Enlaces accesibilidad

El Gobierno exige a Alcoa que paralice el ERE y que siga negociando seis meses más

  • Maroto pide a la empresa que se muestre abierta a aceptar más alternativas al cierre de las plantas de Galicia y Asturias
  • Alcoa afirma que no está bloqueando las negociaciones, tal y como le acusa la ministra de Industria, Reyes Maroto

Por
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. EFE / Carlos Barba

La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha anunciado este miércoles que el Gobierno ha dado un ultimátum a Alcoa, a la que acusa de bloquear la negociación para evitar el cierre de sus plantas en A Coruña y Avilés, y le ha exigido paralizar el ERE y alagar seis meses más las conversaciones entre las partes. La empresa ha señalado que no está bloqueando las negociaciones y que responderá a estas peticiones en un breve espacio de tiempo.

En una entrevista a la Cadena Ser, Maroto ha explicado que este martes se llegó a un "documento de mínimos" para continuar con las negociaciones que el Gobierno, la Xunta de Galicia y el Principado de Asturias que mantienen con la multinacional americana, a la que piden paralizar el ERE, cuyo periodo de consultas finaliza el próximo 15 de enero.

Además, Maroto ha pedido a la empresa que se muestre abierta a aceptar más alternativas y ha puesto como ejemplo de solución la firma del proyecto de reindustrialización en Gádor (Almería), tras el cierre de Cemex en la zona, o la búsqueda de un socio para la planta de Vestas en León pero, para ello, ha señalado que es "imprescindible" que exista voluntad empresarial.

La empresa niega que esté bloqueando las negociaciones

Según han explicado a EFE fuentes cercanas a las conversaciones, en la situación actual se abre una nueva vía de trabajo con Alcoa orientada a retrasar la finalización del expediente de regulación de empleo que la compañía ha presentado para 686 trabajadores, mientras se busca, al mismo tiempo, una solución que garantice la viabilidad de las plantas de Galicia y Asturias.

En este sentido, las citadas fuentes han indicado que esta petición es el resultado del trabajo conjunto entre el Gobierno central, los sindicatos y las administraciones implicadas, que este martes estuvieron reunidos en la sede del Ministerio de Industria con la empresa durante seis horas. En el exterior, un millar de trabajadores se movilizaban contra el cierre de las plantas.

La empresa, que niega estar bloqueando las negociaciones, ha anunciado que estaría dispuesta a mantener en condiciones las series de electrolisis de las factorías de Avilés (Asturias) y A Coruña para que se pudiera rearrancar la actividad en ellas si surge un inversor, siempre que los trabajadores, cuya participación es necesaria en el proceso, estén de acuerdo, según han afirmado fuentes de la empresa a Efe. Sería algo similar a lo que se hizo en la planta del fabricante de aerogeneradores Vestas en Villadangos del Páramo (León).

Noticias

anterior siguiente