Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El delegado del Frente Polisario en España, Abdulah Arabi, ha pedido al Gobierno español que aclare si cuando habla de integridad territorial en su carta a Mohamed VI incluye el Sáhara Occidental en lo relativo a Marruecos. Más concretamente, le ha reclamado que aclare si cuando habla de la integridad territorial de los dos países en el caso de Marruecos está incluyendo al Sáhara Occidental, lo cual, ha advertido, "es muy grave" e iría contra el Derecho Internacional.

"Estamos pidiendo que nos aclare conceptos que han aparecido en esa carta, refiriéndose a considerar a la propuesta de Marruecos es la más realista y viable, lo que se contradice con el Derecho Internacional y sobre todo descarta la opción que recoge Naciones Unidas, que es la independencia por la que el pueblo saharaui apuesta y el Derecho Internacional asiste en ese sentido. Por lo tanto, apostar por una opción es descartar la otra", ha declarado Arabi en una entrevista concedida al Canal 24 Horas. 

"España apuesta única y exclusivamente por la autonomía como solución y añade el concepto de integridad territorial, que es para nosotros donde está la diferencia", ha resaltado el delegado del Polisario, quien ha recordado que la organización a la que representa reclama un referendum de autodeterminación que pueda conducir a la independencia, "que es lo que recogen las resoluciones de Naciones Unidas".

Los mexicanos tienen la oportunidad de relevar al presidente a mitad de su mandato en una consulta popular, aunque se da por hecho que López Obrador seguirá en su puesto. Él se ha comprometido a marcharse si así lo quiere la gente, pero eso parece tan poco probable como que la participación vaya a ser muy alta. Después de tres años en el poder, sus índices de popularidad siguen siendo muy altos y han sido él y sus seguidores quienes han promovido esta consulta y se han movilizado más para participar.

Foto: REUTERS/Jose Luis Gonzalez

Hungría celebra el domingo un referéndum para votar la ley promulgada por su presidente Viktor Orbán en la que se prohibía hablar de homosexualidad en las escuelas, así como los contenidos audiovisuales o escritos relativos en esa orientación sexual dirigidos a los menores de 18 años. La cita coincide, además, con las elecciones presidenciales en el país, en las que Orbán se enfrentaría a una ajustada reelención. Foto: EFE/EPA/SZILARD KOSZTICZAK. 

El apoyo a la fusión de los pueblos pacenses de Don Benito y Villanueva de la Serena, que tardará 5 años en materializarse, ha sido muy desigual. En Don Benito ha salido adelante por muy poco mientras que en Villanueva de la Serena ha arrasado. Un equipo de TVE pregunta a sus ciudadanos el por qué de esta diferencia.

Foto: EFE / JERO MORALES

Tras la unión de Don Benito y Villanueva de la Serena, entrevistamos en Las Mañanas de RNE a los principales afectados: los ciudadanos y profesionales de la agricultura y la ganadería. Hablamos con Natalia García Camacho, presidenta de la Asociación profesional de Agricultura y Ganaderos de Don Benito y la comarca, a Gerardo Casado, economista e impulsor de la primera asociación civil para la unión de Don Benito y Villanueva de la Sierra y a Julián Mora Aliseda, Catedrático de la Ordenación del Territorio en la Universidad de Extremadura. Los tres coinciden en que se trata de una oportunidad para que los más jóvenes vean en Extremadura un posible futuro.

García Camacho considera que la comunidad es uno de los referentes en el sector agroganadero de España, pero que gracias a esta fusión va a poder avanzar en los conceptos de comercialización, "una asignatura en la que tenemos mucho camino por recorrer", ha señalado. Mora coindice en que la unión traerá muchas posibilidades comerciales y sociales, entre las que destaca la conexión del Este y el Oeste Atlántico, la mejora de la Nacional 430 o la solución a la línea de ferrocarril entre Don Benito y Puertollano, una protesta ya recurrente en la región.

