Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Para Pekín, que Estados Unidos haya roto con la OMS es tan solo una estrategia para ganar votos y demuestra, dicen su incapacidad para controlar la epidemia de coronavirus en el país. Sobre Hong Kong les avisa de represalias y les invita a que recapaciten en las nefastas consecuencias, dicen, que también tendrá para ellos anular el trato especial comercial con la isla.

[Coronavirus: última hora en directo]

El agente responsable por la muerte de George Floyd, Derek Chauvin, ha sido detenido por cargos de asesinato. Esto ha generado una ola de indignación y tres días de disturbios en Mineápolis. Trump, primero lamentó la muerte de Floyd, aunque después calificó de matones a quienes participaron en las protestas. Finalmente, tras ser acusado de alentar la violencia por decir que "si hay cualquier dificultad asumiremos el control, pero, cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos", ha comparecido en rueda de prensa duranta diez minutos y sin preguntas. 

El presidente estadounidense anuncia la ruptura con la OMS al explicar que corta la financiación con la organización "para redirigirla a necesidades sanitarias globales que lo merezcan". Por otro lado, inicia el proceso para romper los acuerdos especiales de Estados Unidos - comerciales, tecnológicos, o de extradición - con China, por un lado porque la reciente aprobación allí de la Ley de Seguridad para la antigua colonia "es una tragedia para el pueblo de Hong Kong, China y el mundo", y por otro porque Pekín ha reemplazado la fórmula 'un país, dos sistemas' por la de 'un país y un sistema", según Trump. 

Las calles de Hong Kong ya empezaron a arder antes de la aprobación de esa polémica ley de Seguridad Nacional impulsada por el Gobierno chino. Algunos manifestantes se han concentrado en un centro comercial para protestar pacíficamente. Ven peligrar la especial autonomía de Hong Kong y sus libertades. La situación preocupa también a la Unión Europea y a Estados Unidos. Su secretario de Estado, ha dicho que Hong Kong, ya no puede considerarse autónomo respecto a China., algo que podría tener graves consecuencias comerciales en uno de los grandes centros financieros de Asia.

China clausura este jueves su Asamblea Nacional Popular, en la que ha aprobado la polémica ley de Seguridad Nacional en Hong Kong, que prohibirá cualquier acto considerado de traición al gobierno central Chino. La Asamblea, a la que muy pocos periodistas han podido acceder, se ha celebrado entre fuertes medidas de protección frente al coronavirus y ha obligado a los asistentes a pasar la prueba diagnóstica para descartar que tienen el virus.

En la provincia de Hunan, en China, los mercados húmedos en los que se vende pescado y marisco están ahora en el punto de mira después de que se propagase el coronavirus por otro similar en la vecina ciudad de Wuhan y donde había animales salvajes enjaulados y escondidos. Fuera de micrófono nos cuentan que ahora hay más inspecciones y en estos puestos en los que venden tortugas nos aseguran que están permitidas. Y es que el Gobierno chino ha elaborado una lista con animales salvajes de los que ya prohíbe su venta y consumo. Wuhan se ha sumado a la iniciativa, y en la ciudad de Shenzhen han dado un paso más y declaran ilegal el comercio de carne de perro y de gato. Civetas, cobras, puercoespines se incluirían en esa lista y también el pangolín.

Miles de personas se han manifestado este sábado en Hong Kong por la polémica ley de seguridad anunciada el viernes en la Asamblea Nacional china. Con esta protesta, se retoman las concentraciones pro-democracia en la isla que habían sacudido al gobierno hongkonés durante meses y que habían sido canceladas ante la propagación del coronavirus.

En China, un ensayo clínico con 108 personas ha demostrado que uno de los proyectos de vacuna contra la COVID-19 en el que estaba trabajando el Instituto de Biotecnología de Pekín es seguro y genera anticuerpos. Un hito importante aunque aún está en fase inicial. Deberá superar como mínimo otras dos fases, por lo que no habrá nada concluyente hasta otoño. Aún así, los expertos celebran el avance desde la prudencia.

En el mundo se están investigando un centenar de vacunas contra el coronavirus. En Estados Unidos también ha sido positivo un ensayo de uno de los proyectos, aunque con una muestra mucho más pequeña, 8 pacientes y administrando dos dosis en lugar de una como en el caso de la China.

Informa Sara Alonso.