Anterior Boadella parodia a Puigdemont y se presenta como "presidente en el exilio" de Tabarnia Siguiente JxCat y ERC avalan a Puigdemont como president pero siguen sin acordar la fórmula de investidura Arriba Ir arriba
El FMI celebra su asamblea de primavera en Washington
El FMI celebra su asamblea de primavera en Washington AFP PHOTO / MANDEL NGAN

El FMI mejora su previsión de crecimiento de España para 2017, pero confirma la desaceleración económica

  • Sube tres décimas, al 2,6%, su previsión en 2017 y mantiene el 2,1% para 2018

  • Prevé una moderación después de que el PIB creciera el 3,2% en 2015 y 2016

  • España crecerá en 2017 por encima de la eurozona y de Alemania, Francia e Italia

  • Mejora respecto a otoño su previsión de paro con una tasa del 17,7% para 2017

  • Lagarde pide a España una nueva reforma laboral en una entrevista en El País

|

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejora su previsión de crecimiento para España en 2017 hasta el 2,6% -tres décimas más que en su última revisión de enero- y mantiene el 2,1% para 2018 en el informe Perspectivas Económicas Globales presentado este martes, lo que confirmaría la desaceleración de la economía para estos dos ejercicios -como adelantó en otoño- después de que en 2015 y 2016 el Producto Interior Bruto creciera un 3,2% cada año.

El FMI pronostica un crecimiento mayor de la economía para este año que el Gobierno, que prevé una subida del PIB del 2,5% en el cuadro macroeconómico a partir del cual se ha elaborado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, aunque una décima por debajo del 2,8% que espera el Banco de España.

España crecerá este año por encima del 1,7% de la zona euro, superando a Alemania (1,6%), Francia (1,2%) e Italia (0,8%) pero por detrás de economías como la de Irlanda, que avanzará un 3,5%, o Luxemburgo (3,7%), según el documento del FMI. Un informe que subraya que "en España, Francia, Italia y Portugal, y sobre todo en Grecia" el Producto Interior Bruto "sigue situado significativamente por debajo de su potencial". A nivel mundial, el FMI prevé una aceleración (3,5% en 2017 y 3,6% en 2018) pero alerta contra el proteccionismo.

El Fondo Monetario Internacional ha mejorado su previsión de crecimiento después de que en el segundo semestre de 2016 la actividad sorprendiera al alza "en países de la zona euro como Alemania y España, como resultado de la fuerte demanda interna".

Una tasa media de paro del 17,7%

Por otra parte, el Fondo Monetario Internacional mejora su previsión sobre el desempleo en España tres décimas respecto a octubre y pronostica una tasa media de paro del 17,7% para 2017 y fija la de 2018 en un 16,6%.

El Ejecutivo español, en su cuadro macroeconómico, es algo más optimista que el FMI al pronosticar una media del 17,5% para el ejercicio en curso.

España sigue estando a la cabeza de los países de la zona euro con más paro solo por detrás de Grecia, con un 21,9% para este año y un 21% para el ejercicio que viene. La estimación de paro en el conjunto de la eurozona para 2017 es del 9,4% y del 9,1% para 2018. Alemania con un 4,2% será el país de la eurozona con menos desempleo este año, según el pronóstico del FMI.

El FMI pide a España una nueva reforma laboral

De hecho, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, ha señalado que el organismo espera "una reforma laboral en España" en una entrevista con El País publicada este martes.

Tras destacar "la capacidad de resistencia de un país que ha puesto en marcha reformas serias y sólidas", Lagarde ha incidido en la necesidad de que España aborde una nueva reforma. "Creemos que la dualidad del mercado laboral, con trabajadores temporales muy expuestos y contratos fijos muy protegidos, no conduce a resolver la situación del desempleo en España. Esa dualidad tiene que abordarse", ha señalado.

