Enlaces accesibilidad

Consejo de Ministros

El Gobierno abre la puerta a prohibir que los camiones circulen por determinadas carreteras nacionales

  • Estarían obligados a circular por las autopistas de peaje y recibirían a cambio una bonificación
  • Los transportistas se oponen al uso obligatorio ya que "atenta" contra la libre circulación

Por
Los camiones podrían ser obligados a circular por las autopistas de peaje
Los camiones podrían ser obligados a circular por las autopistas de peaje EFE/Jaume Sellart

El Gobierno podrá prohibir a los camiones y otros vehículos pesados circular por las carreteras nacionales y obligarles a desviar sus trayectos por autopistas, si bien contarán con un descuento en los importes de los peajes.

Así se incluye en uno de los puntos de la reforma de la Ley de Carreteras aprobada por Real Decreto Ley en el Consejo de Ministros de este viernes. De esta forma, Fomento da cobertura legal a una iniciativa que ya ha implementado puntualmente en algunos tramos de vías, si bien hasta el momento era fruto de acuerdos con las comunidades autónomoas correspondientes y los transportistas.

A partir de ahora, el Ministerio tendrá capacidad de hacerlo por ley. No obstante, establece que para ello deberán concurrir razones de "seguridad vial o medioambientales".

Además, se indica que cada eventual prohibición y desviación hacia las autopistas de los camioneros deberá desarrollarse "mediante convenios o reales decretos" y "se acompañará de las correspondientes bonificaciones a los transportistas".

"Se trata de regular una práctica que se ha venido realizando en algunas carreteras con buenos resultados para la seguridad vial y que está siendo demandada en algunos territorios", ha dicho el titular de Fomento, José Luis Ábalos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Los transportistas se oponen

Los transportistas de mercancías por carretera han venido defendiendo esta medida, si bien manteniendo que el desvío desde la carretera a la autopista con su correspondiente descuento tenga carácter voluntario.

Sin embargo, debido a la obligatoriedad de esta iniciativa, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) ha rechazado su puesta en marcha ya que "atenta" contra la libre circulación y genera "graves" y "costosos" problemas para el sector.

En este sentido, la patronal insiste en que este tipo de medidas supone un aumento innecesario de los kilómetros recorridos e importantes pérdidas de tiempo derivadas de las complicaciones que conlleva acceder o abandonar las vías de peaje.

Asimismo, señala la imposibilidad de acceder a las áreas de servicio situadas en las carreteras convencionales, tanto para repostar y realizar el mantenimiento de vehículos como para descansar. Según la CETM, ello priva a los conductores de servicios básicos debido al "insuficiente" número de áreas de descanso existentes en las autopistas de peaje.

Noticias

anterior siguiente