Enlaces accesibilidad

El Congreso rechaza la propuesta para que convocar un referéndum ilegal vuelva a ser delito

  • La medida, propuesta por el Partido Popular en el Congreso, solo ha contado con el apoyo de Ciudadanos
  • PSOE, Podemos, PNV e independentistas catalanes han votado en contra y han tachado la medida de "electoralismo"

Por
La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Dolors Montserrat, durante su intervención ante el Pleno del Congreso de los Diputados.
La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Dolors Montserrat, durante su intervención ante el Pleno del Congreso de los Diputados. EFE/J.P.Gandul

El Partido Popular y Ciudadanos se han quedado solos este martes en el Congreso de los Diputados en su defensa de prisión para quienes convoquen o participen en la organización de un referéndum ilegal como el del 1 de octubre de 2017 en Cataluña. La proposición de Ley Orgánica presentada por los populares ha sido rechazada, sin abstenciones, con 176 votos en contra y 165 a favor.

El PSOEUnidos PodemosPNV, independentistas y nacionalistas han votado en contra y han coincidido en acusar de electoralismo al PP por haber llevado al Pleno una iniciativa de modificación del Código Penal para castigar con penas de tres a cinco años de cárcel a los organizadores de referendos ilegales.

Los populares registraron esta proposición de ley a finales del pasado septiembre, a pocos días del primer aniversario del 1-O, y este martes, en pleno juicio del 'procés'lo han defendido en el Pleno de la Cámara, aún a sabiendas de que no iba a ser aceptada por la oposición ni de que ya prosperaría, ya que las Cortes se disolverán el 5 de marzo con motivo del adelanto de las elecciones generales.

 

El delito por convocar un referéndum ilegal fue introducido en el Código Penal en 2003 por el Gobierno de José María Aznar al hilo de llamado Plan Ibarretxe. Sin embargo, el Tribunal Constitucional anuló esta reforma en 2016

El PP critica la "complicidad" del PSOE con el nacionalismo

Durante la defensa de la propuesta, la portavoz parlamentaria del PP, Dolors Montserratha subrayado la importancia de una reforma que "fortalece" las instituciones y el Estado de Derecho frente a la solución del PSOE de Pedro Sánchez que, a su juicio, pasa por "arrodillarse" frente al separatismo.

"El PSOE siempre ha sido cómplice del nacionalismo para debilitar a España", ha llegado a decir Montserrat, poniendo como ejemplo "la barra libre" que le dieron con el Estatut o la derogación del Código Penal del delito de convocatoria de referéndum, una delito que, a su juicio, es "inexcusable" recuperar. 

Desde el PSOE, el portavoz de Justicia Juan Carlos Campo ha recalcado que el ordenamiento jurídico español ya contiene mecanismos para defender el orden constitucional y ha recriminado al PP que, ante Cataluña, solo esté "en el conflicto y no en la solución" a través del "diálogo dentro de la ley".

Los únicos apoyos que el PP ha sumado a su iniciativa han sido los de Ciudadanos y el de Foro Asturias, su socio electoral en esa comunidad.

Desde la formación naranja, Nacho Prendes ha defendido la necesidad de "mejorar" los instrumentos de la democracia para "defenderse" de sus "enemigos" porque "la democracia no está por encima de la ley" pero, eso sí, no ha desaprovechado la oportunidad para afear al PP que lleguen "tarde" con esta propuesta.

La oposición descarta "meter a jueces en planteamientos políticos"

Tanto Unidos Podemos como Esquerra Republicana (ERC) han considerado "una buena noticia" que el PP venga a reconocer con su proposición que convocar un referéndum "no es ahora un delito". "No lo fue el 1-O y no lo será mañana porque votar no es un delito ni lo será", ha resumido el diputado de En Comú Jaume Moya. "Votar no es delito, impedirlo por la fuerza sí. Nos están dando la razón, y lo saben", ha añadido la parlamentaria de ERC Carolina Telechea.

"Excusatio non petita, acusatio manifiesta", ha apuntado, por su parte, el representante del PDeCAT Feliu Joan Guillaumes, quien ha tachado de "vergüenza pública" la propuesta de los populares, a los que ha avisado de que su actuación ante la crisis catalana acabará "explotándoles en la cara".

De "torpeza penal o política" ha calificado el diputado del PNV la reforma del PP, que, en su opinión, se ha presentado por "mero cálculo electoral". "No es conveniente meter a jueces penales en planteamientos políticos", ha advertido Legarda, quien ha aprovechado para llamar a "no tensar las posturas y agravar la crisis" en Cataluña sino a "retomar el camino del diálogo".

En el "campo del extremismo" ha situado el diputado de Compromís Enric Bataller la propuesta del primer partido de la oposición, mientras que la representante de Bildi, Marian Beitialarrangoitia, avisando de "la involución democrática" y del "autoritarismo" que espera al país en caso de que la derecha recupere el poder.

Noticias

anterior siguiente