Enlaces accesibilidad

La Policía encontró sangre en el piso de Carcaño y restos en el coche de la madre del menor

       
  • Declaran ante el juez los siete policías que tomaron huellas en el domicilio
  •    
  • La abogada de los padres de Marta cree que esto confirma el asesinato
  •    
  • Aparecen células de la piel de Marta y Miguel Carcaño en la silla de ruedas 

Por

Siete policías que inspeccionaron el piso donde presuntamente murió la joven sevillana Marta del Castillo han explicado este lunes al juez que había restos biológicos, posiblemente de sangre, en cuatro lugares distintos del dormitorio del asesino confeso, Miguel Carcaño.

En la quinta sesión del juicio contra el menor implicado en los hechos, los agentes han dicho que los restos biológicos hallados en la colcha,  la cama, en una silla y en la mesa del ordenador pertenecían a Marta  pero no han podido certificar que fuesen de sangre, aunque han añadido  que, por su experiencia, se trata de restos que reaccionaron al luminol y  la bencidina y en tales casos suelen ser de sangre.

Todas esas manchas habían sido lavadas, al igual que un resto "muy leve"  encontrado en el reposabrazos trasero del coche de la madre del menor,  aunque en ese caso la analítica no ha "concluido científicamente" que  fuese sangre ni de qué persona, según han informado los asistentes al  juicio, que se celebra a puerta cerrada, informa Efe.

La abogada de los padres de Marta, Inmaculada Torres, ha dicho a los periodistas que estas declaraciones confirman su tesis del asesinato, de que en aquel piso "ocurrió un episodio muy violento" y de que el coche de la madre del menor ahora juzgado fue utilizado para trasladar el cuerpo.

Restos de sangre en la cazadora de Carcaño

No obstante, fuentes del caso han recordado que los únicos restos indudables de sangre de Marta aparecieron en la parte interior de la cazadora del asesino confeso, Miguel Carcaño, pues según su primera declaración escondió allí el cenicero con el que golpeó a la víctima para luego arrojarlo al río Guadalquivir.

Un mes después de los hechos y tras las detenciones, la Policía ya aseguró que tenía "pruebas irrefutables" sobre los cuatro detenidos por el presunto asesinato de Marta del Castillo.

La Policía ha encontrado sangre de Marta en la cazadora de Miguel con la que envolvió el cenicero.

Entonces, el jefe superior de la Policía Nacional en Andalucía  Occidental, Enrique Álvarez Riestra, explicó en una rueda de prensa que  la chaqueta de Miguel Carcaño se manchó con la sangres del cenicero con  el que supuestamente golpeó a Marta del Castillo.

Cinco de los policías han declarado en la sala donde se enjuicia al menor de edad acusado de la violación y asesinato de Marta junto a su amigo Carcaño, y los otros dos, por videoconferencia.

A ellos se ha unido el primer agente que tomó declaración al menor, quien ha asegurado que lo hizo de manera espontánea y no bajo presiones de que su madre sería detenida.

Junto a la limpieza del piso de la calle León XIII de Sevilla y del coche, otra dificultad añadida es que una parte de las muestras se tomaron dos semanas después de la desaparición de Marta, cuando fue detenido Carcaño, y las otras, un mes y medio después.

Restos de piel de Marta en la silla de ruedas

Los policías también han confirmado que había huellas dactilares del menor en una botella de ron hallada en el piso, en un tensiómetro y en la silla de ruedas presuntamente utilizada para transportar el cuerpo de Marta, aunque su presencia es lógica pues el chico estaba a menudo en casa de su amigo.

De la misma manera, se encontraron células epiteliales de Marta y Miguel en la silla de ruedas, que había pertenecido a la madre fallecida de Carcaño.

Los policías, según las fuentes, han realizado su exposición mediante diapositivas en las que explicaron los puntos del piso donde tomaron las muestras y especialmente en el lugar donde presuntamente Marta fue agredida sexualmente.

El padre de Marta: "A ver cómo niega la evidencia de las pruebas"

Antes de que arrancara la quinta jornada del juicio, Antonio del Castillo ha dicho a la llegada a la Audiencia Provincial de Sevilla "a ver cómo niega este lunes la evidencia de las pruebas de la Policía Científica".

El padre de Marta, que ha llegado a los juzgados acompañados por  su mujer, Eva Casanueva, y el abuelo de la menor, José Antonio  Casanueva, ha reconocido sentirse "más nervioso" que en anteriores  sesiones del juicio.

Por su parte, el abuelo ha lamentado que "sigue el pacto de silencio entre los  imputados" y ha señalado que si alguien puede comentar algo sobre el  paradero del cuerpo de Marta es el menor.

Tras insistir en que la familia espera que este martes al  testificar nuevamente los cuatro imputados mayores de edad "alguno  diga algo que nos lleve a dónde está Marta, que es lo más interesante  para nosotros", el abuelo de Marta ha comentado que el testimonio de  la Policía Nacional durante las sesiones del juicio celebradas la  semana pasada ha sido "lo más importante" hasta el momento porque "ha  desmantelado todo lo que ellos tenían en mente decir".

Los implicados mayores de edad vuelven a declarar

El asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, y el  resto de imputados mayores de edad, como son su hermano Francisco  Javier Delgado, María García y Samuel Benítez, comparecerán este  martes día 1 de febrero ante el Juzgado de Instrucción número 4 de  Sevilla.

Lo harán en el marco dela denominada declaración indagatoria, que ha sido fijada después de que el Tribunal Superior  de Justicia de Andalucía (TSJA) haya decidido que el caso lo enjuicie  un tribunal profesional y no un jurado popular ya que el "fin" último era la agresión sexual y no el asesinato.

En este sentido, fuentes judiciales han confirmado a Europa Press  que los cuatro adultos imputados en esta causa han sido citados a  partir de las 9,30 horas por el juez instructor, Francisco de Asís  Molina, para esta declaración indagatoria, donde se les dará a  conocer el auto de procesamiento, contra el que cabe la interposición  de recursos, tanto de reforma como de apelación.

Tras ello, las actuaciones serán remitidas a la Sección Primera de  la Audiencia Provincial de Sevilla para el desarrollo de la fase  intermedia, y posteriormente el asunto se repartirá entre alguna de  las secciones penales de la Audiencia.

Noticias

anterior siguiente