Enlaces accesibilidad

Putin y Kim Jong un celebrarán este jueves su primera cumbre bilateral

  • El encuentro tendrá lugar en la ciudad de Vladivostok, en el Lejano Oriente ruso
  • Kim busca apoyo internacional para la desnuclearización tras su ruptura con Trump

Por
Kim Jong un y Vladímir Putin REUTERS/Jorge Silva/Pool/Maxim Shipenkov/Pool
Kim Jong un y Vladímir Putin REUTERS/Jorge Silva/Pool/Maxim Shipenkov/Pool

Vladimir Putin y Kim Jong Un se reunirán este jueves, 25 de abril, en la ciudad rusa Vladivostok. La primera cumbre entre el presidente ruso y el líder norcoreano se centrará en la discusión del "arreglo del problema nuclear en la península coreana" a través de medios políticos y diplomáticos, según el comunicado del Kremlin.

"En los últimos meses, la situación en la península se ha estabilizado en cierta medida, gracias en gran parte a las iniciativas de Corea del Norte de suspender sus pruebas de cohetes y cerrar su zona de ensayos nucleares - ha explicado a la prensa Yuri Ushakov, asesor de política exterior del Kremlin - Rusia pretende ayudar de cualquier manera posible a cimentar esa tendencia positiva".

El líder norcoreano tiene previsto llegar a Valdivostok este miércoles en un tren blindado, según la agencia oficial rusa RIA Novosti, aunque las autoridades rusas no han dado detalles sobre la visita por motivos de seguridad. 

Kim mira a Moscú tras su ruptura con Trump

Según analistas citados por la agencia Reuters, Kim busca con esta cumbre apoyo internacional tras la abrupta interrupción de su segunda cumbre con el presidente estadounidenseDonald Trump, celebrada en febrero en Vietnam, que ha alejado la posibilidad de un levantamiento de las sanciones internacionales. 

Hace solo una semana, Pyonyang pidió a Trump que sustituyera a su secretario de EstadoMike Pompeo, como interlocutor para poder proseguir el diálogo con más "tacto y madurez". 

Para Rusia, la cita ofrece la posibilidad de aparecer como un actor en la península coreana. Mientras que Washington quiere que Corea del Norte elimine su programa nuclear, de misiles y de armas químicas y biológicas antes de ofrecer concesiones, Moscú aboga por concederle garantías de seguridad y algunas medidas de reciprocidad a cambio de la desnuclearización, informa Efe. "Es evidente que, sin la más activa participación de Rusia articular este mecanismo es imposible", afirmó recientemente el embajador ruso ante Pionyang, Alexandr Matsegora.

A pesar de que Rusia cumple con el sistema de sanciones impuesto con la ONU (como ocurre con el principal socio de Corea del Norte, China), las relaciones bilaterales se encuentran en un buen momento, según ha asegurado a Efe el vicepresidente de Consejo de Asuntos Internacionales y exembajador ruso en Corea del Sur, Gleb Ivashéntsov.

Por el contrario, los norcoreanos desconfían de Estados Unidos a la vista de la ruptura unilateral de acuerdos como el de defensa antimisiles INF y el acuerdo nuclear con Irán. "De hecho EEUU propone a Corea del Norte lo mismo que contemplaba el acuerdo con Irán, pero los norcoreanos han visto lo que ha pasado, por lo que las garantía deben ser multilaterales", ha explicado Iváshentsov.

Kim además puede pensar que un acuerdo a largo plazo con Trump no contaría con el apoyo del Congreso estadounidense.

Noticias

anterior siguiente