Enlaces accesibilidad

Elecciones Generales

Financiación autonómica, memoria histórica y la España "vaciada", grandes olvidadas del debate electoral

Por
Un momento del debate entre los candidatos de PP, PSOE, Ciudadanos y Unidas Podemos en RTVE.
Un momento del debate entre los candidatos de PP, PSOE, Ciudadanos y Unidas Podemos en RTVE. RTVE

La desaceleración económica, la financiación territorial, la memoria histórica, la justicia y la política internacional han sido los grandes temas olvidados en este primer debate de las elecciones generales entre los candidatos de los cuatro principales partidos que se medirán en las urnas el próximo 28 de abril.

Por el contrario, las pensiones, Cataluña, el feminismo, la igualdad y la corrupción han sido los temas que más minutos han ocupado ​en el enfrentamiento dialéctico entre Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP), Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos).

Dividido en cuatro bloques, el primero ha estado marcado por las propuestas de subidas y bajadas de impuestos, especialmente el de sucesiones, y las políticas sociales; pero se ha olvidado de cualquier posible mención a las advertencias de desaceleración económica global que han lanzado los principales organismos internacionales. El segundo bloque lo han dominado las propuestas sobre cómo mantener y revalorizar las pensiones y las políticas de igualdad, que han provocado el primer gran enfrentamiento de la noche. Sin embargo, ha habido pocas alusiones a la violencia de género o la dependencia.

En el tercer apartado, dedicado a la política territorial, Ciudadanos y PP se han enrocado en las críticas a las negociaciones de Sánchez con líderes independentistas, pero han olvidado la financiación autonómica o medidas concretas para la España "vaciada".  Finalmente, la corrupción y las cloacas del Estado han enfangado el último apartado en el que todos han mantenido sus posiciones y sus incógnitas respecto a posibles pactos electorales.

Los candidatos de los cuatro principales partidos que concurren a estas elecciones generales el próximo 28 de abril han participado en el primer debate a cuatro de la campaña electoral y el primero de este tipo que organiza de manera íntegra RTVE.

Sin planes ante una posible desaceleración

Con un tono especialmente duro, Albert Rivera ha abogado por la supresión del impuesto de sucesiones por ser "injusto". Enfrente, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han apostado por medidas de redistribución de la riqueza. Mientras, Casado se ha referido a algunos de sus argumentos económicos más repetidos durante la campaña como la crítica a la propuesta de subida del impuesto del diesel y su "revolución fiscal” con la que propone ahorrar hasta 700 euros anuales a cada contribuyente al tiempo que fomenta el empleo.

Sin embargo, ninguno de los cuatro participantes en el debate electoral ha hecho referencia a la sombra de desaceleración económica global de la que avisan las instituciones internacionales y sobre la que tampoco existen medidas concretas en sus programas electorales.

El FMI instó hace unas semanas a España a seguir con el ajuste fiscal por los elevados niveles de deuda, que, junto al incremento que también ha detectado a nivel global y los mayores riesgos financieros, podrían provocar otra crisis económica. En el mismo sentido se ha pronunciado el BCE, que a comienzos del mes de abril advirtió a España de que "oculta un déficit estructural abultado y creciente".

Los enfrentamientos dejan de lado la violencia de género

Las pensiones han sido las grandes protagonistas en el inicio del segundo bloque, aunque ha sido rápidamente sustituida por la igualdad y la violencia de género, que, aunque ha aportado el primer rifirrafe de la noche, no ha sido desarrollada con medidas concretas por los candidatos.

Mientras que en su programa electoral el PP propone aplicar la prisión permanente revisable a los casos de violencia de géneroPSOE y Unidas Podemos apuestan por reformar el concepto en el Código Penal. El partido de Sánchez propone eliminar el delito de abuso sexual y el de Iglesias va más allá, pidiendo actualizar la definición de "violencia machista" para recoger todas las formas de violencia contra las mujeres. 

Por su parte, Ciudadanos incluye una Ley para la prevención, asistencia y protección de la mujer frente a la violencia sexual que tampoco ha sido explicada ni desarrollada.

24 horas - Programas electorales: violencia de género

Pocas propuestas y muchas acusaciones sobre Cataluña

Las acusaciones a los pactos con independentistas desde PP y Ciudadanos, fotografía del presidente del Gobierno con el de la Generalitat enmarcada mediante, ha sido la tónica del tercer bloque del debate en el que Sánchez se ha defendido haciendo referencia a las “mentiras constantes” y a otra fotografía, la de Casado, Rivera y el ausente líder de Vox, Santiago Abascal, juntos en la plaza de Colón.

El tercer bloque ha endurecido el tono hasta el final y también ha estado marcado por la pregunta sobre los posibles indultos a los exdirigentes políticos catalanes juzgados en el Tribunal Supremo por el ‘procés’.

Sin embargo, pese a los esfuerzos de Iglesias por pedir “seriedad” y “altura de Estado”, lo cierto es que ninguno de los partidos ha hecho referencia a la financiación territorial o a propuestas fuera de Cataluña. No obstante, el candidato de Unidas Podemos ha recordado algunos problemas de la denominada España "vaciada" que marcaron parte de la precampaña como el “acceso a cajeros en el mundo rural o los trenes que no llegan a los pueblos”.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Las propuestas de los partidos para la 'España vaciada'

Por otra parte, la memoria histórica también ha sido olvidada en el debate de las elecciones generales. Ciudadanos no incluye propuestas en este ámbito, pero Pablo Casado no ha hecho referencias a su plan de derogar esta ley para sustituirla por una "de concordia". Sánchez tampoco ha aludido a su deseo de impulsar la búsqueda y exhumación de los desaparecidos del franquismo e Iglesias no ha recordado la retirada de medallas y la modificación de la ley de Amnistía que incluye en su programa.

Justicia, inmigración y cultura también son olvidados

En un debate que ha terminado enfangado en asuntos de corrupción y las cloacas del Estado, la justicia tampoco ha estado en la agenda de los candidatos a las elecciones de este lunes. Tanto PP como Unidas Podemos proponen modificar la fórmula de elección del Consejo General del Poder Judicial. Sin embargo, mientras los primeros dejan la decisión en manos de los jueces; los segundos proponen una elección directa por la ciudadanía.

Lo mismo ha ocurrido con las medidas sobre cultura, inmigración y política internacional. En las primeras, que solo se han mencionado de pasada, PP, PSOE y Cs comparten en sus programas la puesta en marcha de una Ley de Mecenazgo, mientras que Unidas Podemos apuesta por actualizar la definición jurídica de propiedad intelectual. 

En cuanto a inmigración, los cuatro partidos incluyen medidas concretas en sus programas que tampoco han mencionado. El PP ofrece facilitar la contratación en origen y visados y permisos de trabajo a profesionales altamente cualificados, así como potenciar la devolución de los MENA. Precisamente en este último punto se encuentra de frente con PSOE y Unidas Podemos. Cs propone un sistema de 'visado por puntos' para atraer el mejor talento extranjero.

Finalmente, en el apartado de política exterior, que tampoco ha sido incluído en el debate electoral a cuatro, el PP incide de forma directa en el apoyo a la oposición en Venezuela, Cuba y Nicaragua y da prioridad a la relación de la UE con Estados Unidos; mientras que Unidas Podemos aboga por establecer relaciones diplomáticas de alto nivel con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y Cs por redoblar la colaboración con los países del Magreb, África y Oriente Medio.

Sobre Defensa, el partido que lidera Pedro Sánchez defiende promover un ejército europeo, al tiempo que Unidas Podemos apuesta por un desplazamiento progresivo del espacio atlántico (OTAN) al europeo (PCSD).

Noticias

anterior siguiente