Enlaces accesibilidad

Los parados sin cobertura ya pueden pedir la ayuda de 420 euros

  • No deben tener ingresos superiores a 468 euros, el 75% de Salario Mínimo Interprofesional
  • Debe comprometerse a participar en un itinerario de formación y empleo
  • El Consejo de Ministros aprobó la prestación el pasado jueves

Por
Muchos parados se han acercado hoy a las oficinas de empleo buscando información sobre la ayuda de 420 euros
Los parados que hayan agotado su prestación y no dispongan de ingresos superiores al 75% de Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que está fijado en 624 euros para este año, pueden solicitar desde este lunes la ayuda mensual de 420 euros que el Gobierno aprobó el pasado jueves.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el sábado el Decreto Ley por el que se regula el programa temporal de protección por desempleo e inserción, que tendrá una duración de seis meses, prorrogable por periodos de seis meses mientras la tasa de paro supere el 17%.

Las ayudas de 420 euros mensuales estarán destinadas a los parados que hayan agotado la protección y no dispongan de ingresos superiores al 75% de salario mínimo (SMI), es decir, que no reciban más de 468 euros al mes. La medida beneficiará a unos 340.000 personas.

La financiación de la prestación, estimada en 642 millones de euros, correrá a cargo de los presupuestos del Servicio Público de Empleo Estatal, mientras las comunidades autónomas financiarán las acciones incluidas en los itinerarios de empleo, en los que habrán de estas inscritos los beneficiarios. 

Fomentar la formación 

Concretamente, los beneficiarios de este programa deberán ser menores de 65 años desempleados, que hayan agotado la prestación por desempleo de nivel contributivo desde el día 1 de agosto y los 180 días naturales siguientes a esa fecha y no tengan derecho al subsidio, siempre que carezcan de rentas superiores al 75% del salario mínimo interprofesional, así como aquellos que hayan extinguido por agotamiento, incluidas las prórrogas, los subsidios por desempleo.

El perceptor de esta renta asumirá el compromiso con el servicio público de empleo de su comunidad autónoma de participar en un itinerario de formación y empleo.

Además, su percepción será incompatible con otras rentas concedidas por las distintas administraciones. Los beneficiarios dispondrán de dos meses desde el momento que hayan agotado su prestación para solicitar la ayuda.

Noticias

anterior siguiente