Enlaces accesibilidad

Elecciones generales

El PSOE gana, Vox se dispara y Cs se hunde en unas elecciones que complican la gobernabilidad de Sánchez

Por
Resumen de la noche electoral: el PSOE gana, Vox se dispara y Cs se hunde

El PSOE ha ganado las elecciones generales con el 28% de los votos y 120 escaños, pero pierde tres con respecto al 28A y se abre para Pedro Sánchez un escenario más complicado aún que en los pasados comicios para formar un Gobierno estable. El PP, por su parte, se consolida como líder de la oposición y se mantiene como la segunda fuerza más votada con el 20,82% y 88 escaños, 22 más que hace tan solo siete meses.

Vox se convierte en el ganador de la noche con un espectacular incremento de votos que convierte a la de Santiago Abascal en la tercera fuerza de España. En la subida más alta de este 10N, Vox pasa de 24 a 52 escaños en el Congreso y es la fuerza elegida por el 15,09% de los votantes. 

Unidas Podemos y sus confluencias se mantienen como cuarta fuerza con el 12,84% votos y 35 escaños, bajando en siete con respecto al 28A; mientras que Ciudadanos es el partido más castigado en esta repetición electoral, con un descalabro que le hace caer hasta la sexta posición. La formación de Albert Rivera se deja por el camino desde abril un total de 47 diputados y es adelantada incluso por Esquerra Republicana, que se coloca como quinta fuerza en un Congreso con la mayor fragmentación de la historia donde tendrán representación 16 partidos. Son cuatro las nuevas formaciones con representación: Más País, la CUP, el BNG y Teruel Existe.

El bloque de izquierdas supera al de derechas pero no se acerca a la mayoría

Esta repetición electoral, con un 69,87 de participación- seis menos que el 28A-, abre un nuevo escenario de incertidumbre en España porque ningún bloque, ni el progresista ni el conservador, suma la mayoría absoluta de 176 diputados.

El de izquierdas- formado por PSOE, Unidas Podemos y Más País (el partido de Íñigo Errejón que entra con tres diputados) suma 158, frente al bloque de derechas- PP, Vox, Ciudadanos y Navarra Suma- que obtiene 152. De esta forma, descartada la posibilidad de que las derechas imiten el modelo andaluz, a Sánchez solo le quedan dos opciones: o tratar de cerrar un acuerdo con Unidas Podemos y los independentistas, o tratar de pactar con el PP, por lo menos la investidura. Dos escenarios que él no quería afrontar en ningún caso. 

Las leves caídas en escaños del PSOE y de Unidas Podemos- en votos ambos se dejan casi millón y medio (el primero más de 725.000 y el segundo, 636.000)- contrastan con los crecimientos notables del PP y, sobre todo, de Vox. Además, la distancia del PSOE con el PP se ha reducido y si los socialistas aventajaron al PP en abril en 57 escaños, ahora la brecha se ha estrechado a una diferencia de 32.

Por su parte, las fuerzas nacionalistas e independentistas cobran un mayor protagonismo tras el 10N porque aunque las tradicionales mantienen más o menos los mismos escaños que el 28A, entran nuevas formaciones de corte soberanista. Así queda el reparto por este bloque nacionalista: ERC saca 13 escaños (pierde dos); Junts per Catalunya, con ocho (gana uno); el PNV, siete (suma uno) y EH Bildu, cinco (gana uno). Y las nuevas que tendrán representación en el Congreso: la CUP, que entra con dos representantes y el BNG, con uno.  

El resto del Parlamento queda así: Coalición Canaria (dos), Navarra Suma (dos) y un representante del PRC y de Teruel Existe.

La repetición electoral complica la gobernabilidad del PSOE

Sin llegar a ser una victoria amarga porque tiene posibilidades de gobernar, Sánchez tiene que mirar ahora a dos soluciones que no le convencen. Puede tratar de pactar con Unidas Podemos, que mantiene la exigencia del Gobierno de coalición, pero aunque ambos se entendieran no es suficiente, así que el PSOE tendría que conseguir el apoyo directo o indirecto de los nacionalistas e independentistas con una fórmula similar a la empleada en la moción de censura.

Otra vía en una situación endiablada para el socialista es buscar el acuerdo con el PP, pero los 'populares' ya dijeron que no iban a facilitar su investidura". De momento, se muestran cautos tras la noche electoral y esperarán a ver los movimientos del PSOE. El ascenso de Vox por el flanco conservador y la amenaza a que le siga robando terreno no facilitará que el PP permita a Sánchez gobernar. 

En los pasados comicios de abril, PSOE y Cs, otra opción entonces de gobernabilidad, sumaban una cómoda mayoría absoluta, pero el derrumbe de los naranjas hace inviable ahora esa opción

Sánchez llama a la "responsabilidad de todos" entre gritos de "Con Casado no"

En su comparecencia desde el balcón de Ferraz, Pedro Sánchez ha insistido en que su objetivo es "formar un gobierno estable" y ha pedido "responsabilidad y generosidad" a "todos" para desbloquear la situación. 

"Con Casado no", "ahora sí, pero con la izquierda" y "con Iglesias, sí", le han gritado los militantes y simpatizantes socialistas, que han interrumpido constantemente al líder que les ha contestado: "Ahora sí o sí vamos a conseguir un gobierno progresista". Sánchez, en una breve comparecencia, se ha comprometido este domingo a llamar a todos los partidos, "salvo los que se autoexcluyen de la convivencia y siembran el discurso del odio", en referencia a Vox. 

