Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Mari Cruz Vicente, secretaria de Acción Sindical de CC.OO., nos ha contado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que la pandemia ha hecho aflorar otra forma de trabajar como es el teletrabajo que hay que regular como existe en otros países europeos. Considera que es una buena opción porque se desplazan menos personas, "lo cual es bueno para el medio ambiente y también hay menos accidentes". No obstante, Vicente insiste en que todos los trabajadores tienen que tener los mismos derechos y "no se puede abusar de los que teletrabajan".

El director de la Organización Internacional del Trabajo para España, Joaquín Nieto, cree que la factura social de esta crisis va a ser menor que la de la anterior porque los gobiernos han apostado por un enfoque completamente distinto. “Antes era austeridad, ahora es actuar para proteger el empleo. Ha habido una protección social enorme”, ha dicho en ‘Las mañanas de RNE’. Nieto cree que, si se mantienen las inversiones multimillonarias anunciadas, “se puede salir de esta crisis con una economía mejor más sostenible ecológicamente e inclusiva socialmente”.

Además, Nieto ha defendido la necesidad de regular el teletrabajo porque considera que, aunque tiene muchas ventajas, “puede convertirse en un infierno”. “Hay que organizarlo adecuadamente, por ejemplo, no puede ser obligatorio, no puede recaer sólo en las personas que también hacen tareas no remuneradas”, ha concluido Nieto.

La pandemia ha provocado en muy poco tiempo 305 millones de desempleados, diez veces más que la crisis financiera de hace una década (22 millones), alerta la OIT al resaltar la informalidad de 6 de cada 10 empleos en el mundo que, sin protección pueden sufrir una epidemia de hambre. Es el diagnóstico de Guy Ryder, Director General de OIT, fundada antes de NNUU y luego parte de ella, que agrupa a empresarios, trabajadores y gobiernos, cuando recomienda inversión, diálogo y mas coordinación internacional.

El confinamiento ha obligado a muchos al teletrabajo y durante estos casi dos meses no hemos hecho más que conocer anécdotas relacionadas con la complicación de ejercer tu profesión desde casa. David Asensio y Toño Pérez recopilan algunas de ellas y se adelantan a la nueva normalidad que nos espera previsiblemente para verano gracias a lo que ya está ocurriendo en otros países, como en China, donde los niños han vuelto a las aulas con sombreros de más de un metro de largo para mantener la distancia de seguridad. Además, nos traen otra buena tanda de sancionados por saltarse el confinamiento, como el hombre que paseaba a sus peces por Logroño o la mujer que fingió su propio secuestro para acudir a una fiesta de cumpleaños.

Según una de las previsiones del mercado laboral que hace la Organización Internacional del TrabajoEuropa será la segunda región del mundo más afectada por la pérdida de empleos a causa de la crisis del coronavirus. Los 25 millones de parados que predijeron pueden quedarse cortos. De abril a junio los empleos perdidos pueden llegar a los 195 millones.

Informa Esperanza Martín.

El impacto económico del COVID-19 en España se ha visto reflejado en un duro golpe al empleo con cifras históricas de paro. En 14 horas de RNE hablamos con Joaquín Nieto, director para España de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

¿El impacto sobre el empleo va a ser peor que el de la crisis de 2008? "Va a ser muy duro al principio" afirma Nieto. "Podría ser tan duro o más. Lo que sí podría ser diferente es el tiempo de recuperación económica. En 2008 fue muy largo. El tiempo de recuperación en este caso podría ser más corto" explica. "Las medidas que se van a poner a disposición son medidas de mucha más envergadura, de financiación. Son medidas contracíclicas. Va a a haber más inversión -millonaria- en todos los países de europa y que incluso puede ser concertada en todo el conjunto de Europa. Pero las consecuencias van a ser tan duras o más de lo que lo fueron en la crisis de 2008".

Sobre los escenarios de empleo tras la crisis, Nieto aclara que es diferente en función de cada país. Se ha actuado de distinta forma, pero en Europa se ha tratado de responder a las consecuencias de paralización de la economía con medidas de protección social similares. Respecto a las ayudas de la Unión Europea frente al coronavirus el director para España de la OIT defiende que es importante que se haga de forma mutualizada: "Hay países que tienen más capacidad que otros. La periferia sur del euro -PortugalItaliaEspañaGrecia- son países que se han quedado muy debilitados y resentidos tras la crisis económica, tienen menos capacidad de inversión. Es necesario que es haga de forma mutualizada". 

¿Dónde puede estar la clave de la reactivación económica?. "La clave está en que esas inversiones se pueda hacer y existan los fondos necesarios. Hay que poner a disposición de los países una capacidad extraordinaria de inversión [...] Es como si fuera una situación posbélica que requiere una actuación especial. Por eso se habla del Plan Marshall, en el que Europa estableció un plan especial de recuperación"  afirma Nieto. 

Joaquín Nieto es director de la oficina de la OIT en Madrid. En 24 horas de RNE explica que la crisis del coronavirus "tendrá repercusiones en forma en crisis económica" y que el impacto inicial puede ser igual que en 2008, pero que "lo diferente puede ser en la recuperación. En aquel momento fue muy lenta en algunos países que aplicaron medidas de austeridad".

