Enlaces accesibilidad

El gobernador del Banco de España advierte de que el déficit puede ser un "lastre" para la recuperación

  • Miguel Ángel Fernández Ordoñez ha situado la salida de la crisis a medidados de 2010
  • Sin embargo, ha alertado de los riesgos que suponen el déficit y el desempleo
  • Así, ha reclamado reformas estructurales, especialmente en el mercado de trabajo
  • Ha defendido la subida del IVA, al ser el impuesto menos distorsionador

Por
El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez a su llegada al Congreso de los Diputados. EFE EFE
El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordoñez, ha advertido este martes en el Congreso de los Diputados que el déficit público "puede convertirse en un pesado lastre" para la recuperación económica, que a su juicio se producirá a mediados de 2010, y ha reclamado medidas "ambiciosas" para reducirlo.

Fernández Ordoñez ha comparecido ante la Comisión de Presupuestos para analizar la propuesta de presupuestos generales del Estado presentada por el Gobierno para 2010, que a su juicio "confirman el compromiso" del Ejecutivo en la reducción de la deuda de cara a volver a los márgenes del Pacto de Estabilidad (por debajo del 3% del PIB) en el horizonte de 2012. Las últimas previsiones del Gobierno sitúan el déficit público cerca del 10% a finales de año.

Aunque ha alabado la utilización de la política fiscal para contrarrestar los efectos de la crisis económica y financiera, Fernández Ordoñez ha señalado que "el margen de actuación expansiva de la política presupuestaria se ha agotado por completo, haciéndose necesario una estrategia creíble de consolidación de la política presupuestaria".

Reducir el gasto

En este sentido, ha alertado de que "el déficit tiene un componente estructural importante, ya que el gasto corriente ha seguido creciendo y los ingresos extraordinarios aportados por la construcción han bajado", por lo que ha pedido un recorte del gasto público, sobre todo el no productivo.

También ha señalado como "inevitables" ciertos aumentos de impuestos, recurriendo a aquellas figuras impositivas "que menos distorsiones produzcan". Así, ha defendido la subida del IVA decidida por el Gobierno porque este impuesto, ha señalado, es el "menos distorsionador", y ha comentado que habría "hueco evidente" para aumentar la tributación sobre los "consumos más dañinos", en alusión a los impuestos especiales -tabaco, alcohol e hidrocarburos-.

En cualquier caso, ha recalcado la necesidad de una política de reducción del déficit "creíble", de forma que se asegure que " los incrementos de recaudación se destinen a reducir el deficit y no a deslizamientos del gasto". Además, dada la elevada descentralización que hay en España, ha señalado la necesidad de que Comunidades Autónomas y ayuntamientos "también se comprometan a la reducción del déficit".

El paro, el problema "de mayor gravedad"

El segundo problema grave que el gobernador del Banco de España ha señalado es "el deterioro del empleo y el aumento del paro", que en su opinión "constituyen el problema de mayor gravedad al que se enfrenta la economía española y el mayor riesgo para la recuperación". "Estamos en unos niveles que no son manejables", ha advertido, recordando que los niveles de desempleo cercanos al 20% tienen efectos sobre los presupuestos.

En este sentido, ha vuelto a reclamar reformas en el mercado de trabajo, que se centren en "innovar en las modalidades de contratación" y en modificar la negociación colectiva para que las variaciones salariales se ajusten a la situación del ciclo económico y de las empresas.

También ha citado otras reformas, como la mejora de los servicios públicos de empleo, y medidas a largo plazo, como la reforma educativa y el fomento de la competencia.

La recuperación, a mediados de 2010

Aunque Fernández Ordoñez ha señalado que "lo relevante no será la fecha ni el ritmo de salida de la crisis, sino los retos a medio plazo", ha situado la recuperación de la economía española a mediados de 2010. No obstante, ha insistido en que la recuperación será "lenta" y ha advertido de que existe el riesgo de que la inversión empresarial se comporte "algo peor" de lo que se calcula para el año que viene.

En este sentido, ha destacado que "el principal soporte de la actividad el año próximo debe ser el sector exterior", ya que el retraso de España respecto a la recuperación de otros países, como Francia o Alemania, "puede facilitar un comportamiento expansivo de las exportaciones".

En cualquier caso, el gobernador del Banco de España ha recalcado economía española se encuentra en una "encrucijada decisiva", en la que debe "evitar que la situación desemboque en un largo período de debilidad económica".

Noticias

anterior siguiente