Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La estrecha alianza de Rusia con Corea del Norte exhibida esta semana con el viaje de Vladímir Putin a Pionyang, inquieta a Occidente en plena guerra en Ucrania. Según el catedrático de Relaciones Internacionales de la universidad King's College London, Ramón Pacheco, el presidente ruso puede buscar el desvío de la atención del conflicto en Ucrania con este acercamiento. Corea del Norte es, además, el principal proveedor balístico de Moscú.

FOTO: AP VÍA KREMLIN / GABRIIL GRIGOROV

La visita del presidente ruso, Vladímir Putin, a su homólogo norcoreano, Kim Jong-un, muestra la gran sintonía que ambos mandatarios poseen, así como las sólidas relaciones de sus países. Con regalos de lujo y cena de élite, ambos brindaron por su unión diplomática. Dos países aislados internacionalmente por Occidente buscan alianzas complejas, con movimientos políticos que buscan que Putin saque pecho y obtenga los apoyos militares necesarios para sustentar el conflicto en Ucrania.

Hasta 24 años han pasado desde la última visita del presidente ruso, Vladímir Putin, a Corea del Norte. Su llegada ha supuesto un fastuoso despliegue para dar la bienvenida al "mejor amigo" del líder norcoreano Kim Jong-un. Una visita histórica que queda sellada con una alianza entre dos países considerados "rivales" de Occidente. El acuerdo de asociación estratégica incluye la intervención de las dos potencias nucleares en caso de que sean atacadas, lo que refuerza la cooperación tanto política como militar entre ambos países.

El presidente ruso, Vladímir Putin, visita Corea del Norte por primera vez desde que asumió la presidencia en el año 2000 para estrechar los lazos de cooperación con ambos países y firmar un acuerdo de seguridad integral. Según ha señalado el mandatario, dicho acuerdo "no va contra nadie", algo que tanto Estados Unidos como sus aliados ponen en duda después de que el régimen de Kim Jong-un haya enviado contenedores con armamento a Moscú a cambio de obtener tecnología rusa para sus satélites espía.

Corea del Norte ha enviado este domingo centenares de globos llenos de basura a Corea del Sur. Estos globos, que vuelan cruzando la frontera, transportan bolsas de basura conteniendo papeles, plásticos, colillas y excrementos, que los soldados surcoreanos recogen y analizan una vez que caen a tierra. Desde que comenzó esta campaña el pasado martes, el régimen norcoreano ha lanzado unos 900 globos basura. Un método de provocación que ha condenado el gobierno surcoreano. Los globos han llegado incluso a Seúl y las autoridades han pedido a la población que no toque los residuos. El régimen de Pyongyang dice que el envío de estos globos es la respuesta a los que se envían desde el sur con propaganda contra el líder norcoreano.

FOTO: YNA/dpa

En Corea del Norte ha muerto Kim Ki Nam, el mayor propagandista norcoreano durante más de 50 años. Empezó bajo el gobierno de Kim Il-Sung, padre fundador de Corea del Norte, y se retiró en 2017. En los últimos años, destacó por su papel en la consolidación de Kim Jong-Il en el gobierno. Fue relevado por Kim Yo-Yong, la hermana del actual presidente norcoreano.

FOTO: KCNA / Reuters

Kim Ki-nam, más conocido por los medios surcoreanos como el “Goebbels norcoreano”, ha fallecido a la edad de 94 años. Fue el jefe de la propaganda de Corea del Norte y se encargó de llevar el culto al líder hasta el extremo. 

Comenzó a despuntar en el partido cuando fue nombrado subdirector del Departamento de Propaganda y Agitación de Pyongyang en 1966. En 1989 comenzó a trabajar bajo el mando directo de la dinastía de los Kim y así se mantuvo hasta 2017 cuando se retiró. 

Fue una de las pocas personas que acompañaron al féretro de Kim Jong-il. Su trabajo lo heredó Kim Yo-jong, la hermana de Kim Jong-un, quien en varias ocasiones se la ha relacionado como la posible sucesora del actual líder supremo de Corea del Norte. Aunque en teoría eso es algo que le tocaría a su sobrina, la hija del actual líder.

La Asamblea Popular Suprema, el que sería el parlamento norcoreano, ha aprobado por unanimidad una enmienda constitucional con la que refuerzan su carácter de potencia nuclear. En una sesión con la presencia del líder Kim Jong-un, -que no suele ser habitual-, han acordado incrementar su capacidad de producción de armas nucleares ante lo que llaman las “provocaciones” militares estadounidenses.

Esta enmienda llega un año después de que Pyongyang consagrara su derecho a utilizar ataques nucleares como medida preventiva para protegerse. La tensión en la península ha aumentado exponencialmente tras el número récord de ensayos armamentísticos llevados a cabo por el Norte en este 2023.

El presidente ruso Vladímir Putin y su homólogo norcoreano Kim Jong-un han protagonizado su primer encuentro en cuatro añosen un contexto muy distinto al de la última vez. Lo han hecho con la guerra de Ucrania como telón de fondo y bajo la atenta mirada de Estados Unidos y sus aliados, que temen que haya un intercambio militar entre las dos potencias nucleares.

Foto: EFE/EPA/MIKHAIL METZEL /SPUTNIK / KREMLIN

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha mostrado todo su apoyo al presidente ruso, Vladímir Putin, y a su país en la "lucha sagrada" contra Ucrania, y se ha mostrado convencido de que Rusia vencerá.

Putin, por su parte, ha calificado a Corea del Norte de "viejo amigo" y ha asegurado que Moscú y Pionyang seguirán fortaleciendo su relación para la "paz, la estabilidad y el bienestar" en Asia.

La esperada reunión entre ambos mandatarios ha tenido lugar finalmente este miércoles en la base de lanzamiento de cohetes espaciales de Vostochni, en la región siberiana de Amur. Hasta allí ha llegado Kim tras tres días de viaje en su tren blindado, junto con una nutrida delegación. Putin ha justificado la localización argumentando que su invitado está "muy interesado en los cohetes".

Foto: Vladimir Smirnov, Sputnik, pool del Kremlin, vía AP

El líder norcoreano ha elegido un tren blindado con cristales tintados para viajar a Rusia a encontrarse con Vladimir Putin. Una fortaleza movil escoltada por otros dos convoyes y que no supera los 60 kilómetros por hora. Salió del país el pasado domingo y hasta la mañana de este martes no ha terminado de recorrer los cerca de 700 kilómetros de travesía. Se habla de que tiene lujosos vagones con grandes comodidades. 

Foto: Handout / RUSSIAN ENVIRONMENT MINISTRY / AFP

Corea del Norte ha presentado un nuevo submarino nuclear que puede albergar hasta cuatro misiles balísticos, en el 75 aniversario de la fundación del país que se celebra este sábado 9 de septiembre. El líder Kim Jong-un estuvo en la ceremonia de botadura y lo bautizó como 'Hero Kim Kun-ok', un laureado oficial de la marina de los años 40. Las Fuerzas Navales de Corea del Norte que cuentan con una de las mayores flotas submarinas del mundo, con entre 64 y 86 naves de este tipo, según el laboratorio Iniciativa de Amenaza Nuclear de EE.UU. El anuncio supone un paso más en la escalada de tensión tanto a nivel retórico como militar en la península de Corea, por las pruebas balísticas norcoreanas y los ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y Estados Unidos.