Enlaces accesibilidad

La economía alemana y francesa empiezan a dar síntomas de recuperación

  • El PIB en Alemania ha subido un 0,3% en este trimestre respecto al anterior
  • El consumo interno y las inversiones públicas han impulsado este ligero crecimiento
  • Francia también ha experimentado una mejora inesperada del 0,3%
  • La exportación y el consumo interno han sacado a Francia de los números rojos

Por
Alemania y Francia vuelven a crecer un año después
La economía alemana empieza a dar síntomas de recuperación y en el segundo trimestre el Producto Interior Bruto (PIB) ha registrado un ligero crecimiento, por primera vez desde el primer trimestre de 2008.

Según los datos publicados este jueves por la Oficina Federal de Estadística, el PIB ha experimentado en el segundo trimestre un incremento del 0,3% en comparación con los tres meses precedentes.

En relación con el mismo periodo de 2008, sin embargo, el PIB se ha reducido en un 7,1%.

La Oficina de Estadísticas ha revisado además los datos correspondientes al primer trimestre, y en lugar de un retroceso del 3,8% con respecto al último parcial de 2008 calculado en las cifras provisionales, el retroceso sólo fue del 3,5%.

El ligero crecimiento durante el segundo trimestre se ha debido fundamentalmente a los impulsos registrados en el consumo interno, y en las inversiones públicas.

También el comercio exterior ha contribuido a dar un impulso a la economía. Aunque la demanda exterior ha disminuido como consecuencia de la crisis mundial, las importaciones se han reducido más que las exportaciones, lo que ha contribuido a mejorar el superávit de la balanza comercial.

Los datos publicados este jueves son mejores de lo esperado por los expertos, que habían partido de un nuevo retroceso en el segundo trimestre.

Francia sale de los números rojos al crecer el 0,3% en el segundo trimestre

El Producto Interior Bruto (PIB) francés ha crecido también un 0,3% en el segundo trimestre del año, lo que supone romper con cuatro trimestres consecutivos de caída de la economía, ha informado este jueves la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde.

Se trata de un dato inesperado, según Lagarde, que se sustenta en el mejor comportamiento de lo previsto en el consumo interno y en las exportaciones.

"El consumo de los franceses se mantiene y crece el 0,3% frente al 0,2% anterior. El segundo motor importante, que también ha supuesto un auténtico cambio, ha sido la contribución de las exportaciones", ha declarado Lagarde en la emisora RTL.

La ministra ha indicado que en el periodo Francia ha exportado más que ha importado y ha destacado la contribución de las exportaciones de bienes industriales, que han contribuido con un saldo positivo del 0,9% al crecimiento del PIB.

La subida del PIB no había sido adelantada por el Instituto Nacional de Estadística (INSEE) en sus estimaciones, en las que preveía un descenso de la economía del 0,6% en el segundo trimestre.

En los primeros tres meses del año la economía francesa se contrajo el 1,2%.

Noticias

anterior siguiente