Son más de 600.000, el 90% mujeres y la mayoría de origen extranjero. Cuidan de los mayores y las criaturas a falta de más servicios públicos, cuidan de los hogares, pero son las más invisibles y exigen igualar sus condiciones laborales a las del resto de trabajadores. Su mayor reivindicación, el derecho a paro.

El Director de la Organización Internacional del Trabajo para España, Joaquín Nieto, ha lamentado en el programa 24 horas de RNE que la tasa de paro en España sea de las más altas de Europa. "El empleo tiene que ver con la estructura productiva y España tiene un estructura productiva que hace que las tasas de paro sean muy elevadas, sobre todo en comparación con otros países del mundo", ha explicado Nieto.

"España debería parecerse a Navarra y al País Vasco", ha indicado el director de la OIT, "con mayor peso de la industria y la agricultura". Nieto ha comentado que las desigualdades territoriales son "muy comunes" en todo el mundo y que la acción política, de interlocutores sociales y del sector privado "debería corregirlas". "Algunas son históricas y debería prestárselas mas atencion", ha sostenido. "Los núcleos urbanos tienen más actividad económica y generan más empleo y en el mundo rural cuesta más clear empleo, eso pasa en todo el mundo, ha expresado Nieto.

Sobre la subida del salario mínimo interprofesional, el director de la OIT ha considerado que, "a diferencia de algunos augurios, los datos empíricos demuestran que la subida del SMI hace crecer el empleo porque dinamiza mercado interior y hay más renta disponible". "Los dos millones de trabajadores que dependen del salario mínimo necesitan más ayuda", ha apostillado. Nieto ha expresado que las "dificultades" del sector agrario no vienen del SMI, y ha precisado que uno de los males del sector radica en que las grandes cadenas del sistema agroalimentario "someten a una presión muy fuerte a los productores", aunque los consumidores no lo noten.

La OIT ha dicho que, a partir de la crisis, la distribución de las rentas perjudica cada vez más a los trabajadores y ha beneficiado a las rentas del capital. "La participación de los ingresos laborales (de autónomos y asalariados) ha descendido más de cinco puntos, un porcentaje muy alto comparado con el de Europa", ha explicado Nieto. A partir de la crisis "650.000 millones de euros que antes estaban en manos de trabajadores ahora no están, 650.000 millones cada año, 3.200 euros menos al año por trabajador". Esto quiere decir que la recuperación económica se ha dado, pero está pendiente la recuperación social".

Joaquín Nieto ha asegurado que "un país como España nunca podrá competir en abaratamiento de salarios pero sí mejorar en competitividad". "España es un país con unas capacidades superiores a las que piensa él mismo" ha dicho el director de la OIT. "La clave está en apostar por aquellos sectores en los que se puede competir sin reducir salarios hasta ser indignos, el sector energético ya se ha empezado con ese proceso", ha indicado. Nieto ha considerado la digitalización y la transición energética "una oportunidad para la España vaciada".

Joaquin Nieto, jefe de la delegación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en la COP25, ha destacado que "lo importante en esta cumbre de Madrid es que más países digan que van a aumentar su compromiso de reducir emisiones, porque con los compromisos actuales no se frena el cambio climático catastrófico". Además, otra cuestión fundamental es "que salga el famoso artículo 6 del Tratado de París, que es un artículo que trata sobre cómo organizar el comercio de emisiones entre unos países y otros, entre unos sectores y otros, unas empresas y otras, de manera que se haga la reducción que se tiene que hacer al coste menor posible". “LA OIT ha venido a la COP de Madrid a explicar qué es esto de la transición justa", ha destacado Nieto, quien ha señalado que "es una transición enorme la que hay que hacer en la sociedad para esta transición energética, pero tiene que ser justa porque si no es justa la gente se rebelará y no se podrá hacer la transición y todos perderemos".

Joaquín Nieto, director en España de la OIT, ha hablado en '24 horas' de la situación económica de nuestro país. Ha insistido en la importancia d eun acuerdo entre políticos, sindicatos y empresarios para favorecer el empleo. 

"El mercado laboral va así así", ha dicho. "Hay un problema de precariedad, mercado de trabajo y de modelo productivo que sigue demasiado dependiente de actividades temporales como el turismo".
 

El futuro del trabajo ya está aquí, asomando con fuerza. La revolución digital, la transición energética, los desequilibrios demográficos en un mundo desigual, y la irrupción migratoria están reconfigurando el escenario laboral y las relaciones de trabajo en todo el mundo y generando una justificada incertidumbre. Conozca en este capítulo cuáles son las iniciativas de la OIT para abordar estos retos del futuro del trabajo.
 

Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa y trabajo decente. El año 2008 es recordado por muchos por el estallido de la gran crisis financiera mundial. Ante esta situación en junio de ese año, la OIT adopta la 'Declaración sobre la justicia social para una globalización equitativa´. La Declaración resalta que la globalización está causando una profunda reforma en el mundo laboral e institucionaliza el concepto de trabajo decente.

En junio de 1998, la OIT adopta la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, que compromete a los Estados Miembros a respetar y promover los principios y derechos comprendidos en cuatro categorías, hayan o no ratificado los convenios pertinentes: la libertad de asociación y la libertad sindical y el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva, la eliminación del trabajo forzoso u obligatorio, la abolición del trabajo infantil y la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.