Enlaces accesibilidad

La OIT denuncia que, con la crisis, la discriminación "es la regla, no la excepción"

       
  • Las mujeres cobran entre el 70 y el 90% del sueldo de los varones
  •    
  • Aumenta el acoso sexual y la discriminación por el embarazo

Por

La lucha contra la discriminación pierde importancia en tiempos de crisis económica, mientras que los organismos especializados en promover la igualdad están constatando que este problema tiende a asumir diversas formas y a extenderse, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

"La discriminación por múltiples motivos se está convirtiendo en una regla y no en la excepción", afirma el organismo técnico de la ONU en un informe sobre Igualdad en el Trabajo publicado este lunes.

Según esta evaluación, las medidas de austeridad y los recortes presupuestarios en las instancias laborales, servicios de inspección y organismos especializados en la igualdad en numerosos países han reducido el margen de maniobra de estas instituciones para evitar que la crisis aumente las desigualdades.

Desigualdad salarial y por el embarazo

La OIT revela que están surgiendo nuevas formas de discriminación, además de las tradicionales como las diferencias salariales entre hombres y mujeres.

Aunque se han registrado avances importantes en este ámbito, el informe confirma que los sueldos de las mujeres siguen siendo entre el 70 y el 90% del que ganan los hombres, mientras que "la discriminación relacionada con el embarazo y la maternidad todavía es un problema común".

El acoso sexual es un tipo de discriminación persistente y las mujeres que son más vulnerables son generalmente inmigrantes, jóvenes, dependientes económicamente, solteras o divorciadas.

El informe menciona que los hombres también sufren ese tipo de agresión y el perfil de las víctimas se asocia con jóvenes, homosexuales y miembros de minorías étnicas o raciales.

La OIT revela asimismo que "un número cada vez mayor de mujeres y hombres experimentan discriminación por motivos religiosos", mientras que la discriminación basada en la opinión política se observa sobre todo en el sector público, donde la adhesión a las políticas oficiales puede influir en el acceso al empleo.

Un nuevo tipo de discriminación que el organismo ha identificado tiene que ver con los "estilos de vida", principalmente en relación al tabaquismo y la obesidad, aunque situaciones de este tipo se circunscriben por ahora a "un número limitado de países industrializados". 

Noticias

anterior siguiente