Gerardo Casado opina que, además de estas, una de las principales lacras de Extremadura es el aislamiento tecnológico que afecta a gran parte de las pequeñas poblaciones extremeñas y espera que de esta forma se le ponga una solución. García Camacho considera también que se trata de una muy buena oportunidad para fomentar este sector entre los más jóvenes y, sobre todo, para que vean una posibilidad real de "formarse y de quedarse" en su localidad. "Se trata de un proyecto a medio-largo plazo, pero las oportunidades que tiene esta nueva ciudad son muy importantes", ha apuntado la presidenta de la Asociación de Agricultura y Ganaderos. 

Respecto a si puede servir como modelo para el resto de España, la respuesta es clara: sí. Y donde Gerardo Casado ve una oportunidad para extender la labor de Extremadura por España y Europa, Julián Mora opina que la fusión puede servir como ejemplo para los más de 6.000 municipios españoles que cuentan con menos de 2.000 habitantes y para los que esta podría ser una solución posible. 

Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura, ha deseado en Las mañanas de RNE "lo mejor" para Don Benito y Villanueva . "Esto marca un camino, el que quiera transitarlo ya sabe que se puede hacer. Tiene dificultades pero merece la pena. Creo que han dado un ejemplo al resto de España: poner la racionalidad por encima de la emocionalidad." Esta fusión abre la puerta incluso a llegar a tener Universidad. "La formación va a una velocidad de vértigo, y hoy es perfectamente posible tener enseñanzas superiores en distintas ciudades. Habrá que plantearlo en un futuro, pero está más cerca tras el resultado de ayer."

Sobre la ruptura que se ha instalado en el PP, asegura que está preocupado. "Porque el mensaje que le trasladamos a la ciudadanía es demoledor, la lucha del poder por el poder." Y espera que se pueda aclarar lo sucedido por el bien del partido. "Me llama mucho la atención que la gente no le de ninguna importancia al origen de todo esto: la contratación del hermano de la persidenta, que está prohibida por ley. Hasta ahora nadie ha planteado con claridad los contenidos de ese contrato, a qué se dedicaba antes."

Las localidades de Don Benito y Villanueva de la Serena han visto aprobado el referéndum que establece su unión como tercera localidad más grande de Extremadura. Hemos hablado en Las Mañanas de RNE con Miguel Ángel Gallardo, alcalde de Villanueva de la Serena, y José Luis Quintana, alcalde de Don Benito, acerca de este “sí” de los vecinos que ha superado el 66%. Un porcentaje ajustado, pero que los dirigentes consideran más que positivo, ya que coinciden en que, de haber salido solo con un 50%, lo habrían considerado una “polarización” de la población.

La aprobación vino acompañada de un error informático, que imposibilitó el seguimiento de las votaciones durante la jornada del domingo. Sin embargo, Gallardo destaca lo positivo y señala que lo importante es que, finalmente, “ambas ciudades decidieron unir sus destinos para lograr todo lo que quieran”.

Además, a pesar de la resaca electoral, los alcaldes coinciden en que no hay tiempo que perder y explican que ahora lo que toca es "establecer el convenio de fusión de los ayuntamientos y comentar todo lo relacionado con el sector jurídico". “Hasta ayer era una petición nuestra que nos apoyaran y hoy es obligación nuestra sacarlo adelante”, añade el alcalde de Don Benito y es que, ambos tienen la intención de trabajar para que los que ayer votaron “no”, el día de mañana puedan reconocer que esta era la "decisión acertada".

Los vecinos de Don Benito y Villanueva de la Serena apoyan la unión de ambas localidades extremeñas, aunque lo hacen al límite. Mientras en Villanueva de la Serena arrasa el 'sí', con el 90,4% de los votantes han apoyado la unión, en Don Benito, solo el 66,27% de los votantes del municipio han dado su apoyo al proyecto de fusión. Una votación muy ajustada, ligeramente por encima del 66% que se exigía para que el proyecto saliese adelante. Los resultados se han conocido más tarde de lo que se esperaba por un error informático en la página oficial de Don Benito, que ha atrasado el escrutinio final hasta casi dos horas. En estos dos pueblos, los vecinos se despiertan con la resaca de las urnas.

Informan Oscar Bailador, Margarita Iñesta y Julia Noriega 

A raíz de la unión de los municipios pacenses de Villanueva de la Serena y Don Benito, en España a las 6 repasamos otras historias de, en su caso, rivalidad o relación de amor-odio.