En una entrevista en RNE, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que el Ejecutivo está "atento" al mercado laboral y está dispuesto a considerar "todo lo que sea avanzar hacia una estabilidad", según informa Europa Press. Sin embargo, UGT y CC.OO. critican que Lagarde proponga una nueva reforma laboral y piden derogar la actual.

En cuando a la inflación, el organismo internacional pronostica una subida de los precios desde el -2% de promedio anual de 2016 al 2,4% en 2017 y el 1,4% en 2018. El IPC, que cerró diciembre con una variación interanual del 1,6%, acabará en el 1,3% en 2017 y en un 1,4% en 2018, según el informe.

Perspectivas "poco halagüeñas" a medio plazo en la zona euro

El informe señala que "la recuperación de la zona del euro avanzará en 2017-2018 a un ritmo más o menos parecido al de 2016", un 1,7% gracias a "una orientación fiscal levemente expansiva, condiciones financieras acomodaticias, un euro más débil y los efectos de contagio beneficiosos del probable estímulo fiscal estadounidense".

Para la Unión Europea, el crecimiento previsto es del 1,9%.

Sin embargo, advierte, "la incertidumbre política que suscitan las elecciones venideras en varios países" -como Francia, que celebra este domingo la primera vuelta de sus presidenciales, o Alemania, que tiene cita con las urnas en septiembre- la "incertidumbre en torno a la futura relación de la Unión Europea y el Reino Unido, presuntamente afectarán a la actividad.

Con este escenario de fondo, "las previsiones apuntan a que el producto de la zona euro crecerá 1,7% en 2017 y un 1,6% en 2018. El crecimiento se moderaría en Alemania (1,6% en 2017 y 1,5% en 2018), Italia (0,8% en 2017 y 2018) y España (2,6% en 2017 y 2,1% en 2018), pero repuntaría ligeramente en Francia (1,4% en 2017 y 1,6% en 2018)".

El FMI alerta de que "las perspectivas a mediano plazo de la zona euro siguen siendo poco halagüeñas" ya que el crecimiento potencial proyectado "se frenaría por una productividad débil, factores democráticos desfavorables y, en algunos países, los problemas aún no resueltos del sobreendeudamiento público y privado, con un elevado nivel de morosidad".

Saneamiento de los bancos y reforma del mercado laboral

En el apartado de recomendaciones para la zona euro, el FMI apunta a que el Banco Central Europeo "debería mantener su actual orientación acomodaticia" y señala que "una de las prioridades esenciales" debe ser "acelerar el saneamiento de los balances bancarios y la resolución de préstamos improductivos además de completar la unión bancaria".

Apuesta también por un incremento de la inversión centralizada en infraestructura pública en países "afectados por una constante escasez de demanda que no disponen de espacio fiscal o que requieren consolidación debido a una carga de deuda elevada y en aumento".

El organismo internacional apunta también a "una reforma de los mercados laboral y de productos para fomentar el dinamismo empresarial, aumentar la tasa de participación en la fuerza laboral y abordar la dualidad del mercado de trabajo".

El FMI mejora la previsión de crecimiento para el Reino Unido

El informe Perspectivas Económicas Globales del FMI prevé un crecimiento del Reino Unido del 2% en 2017 y del 1,5% en 2018. "La revisión al alza de 0,9 puntos porcentuales" para este año y "a la baja de 0,2 puntos" para el año que viene -respecto a sus previsiones de octubre- se debe a que desde el triunfo del Brexit "el desempeño económico superó las expectativas, lo cual apunta a una materialización más gradual" de los efectos negativos de la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea.

Estos efectos negativos incluyen la pérdida de poder adquisitivo por la depreciación de la libra, su traslación a los precios y el impacto de la incertidumbre en la inversión privada.

A medio plazo, las perspectivas de crecimiento en el Reino Unido han disminuido con el Brexit ya que "se espera un aumento de las barreras a la inmigración y al comercio internacional y porque el sector de los servicios financieros podría contraerse si se alzaran barreras a la actividad financiera transfronteriza".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente