Enlaces accesibilidad

El alcalde de Osaka justifica el uso de esclavas sexuales en la II Guerra Mundial

  • Toru Hashimoto pertenece a un partido derechista
  • China y Corea del Sur ya han expresado su protesta

Por
Fotografía de archivo de Toru Hashimoto, alcalde de Osaka
Fotografía de archivo de Toru Hashimoto, alcalde de Osaka AFP AFP PHOTO / FILES / Yoshikazu TSUNO

El alcalde de la ciudad japonesa de Osaka, Toru Hashimoto, ha provocado la polémica al justificar el uso de esclavas sexuales por parte de las tropas japonesas durante la II Guerra Mundial.

"Cualquiera puede comprender que el sistema de 'mujeres de confort' [término eufemístico con el que se conocía a las esclavas sexuales] era necesario para dar descanso a la multitud de hombres tensos, endurecidos y abatidos que arriesgaban su vida bajo una lluvia de balas", declaró Hashimoto el lunes ante la prensa.

"En aquel momento, el sistema era necesario para mantener la disciplina de los soldados", añadió.

Los historiadores estiman que hasta 200.000 mujeres fueron forzadas a convertirse en esclavas sexuales en burdeles del Ejército Imperial japonés antes y durante la guerra.

En una declaración de 1993 del Ejecutivo nipón, Japón admitió que sus militares estuvieron envueltos en estos crímenes. No obstante, algunos políticos conservadores argumentan que no hay ninguna prueba concluyente.

Protestas de China y Corea del Sur

China y Corea del Sur han mostrado su consternación por las declaraciones.

"El reclutamiento forzado de 'mujeres de confort' fue un grave crimen del militarismo japonés durante la II Guerra Mundial. Esto es una afrenta a la dignidad humana y un grave problema de derechos humanos", ha declarado el portavoz del Ministerio Chino de Exteriores, Hong Lei.

"Expresamos nuestra conmoción y fuerte indignación hacia los políticos japoneses que han hecho público este desafío abierto a la conciencia humana y a la justicia histórica", ha añadido.

"Como Japón afronte su pasado decidirá su futuro. Los vecinos de Asia y la sociedad internacional esperan para ver qué opción toma Japón", ha declarado Hong.

Por su parte, Seúl ha exigido una disculpa oficial. Las relaciones bilaterales de Japón con sus vecinos ya son tensas debido a reivindicaciones territoriales.

Dolor del gobierno japonés

El gobierno japonés ha intentado recientemente suavizar las declaraciones de algunos de sus miembros, incluyendo al primer ministro, Shinzo Abe, sobre la guerra.

El mes pasado, tres ministros visitaron el santuario de Yasukuni, en Tokio, donde están enterrados responsables militares, y Abe suscitó dudas sobre si su gobierno se adhiere a la disculpa oficial de 1995 por las acciones en tiempo de guerra.

En esta ocasión, el secretario del gabinete, Yoshihide Suga, ha asegurado que el Gobierno "sufre en su corazón cuando piensa en el sufrimiento indescriptible de los que pasaron por esto". Y ha añadido que el Ejecutivo piensa lo mismo que gobiernos anteriores.

Hashimoto es un exabogado y lidera el pequeño Partido de la Restauración, con quien Abe podría estar pensando colaborar para impulsar algunas políticas conservadoras, como la revisión de la constitución pacifista del país.

Noticias

anterior siguiente