Enlaces accesibilidad

Somalia prohíbe en su nueva Constitución la ablación, que afecta al 96% de las mujeres

  • La nueva ley la define como "práctica habitual cruel y degradante"
  • Los activistas advierten de que será difícil que se respete esta prohibición

Por
Familias somalíes en un campamento de refugiados de Mogadiscio el pasado 12 de agosto (foto de archivo).
Familias somalíes en un campamento de refugiados de Mogadiscio el 12 de agosto (foto de archivo) AFP AFP

La nueva Constitución prohíbe la mutilación genital femenina en Somalia, donde el 96% de las mujeres y niñas han sufrido esta práctica.

El artículo 15 del documento, en el apartado “Libertad y seguridad personal” aprobado el pasado 12 de junio, dice: "La circuncisión de las niñas es una práctica habitual cruel y degradante, y equivale a tortura. La circuncisión de las niñas está prohibido”.

Aunque esta nueva ley ha sido recibida con satisfacción por activistas somalíes, advierten de que si no se toman medidas en materia de educación, sensibilización ciudadana y fuertes imposiciones legales, la legislación no se llevará a la práctica.

La ablación se realiza en 28 países de las regiones occidental, oriental y nororiental de África y en algunos países de Asia y del Oriente Medio. Muchos de estos tienen leyes que prohíben esta práctica, como Senegal, Chado o Burkina Faso, lo que demuestra que la aprobación de leyes en su contra no es suficiente.

Según Unicef, es necesario no solo sensibilizar sobre las consecuencias que tiene para la salud, sino también desvincular este acto del Islam para evitar que choque con las creencias culturales

Entre 100 y 140 millones de mujeres circuncidadas

En Somalia, la práctica más habitual de mutilación es la del tipo III o infibulación, que consiste en la eliminación de la parte genital externa (clítoris, labios menores y labios mayores) y la costura y/o estrechamiento de la apertura vaginal con fibras vegetales, alambre o hilo de pescar, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se estima que en el mundo hay entre 100 y 140 millones de niñas y mujeres que han padecido la ablación, 92 millones en África, según la OMS y Unicef, quienes también advierten que cada año tres millones de niñas entre 10 a 15 años corren el riesgo de sufrirla.

Además, advierte de que sin el apoyo de las comunidades locales, se corre el peligro de que la prohibición lleve a la práctica clandestina de la circuncisión en lugar de erradicarla, como ocurre en otros países.

La escisión femenina es la segunda causa de transmisión de VIH entre las niñas somalíes, según Unicef. Entre sus efectos inmediatos está el dolor intenso, llagas abiertas en los genitales, tétanos, retención de orina… Además, ha largo plazo se pueden producir infecciones urinarias, hemorragias graves, problemas post-parto, quistes, esterilidad…

Entre las consecuencias psicológicas hay una larga lista de problemas mentales y emocionales graves, como el estrés post-traumático.

Opositores a la erradicación de la escisión femenina

“Muchos hombres y algunas mujeres se opondrán en nombre de la cultura, del Islam o por problemas de castidad” ha asegurado una abogada somalí a la Coordinación de Asuntos Humanitarios (IRIN) de la ONU, Fátima Jibrell.

“Nuestros hombres no tendrán niñas con las que casarse porque no puedes casarte con una (mujer) sin circuncidar si eres un verdadero hombre somalí” declaró un anciano a IRIN tras conocer la nueva ley.

Muchos hombres y algunas mujeres se opondrán en nombre de la cultura, del Islam o por problemas de castidad

Entre los supuestos motivos para la defensa de la mutilación genital está la costumbre, la religión, el control de la sexualidad, cuestiones de salud y de estética o consecuencias reproductivas erróneas, como la creencia de que una mujer sin circuncidar es estéril.

A pesar de que mucha gente se apoya en el Islam para argumentar a favor de la ablación, no hay ningún escrito religioso que defienda esta práctica.

Situación actual política en Somalia

El país acaba de salir de un Gobierno Federal de Transición (GFT) que ha estado en el poder desde 2004, con el apoyo de la comunidad internacional. Se ha formado un nuevo Parlamento que debe contar con 275 diputados en la Cámara baja - aunque solo han sido elegidos 211 por ahora – y con una Cámara alta con 54 miembros como máximo.

Sin embargo, no han sido capaces de elegir presidente todavía, aunque el director de la Oficina Política del organismo para Somalia ha informado de que se espera que este martes 28 se haga oficial la elección del nuevo líder del Gobierno.

La ONU había trazado una “Hoja de Ruta” para garantizar el fin del gobierno de Transición, que puso como fecha límite para el nombramiento de un nuevo presidente el pasado 20 de agosto.

Desde 1991 el país está sin Gobierno hasta que la comunidad internacional decide intervenir en 2004 y presionar a Somalia para que forme un Parlamento democrático.

En la década de los noventa grupos militares derrocaron el régimen de Siad Barré por lo que comenzó una cruenta guerra civil protagonizada por grupos étnicos que luchaban por llegar al poder.

La nueva Constitución define a Somalia como país federal con una república democrática basada en el multipartidismo. Sin embargo, el país sufre constantes ataques violentos, muchos de ellos a manos de la milicia radical islámica Al Shabab que domina varias partes del país.

Noticias

anterior siguiente