Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

En el juicio sobre los papeles de Bárcenas, la ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha negado que el partido tuviera una caja B. Dice que fue ella quien pidió al extesorero que dejara todos sus cargos y que lo único que siente por él es desprecio. Cospedal ha intentado no llamarle por su nombre, pero tras una hora de declaración, no ha podido evitarlo. La que fue secretaria general del PP asegura que nunca ha sabido que se hicieran donaciones irregulares al PP, ha negado conocer ni recibir sobresueldos y que el partido tuviese una contabilidad B Antes que ella, otros dos ex secretarios generales del PP, Alvarez Cascos y Javier Arenas, y también Pio García Escudero han negado haber cobrado los sobresueldos que apunta Barcenas. El exdiputado Jaime Ignacio del Burgo sí ha reconocido que José María Aznar autorizó pagos que coinciden con las cantidades apuntadas en los papeles de Bárcenas. Entre ellos 24.000 euros, de compensación legal dice, para un compañero de partido que iba al gobierno de Navarra. Hoy también ha pasado por la Audiencia el periodista Pedro J. Ramírez. Mañana, día fuerte con las declaraciones de los expresidentes Rajoy y Aznar.

Foto: EFE

Los tres secretarios generales hasta 2019 del Partido Popular, Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos y María Dolores de Cospedal, han declarado en el juicio de los papeles de Bárcenas. Otros comparecientes han reconocido la certeza de algunos apuntes del extesorero, pero los tres antiguos dirigentes han negado los sobresueldos en negro y la caja B del PP con tres afirmaciones repetidas: retribuciones o complementos pagados por transferencia o cheque nominal todo declarado a Hacienda, donaciones siempre dentro de los límites legales y fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas y una clara separación entre la gestión económica, propia de la Tesorería, y la función política del Secretario General. Esta semana declararán los expresidentes José María Aznar y Mariano Rajoy. Informa Teresa Coto.

El ex secretario general del PP Javier Arenas ha negado este martes haber recibido sobresueldos por parte del PP ni haber gestionado pagos a dirigentes del partido. Arenas ha declarado como testigo este martes en el juicio de la ''caja B'' del PP, que se centra sobre todo en el origen del dinero con el que se pagó la reforma en la sede del Partido Popular. Este martes también están citados otros dos exsecretarios generales, Francisco Álvarez-Cascos y María Dolores de Cospedal, así como el expresidente balear Jaume Matas y el expresidente del Senado Pío García-Escudero.

En el juicio por los llamados papeles de Bárcenas, este martes, el extesorero del PP, Luis Bárcenas ha cargado contra la antigua cúpula del Partido Popular, a los que ha llamado cobardes por no reconocer que se financiaron irregularmente, según su versión. En varias ocasiones, ha señalado a Mariano Rajoy y ha contado que quiso destruir los documentos que reflejaban la caja B.

Foto: EFE/Audiencia Nacional

TVE ha tenido acceso a nuevas grabaciones de la declaración del exministro de Interior Fernández Díaz ante el juez del caso Kitchen. Declaró que conoció la operación por la prensa y desvinculó a Mariano Rajoy y a Dolores de Cospedal del supuesto espionaje a Bárcenas. También aseguró que los mensajes aportados por su entonces número 2, Francisco Martínez, que le incriminaban, no eran suyos.

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Montesinos, ha defendido que la formación "preserva la presunción de inocencia" y que el líder del partido, Pablo Casado "ya ha dicho todo lo que podía decir" sobre las presuntas presiones del exministro de Interior Jorge Fernández Díaz para obtener documentación sensible para el PP del extesorero Luis Bárcenas. Preguntado por la petición del PSOE y Unidas Podemos de una comisión en el Congreso que investigue el caso, Montesinos ha asegurado que le parece "sorprendente" que lo hagan tras rechazar una comisión sobre el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.

El juez debe decidir si, como pide la Fiscalía, imputa o no al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y a otra exministra, a María Dolores de Cospedal por su posible implicación en la Operación Kitchen. En 2013 estalla el caso Bárcenas. El extesorero del PP tiene documentos que supuestamente comprometen al Partido Popular. Y la Fiscalía considera que altos cargos del Estado iniciaron un operativo parapolicial para robar esos documentos a Bárcenas.

Y señala a Francisco Martínez, número dos del Ministerio del Interior, el único político imputado. También está imputada la cúpula de la Policía en aquellos años, y una figura clave, el chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, el hombre que debía obtener la información.

La Fiscalía también quiere imputar a Jorge Fernández Díaz, el superior de Martínez, ya que cree que hay muchos indicios de su implicación. Y también a la entonces secretaria general del PP, a María Dolores de Cospedal, quien, según la Fiscalía, tenía un "interés personal" en la operación.

En esos textos se evidencia el conocimiento, al detalle, que el entonces ministro del Interior tenía sobre la operación parapolicial Kitchen para sustraer documentación al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, a través de su chofer.

El juez tendrá que decidir en los próximos días si imputa o no a Jorge Fernández Díaz y a María Dolores de Cospedal, como pide la Fiscalía porque entiende que ambos estaban al corriente y que fueron piezas clave en el espionaje a Bárcenas.

En espera de esos siguientes pasos judiciales o posibles imputaciones, ahora se analizan con lupa los mensajes entre Francisco Martínez, exnúmero dos de Interior, y su jefe Jorge Fernández Díaz. Mensajes que le impican, y que el propio exsecretario de estado de seguridad registró ante notario.