El PSOE gana pero pierde fuerza y no ha visto cumplidas sus expectativas de ganar fuerza para poder volar solo. No quería depender ni de Podemos ni del PP y ahora, casi seguro, dependerá de uno o de otro.

El PSOE pide "responsabilidad" a los partidos para desbloquear el Gobierno: "Esta vez sí que sí"

Casado dice que sus intereses son "incompatibles" con los de Sánchez

Si en su primera experiencia como candidato hundió al PP hasta su suelo electoral- con 66 escaños- en esta repetición ha conseguido remontar,
moderando su discurso, y mantener al PP como el líder de la oposición, aunque lejos aún de los 100 escaños que, como mínimo, querían recuperar. 

Casado ha dicho desde Génova que "la pelota está ahora en el tejado" de Sánchez, que considera el gran "fracasado" de la noche, y que su partido estará a "la espera de ver lo que plantea" el socialista, pero ha querido dejar claro que los intereses del PP son "incompatibles" con el planteamiento que hace Sánchez. Ha afirmado, en una puerta abierta a pactar con el PSOE,  que el partido también "ejercerá su responsabilidad".

De esta forma ha querido ser deliberadamente ambiguo para no cerrar ninguna puerta y habrá que ver ahora si el 'popular' se abre a facilitar la investidura del socialista antes que ir a unas terceras elecciones y, lo más importante, a cambio de qué. 

Casado: "Somos claramente una alternativa al gobierno de izquierdas"

Abascal, uno de los triunfadores, celebra la "gesta" de Vox

Vox ha conseguido llevar su mensaje de "reconquista" en estas elecciones y dobla su representación parlamentaria con Santiago Abascal, convertido ya en el tercer líder del país, solo por detrás de Pedro Sánchez y Pablo Casado. Recibido al grito de "presidente, presidente", ha reivindicado la "gesta política más fulgurante y más rápida de la democracia española".

Su partido, ha dicho, hace once meses "no tenía representación en la patria" y ahora es la tercera fuerza. Vox ha logrado situarse como primera fuerza política en la Región de Murcia y como tercera en Andalucía.

"No vamos a dar ni un paso atrás y defenderemos en las Cortes lo mismo que hemos defendido todo este año de campañas electorales", ha asegurado el líder de Vox, para avanzar que con sus escaños ahora podrán recurrir las "leyes liberticidas que los otros partidos han dejado pasar".

Abascal, tras su ascenso a tercera fuerza: "Hemos sido capaces de abrir todos los debates prohibidos"

Iglesias vuelve a pedir a Sánchez un gobierno de coalición 

Por su parte, Pablo Iglesias ha pedido a Sánchez de nuevo conformar juntos una coalición de gobierno progresista que haga frente "a la extrema derecha" porque a su juicio es una "necesidad histórica". Ha desvelado que ha llamado al presidente para decirle que lo que en abril fue una "oportunidad", ahora ya es una "necesidad".

En su comparecencia para valorar los resultados electorales, ha reconocido que no son buenos "ni para el PSOE ni para Unidas Podemos"- los electores han castigado más a su partido que al PSOE- y ha echado en cara a Sánchez la repetición de elecciones haciendo referencia a la frase que empleó el presidente en funciones al decir que no dormiría tranquilo con un gobierno de coalición: "Se duerme peor con 52 diputados de Vox que con ministros de Podemos". Ha lamentado que al final los comicios hayan servido para tener "una extrema derecha de las peores de Europa". 

Iglesias: "Se duerme peor con más de 50 diputados de la extrema derecha que con ministros de Podemos"

Rivera asume la debacle de su partido y propone un Congreso

Había llamado a la remontada durante la campaña pero los peores augurios se han hecho realidad para la formación naranja, que se coloca en su situación más compleja desde su entrada al Congreso en 2015, con 40 escaños de golpe. Su votante no ha entendido los giros- del 28A al 10N ha pasado del cordón sanitario a Sánchez a querer ser bisagra para un gobierno socialista- y ha sufrido un castigo que el propio Rivera ha calificado como "mal resultado". 

Ha puesto su cargo a disposición de la militancia y ha propuesto la convocatoria de un congreso extraordinario, para dejar claro que se tomarán "todas las decisiones que se tengan que tomar".

Se podría abrir ahora, por tanto, el debate de la continuidad del líder de un partido que perdió a parte de su cúpular porque no estaban de acuerdo con el bloqueo a Sánchez y el acercamiento a Vox, y que se ha queda ahora con representación en tan solo cuatro comunidades autónomas: Andalucía, Cataluña, Madrid y Valencia. 

Rivera deja su futuro en manos de la militancia: "Hemos tenido un mal resultado, sin paliativos y sin excusas"

Rufián: "El independentismo ha sentenciado"

ERC ha repetido triunfo en Cataluña y se convierte en la quinta fuerza nacional, pese a haber pasado de 15 a 13 escaños, y el resultado le vale al cabeza de lista, Gabriel Rufián, para señalar que "el independentismo ha sentenciado de forma inapelable", tras la sentencia del procés, y para prometer después plantar cara a Vox: "Nos tendréis enfrente".

El País Vasco, por su parte, tendrá dos grupos parlamentarios: el PNV, que ha pasado de seis a siete escaños, y Bildu, que añade uno a sus cuatro diputados de la pasada legislatura.

Todo está por escribir tras este 10N y, de momento, las direcciones de PSOE, Ciudadanos y Vox analizarán este lunes los resultados de las elecciones generales. Como la fuerza más votada, el PSOE debe mover ficha y establecer una estrategia desde este mismo lunes si Sánchez quiere cumplir su promesa de tener Gobierno en el mes de diciembre. No parece fácil. 


 

Noticias

anterior siguiente