¿Recuerdan el anuncio que enfrentaba a dos pueblos por ver quién usaba menos jabón para quitar la grasa de la vajilla? Municipios donde finalmente se imponía la amistad, a diferencia de lo que se vivía en la localidad italiana de Verona, donde se respiraba gran tensión por la lucha entre las familias Montesco y Capuleto, al igual que las enfrentadas de por vida Sprinfield Shelbyville en 'Los Simpson'. Jorge Merayo te cuenta éstas y otras historias donde la unión, como dicen, hace la fuerza.

Los municipios pacenses de Villanueva de la Serena y Don Benito han dicho 'sí' a fusionarse en un histórico referéndum celebrado este domingo. Los vecinos del primero lo han hecho con un apoyo del 90,49 %, mientras que en Don Benito se ha registrado un ajustado respaldo del 66,27 %. Para seguir adelante con el proceso era necesario que el respaldo superase el 66 % en los ambos. 

FOTO: EFE / JERO MORALES

Los ciudadanos de Don Benito y Villanueva de la Serena, dos localidades extremeñas cuyos límites territoriales casi se solapan, afrontan una consulta popular para decidir si quieren fusionarse. Esta iniciativa, cuyo proyecto cuenta con el respaldo unánime de las dos corporaciones locales y la autorización del Gobierno de España, es única si atendemos a la envergadura poblacional de los dos municipios -ambos sumarán más de 63.000 habitantes-, pero no es pionera, pues en Galicia ya hubo dos procesos similares.

Foto: Consulta popular para la fusión de los municipios de Don Benito y Villanueva de la Serena, (Badajoz) (EFE/Jero Morales)

Uno de los acontecimientos más importantes del municipalismo español en los últimos años tendrá lugar este domingo, 20 de febrero, día en el que los ciudadanos de Don Benito y Villanueva de la Serena, dos localidades extremeñas cuyos límites territoriales casi se solapan, afrontarán una consulta popular para decidir si quieren fusionarse.

Esta iniciativa, cuyo proyecto cuenta con el respaldo unánime de las dos corporaciones locales y la autorización del Gobierno de España, es única si atendemos a la envergadura poblacional de los dos municipios -ambos sumarán más de 63.000 habitantes-, pero no es pionera, pues en Galicia ya hubo dos procesos similares.

El alcalde de Don Benito, José Luis Quintana y el de Villanueva de la Serena, Miguel Ángel Gallardo, han defendido la consulta popular en los municipios extremeños para que sus ciudadanos decidan si se acaban fusionando en un solo municipio, como pretenden ambos Ayuntamientos.

Quintana y Gallardo han asegurado en La Tarde en el Canal 24 Horas que su objetivo es "trabajar por el bien de las generaciones futuras y por ello hacen lo que consideran que es mejor para los municipios".

Gallardo además asegura que "la unión hace la fuerza y esto puede evitar la despoblación y generar esperanza a ilusión". "Esta iniciativa va a favor de la repoblación", ha agregado.

Ambos alcaldes también han afirmado que no se presentarán a la alcaldía de esa posible nueva fusión, sino que serán los propios vecinos los que presentarán sus candidaturas.

Foto: Los alcaldes de Villanueva de la Serena, Miguel Ángel Gallardo (d) y Don Benito, José Luis Quintana (i) tras su reunión este miércoles en La Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para presentarle la propuesta de fusión de estos dos municipios pacenses. EFE/Víctor Lerena

El barómetro especial de Metroscopia sobre Cataluña concluye que, cuatro años después del 1-0, hay una percepción generalizada entre los catalanes de que el 'procés' ha sido un fracaso. "El 'procés' está en horas bajas porque la mayoría piensa que no ha servido para ir a mejor. Tres de cada cuatro catalanes consideran que ha sido un fracaso", nos cuenta Andrés Medina, director general de Metroscopia. El barómetro también revela que hay un consenso claro sobre que las nulas probabilidades de que Cataluña sea independiente en un futuro más o menos razonable. Además, el estudio detecta bastante escepticismo sobre la mesa de diálogo.