Enlaces accesibilidad

Blanco dice que "se esforzará en informar mejor sobre los 420 euros", que el PP califica de "engaño"

  • Sale así al paso de las críticas por alguno de los requisitos para acceder a la ayuda
  • Sólo podrán recibirla los que no cobren prestación desde el 1 de agosto
  • Blanco cree que hay que cumplir los requisitos para cobrar los 420 euros
  • El Gobierno prevé que 340.000 parados reciban esta ayuda
  • El PP califica la ayuda de "engaño" y ha dicho que genera "frustración"

Por

El ministro de Fomento, José Blanco, ha manifestado este martes que el Gobierno "se esforzará por hacer una información mejor" sobre la ayuda extra de  420 euros a los parados que agotaron la prestación.

Ha salido así al paso de las críticas recibidas por las personas que este mismo lunes conocieron uno de los requisitos para acceder a la ayuda: agotar la prestación por desempleo o los subsidios entre el 1 de agosto de 2009 y el 15 de febrero de 2010.

Ha señalado que "siempre hay que cumplir los requisitos" en relación al más de un millón de desemplados que agotaron la prestación antes de agosto y no cobrarán la ayuda.

El Gobierno prevé que 340.000 parados reciban esta ayuda frente a los 1.235.821 demandantes de empleo no ocupados que no recibían ningún tipo de prestación o subsidio en el mes de julio.

De Cospedal tacha la ayuda de "engaño"

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha afirmado que el "engaño" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la ayuda de 420 euros es un "insulto a los que peor lo están pasando en España".

En rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del partido, Cospedal ha reprochado al Gobierno la forma "engañosa" en la que se ha presentado la medida, "jugando -ha dicho- con la inquietud y con la desesperación de mucha gente".

"La medida se presentó por parte de Zapatero como una medida para solucionar el problema de todos los desempleados cuando dejaran de recibir la prestación", ha recordado la número dos del PP, quien ha considerado que el Ejecutivo dio una información falsa y generó expectativas que no se han cumplido en personas que lo están "pasando francamente mal".

En el mismo sentido, ha considerado "vergonzoso" y un insulto para los más de cuatro millones de parados el hecho de generar "frustración y jugar con la inquietud de la gente".

Noticias

anterior siguiente