Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La Conferencia Episcopal ha aprobado el plan de reparación de las víctimas de abusos sexuales en la iglesia Católica y ha pedido que el Gobierno y las asociaciones lo respeten, ya que estos lo critican porque no es de obligado cumplimiento. Aunque sí contempla indemnizaciones para los casos prescritos, deja en manos de las diócesis la decisión final de pagar. Los obispos han aprobado su plan sin el apoyo de las principales asociaciones de víctimas que se quejan porque no las han tenido en cuenta.

Hoy, la Conferencia Episcopal decidirá la aprobación del Plan de reparación a las víctimas de abusos sexuales en la Iglesia. Este tiene como principal objetivo indemnizar a las víctimas de la pederastia clerical cuyos casos hayan prescrito o no estén siendo juzgados por el ordenamiento civil. En 'Las mañanas de RNE', Juan Cuatrecasas, portavoz de la Asociación Infancia Robada (ANIR), ha reivindicado que no existe "un garante público de la efectividad de este plan".

También ha recalcado la necesidad de la presencia de las víctimas de abuso en la toma de decisión de las medidas oportunas y en los momentos claves, así también como la importancia de la creación de una agenda concreta de trabajo. Juan Cuatrecasas ha explicado cómo se puede garantizar la reparación efectiva a las víctimas: "Es necesario un reconocimiento público y expreso con un documento cuando las víctimas así lo requieran o privado cuando no necesite que sea público. También, hemos hecho siempre hincapié en las terapias gratuitas porque creemos que hay muchas víctimas que no pueden pagar esas terapias". 

Para concluir, el portavoz ha recalcado la relevancia de la protección de las víctimas: "Por desgracia en este país cuando una víctima denuncia se ve sometida a procesos de negación, pero también de amenazas, presiones e insultos por parte del delincuente que le ha perpetrado estos delitos", lamenta Cuatrecasas. "No compramos para nada ese plan de la Iglesia", ha dicho.

La tendencia a edulcorar y revestir de eufemismos cuestiones tan básicas como la sexualidad crean tabúes y prejuicios, sobre todo en la infancia. Y eso puede dejar desarmados a los pequeños ante posibles casos de abuso. Es necesario que crezcan en un entorno abonado por el afecto, el amor, la amistad y la idea de consentimiento. De ese modo, sabrán identificar y reaccionar ante cualquier atisbo de acoso o chantaje emocional que les pueda sobrevenir. Con esta idea como eje, la pediatra y divulgadora Mar López ha escrito el cuento El monstruo de los abrazos, editado por Penguin Random House. Sobre todo ello ha charlado en su entrevista con Chema García Langa.

La Conferencia Episcopal Española (CEE) celebra este martes una Asamblea Plenaria extraordinaria en la que espera aprobar el Plan de reparación a víctimas de abusos en la Iglesia, que contempla indemnizaciones económicas para los casos que hayan prescrito o en los que el agresor haya fallecido. Esta Plenaria tiene lugar un día después de la reunión entre el ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, y varias asociaciones de víctimas, a las que ha asegurado que el Gobierno exigirá a la CEE negociar un sistema de reparación que cuente con la participación de las víctimas, que sea vinculante, y que abone las indemnizaciones a cargo de esta institución. En el exterior, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha enviado este lunes una carta a los senadores y legisladores demócratas del Congreso en la que ha insistido en que seguirá en la carrera presidencial contra Donald Trump. "Quiero que sepan que a pesar de todas las especulaciones en la prensa y en otros espacios, estoy firmemente comprometido a permanecer en esta contienda, a llegar hasta el final y a vencer a Donald Trump", ha afirmado.

FOTO: GETTY

Entre 9 y 11 años, esa es la edad a la que los jóvenes españoles acceden, por primera vez, a páginas de con este contenido. Y una vez comienzan, lo más normal es que sigan. El 70% de los adolescentes lo hace de forma regular, de acuerdo con datos compartidos por el Ministerio de Transformación Digital. Para mitigar los peligros, el Gobierno está desarrollando una aplicación que aspira a vetar a los menores el acceso a este tipo de contenido. Su nombre es Cartera Digital Beta y se espera que llegue a finales de verano. En Por tres razones hablamos con Daniel Ribeiro, exadicto al porno y activista por la salud sexual, que nos habla de cómo ha conseguido recuperarse. Colabora con la plataforma Dale una vuelta y trabaja también con Amar Dragoste, dedicada a la atención a mujeres víctimas de trata y en situación de prostitución.

Hoy comienza en la Audiencia de Barcelona el juicio por el crimen de Igualada, la brutal violación a una menor de 16 años. Se ha aceptado la prueba preconstituida y se reproducirá un vídeo de su testimonio, por lo que la víctima no tendrá que volver a contar lo que sucedió. Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, ha explicado en Las mañanas de RNE que la prueba preconstituida es muy recomendable, sobre todo, en delitos "tan graves que pueden afectar a su seguridad y a su estabilidad mental": "Ofrece muchas ventajas, entre otras, la no revictimización, que es uno de los perjuicios más graves que conlleva la denuncia y el procedimiento". Carmona ha insistido en la importancia de que la víctima se sienta segura y que, para que no se produzca su revictimización, se necesita la colaboración de los medios de comunicación y de todas las instituciones y Fuerzas de Seguridad del Estado. "Que los medios de comunicación estén difundiendo mensajes en contra de la violencia de género lo que hace es aislar al maltratador y, por supuesto, hace una labor importantísima de cambio de conciencia", ha señalado.

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género ha expresado que este tipo de casos nos obliga a abrir un debate profundo como sociedad. Así, ha hecho hincapié en que los letrados deben tener "especial cuidado" a la hora de elaborar las preguntas para que las víctimas no se sientan cuestionadas: "El hecho de que una mujer piense que no va a ser creída, desincentiva a veces la denuncia y eso es lo peor que puede ocurrir. No queremos que haya impunidad en estos casos tan terribles"

Víctimas de abusos en la Iglesia se concentran hoy frente al Congreso para reclamar que se tramite de urgencia una iniciativa impulsada por el Parlamento catalán para que los delitos graves de pederastia no prescriban. La convocatoria la promueven tres supervivientes de abusos sexuales en instituciones católicas. Entre ellos, Miguel Hurtado, primer denunciante del caso de pederastia en la Abadía de Montserrat, que recuerda que en la mayoría de países del norte de Europa ya están eliminado los plazos de prescripción: "La evidencia científica demuestra que las víctimas no denunciamos cuando queremos, sino cuando podemos. Las víctimas tardan décadas en comprender lo que les ha pasado, ser capaces de procesarlo y verbalizarlo, y tener la independencia de su entorno de confianza para poder denunciar con seguridad". Y recuerda que esta reforma del Código Penal buscaría principalmente "prevenir delitos en el futuro, evitar que los pederastas estén en contacto con niños". "Esta protesta es para dar un toque de atención a Justicia y al PSOE para que se pongan las pilas", añade.

El Supremo lo ha dejado claro: quitarse el preservativo en medio de una relación sexual sin permiso de la pareja es una agresión sexual. Es la primera vez que este tribunal se pronuncia sobre este asunto aunque aun no se conocen todos los detalles de la sentencia. Las asociaciones feministas dicen que este es un problema creciente. Una encuesta realizada a usuarias de una aplicación de citas recoge que más del 20% de ellas fueron penetradas sin preservativo sin consentirlo.