Informa Teresa Coto. 

El presidente del PP, Pablo Casado, ha desvinculado este martes a la actual dirección de su partido del 'caso Kitchen', en el que se investiga el espionaje al extesorero de esta formación Luis Bárcenas, y ha apelado a la presunción de inocencia de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal y el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, después de que la Fiscalía Anticorrupción haya solicitado su imputación. PSOE, Podemos, Ciudadanos y otros partidos minoritarios están estudiando si apoyan la propuesta de ERC de crear una comisión de investigación en el Congreso al PP.

La Fiscalía Anticorrupción pide la imputación de los exministros durante la época del Gobierno de Mariano Rajoy María Dolores de Cospedal y Jorge Fernández Díaz en la causa Kitchen, en la que la Audiencia Nacional investiga si existió un operativo parapolicial financiado por el Ministerio del Interior entre 2013 y 2015 para obtener, a través del chófer de Luis Bárcenas, documentos y audios del extesorero del PP que pudieran comprometer al Partido Popular. 

La operación Kitchen resuena en medios políticos y judiciales. Esa supuesta trama de espionaje a Bárcenas, el extesorero del PP por la excúpula de Interior en la época Rajoy para impedir que revelara información comprometida del partido. Desde esta formación se pide respeto a la presunción de inocencia para Jorge Fernández Díaz y Dolores de Cospedal asi como dejar actuar a la Justicia.

La fiscalía cree que la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal tenía un interés personal en el presunto espionaje a Luis Bárcenas. Así lo dice en un escrito al que ha tenido acceso TVE. El juez ha levantado hoy el secreto del sumario del caso Kitchen, que investiga ese presunto espionaje por parte de Interior. Y apunta a órganos superiores del Estado.

El juez Manuel García Castellón considera que "órganos superiores de la Administración General del Estado" organizaron el espionaje a Luis Bárcenas, dentro de una operación parapolicial entre 2013 y 2015 para sustraer información al extesorero del PP a través de su chofer, que habría recibido fondos reservados. Ahora, el magistrado tiene que decidir si incluye como investigados en la causa al ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y a la exsecretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal.

Entienden que el exministro del Interior y la exsecretaria general del Partido Popular también intervinieron en la llamada operación Kitchen para sustraer pruebas al extesorero del partido Luis Bárcenas. Según confirman fuentes jurídicas a RNE, piden que sean citados en calidad de investigados por delitos de prevaricación, descubrimiento y revelación de secretos y malversación de caudales públicos. Informa Teresa Coto.

El juicio por el borrado de los portátiles se ha reanudado este jueves en el Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid, donde han declarado como testigos el extesorero del PP Luis Bárcenas y la ex secretaria general del mismo partido María Dolores de Cospedal.

Bárcenas ha asegurado que los discos duros que destruyó el PP eran suyos y que guardaban información de la supuesta caja B del partido, versión que contradice a la pronunciada por el partido, que ha declarado como acusado. En su declaración, Cospedal ha asegurado que ella no mandó borrar los ordenadores.

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, ha asegurado en el juicio por la destrucción de sus ordenadores en la sede del PP que en uno de ellos había notas que acreditaban la continuidad de la caja B del partido. Además, ha indicado que los equipos eran suyos y no de la formación, como asegura el PP. Antes, los trabajadores del PP han explicado que borraron hasta 35 veces unos equipos vacíos porque seguían el procedimiento habitual. La única que se ha esvinculado de los mismos ha sido la extesorera Carmen Navarro, que ha afrimado que mientras ella ejerció su labor en el PP no hubo contabilidad opaca. Durante la tarde será el turno de declarar de la exsecretaria general del partido, María Dolores de Cospedal.

Luis Bárcenas y la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal declaran mañana como testigos en el juicio por el borrado de los ordenadores del extesorero, causa en la que están acusados el partido y tres de sus empleados.
Fue Cospedal quien dijo en 2013 en la Audiencia Nacional que los ordenadores en los que Bárcenas sostenía que guardaba información sobre la presunta contabilidad B del PP estaban custodiados en la sede de Génova, pero cuando el juez quiso examinar su contenido se comprobó que los discos duros habían sido destruidos.
 

El juicio por el borrado de los ordenadores que Luis Bárcenas usaba en la sede del Partido Popular se reanuda este jueves con las declaraciones de los cuatro acusados, a quienes seguirán los testigos, entre los que están citados el propio extesorero 'popular' y la que fuera 'número dos' del partido María Dolores de Cospedal.

Luis Bárcenas y María Dolores de Cospedal se vuelven a ver hoy en los tribunales. Están citados para declarar, en calidad de testigos, en la causa sobre el borrado de los ordenadores del extesorero del PP. Una investigación que se inició hace seis años pendientes de una incógnita: ¿contenían esos ordenadores información sobre la contabilidad B del Partido Popular?

Informa Araceli Sánchez

El exministro de Justicia, Rafael Catalá, ha salido en defensa de su antigua compañera en el Gobierno de Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, después de que la ex secretaria general del PP dejara su escaño en el Congreso y su puesto en la Ejecutiva del partido tras la publicación de varias conversaciones que mantuvo con el excomisario José Villarejo: "Ella hacía su trabajo intentando que su casa esté ordenada".