversiones en la zona, lo que les "impulsó" a decidirse  por la adquisición del banco estadounidense.

"No fue esa entidad ajena a la crisis que hubo en Estados Unidos a  partir del año 2007 y sufrió los problemas derivados de la morosidad  y de las dificultades de financiación del balance. A día de hoy, tras  su capitalización y con la mejora del entorno económico, el banco ha  vuelto al camino de beneficios que siempre tuvo y en el año 2011 ha  obtenido un beneficio de 36 millones de dólares", añadió Blesa. 

Además, a un nivel más general, el expresidente de Caja Madrid  defendió completamente su gestión de la entidad, presumiendo de que  dejó sus cuentas en positivo y negándose a valorar la operación de  fusión que dio lugar a Bankia o su crisis posterior al haber  abandonado ya sus responsabilidades. También argumentó que la caja  madrileña no podría haber hecho las cosas de un modo diferente y que  era "imposible" prever el "tsunami financiero" que se avecinaba.

Noticias

anterior siguiente