Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

En la reunión del Eurogrupo que ha tenido lugar este lunes en Luxemburgo, los gobiernos de España y Países Bajos han presentado un documento conjunto en el que piden una revisión fiscal de la zona euro como nueva manera de reducir el déficit. Ambos proponen simplificar las reglas fiscales e ir hacia un escenario más centrado en la realidad económica de cada estado, aunque sin olvidar los límites del 3% del déficit. Las consecuencias de la guerra en Ucrania han abonado el terreno para dos países tradicionalmente enfrentados en estos asuntos. Las ministras de Economía española y neerlandesa, Nadia Calviño Sigrid Kaag, han insistido en la necesidad de mantenerse unidos y crear grandes alianzas. "Es necesario dejar los debates y los prejuicios atrás", ha dicho Calviño. Un mensaje al que también se ha sumado Kaag: "Los Países Bajos miramos hacia el futuro, queremos fortalecer la Unión Europea y creo que estereotiparnos no nos llevan a ningún sitio".

Informa María Carou, corresponsal comunitaria

Hace 20 años, el euro llegó a nuestros bolsillos después de un proceso de transición iniciado en 2001. Muchos recordarán los precios duplicados en los comercios -en euros y en pesetas-, y las campañas publicitarias en televisión y por las calles para darle la bienvenida.

En estas dos décadas los hábitos de pago han cambiado bastante. Aunque hay 20.000 millones de billetes en circulación, puede que dentro de poco se conviertan en un objeto de reliquia. Cada vez más gente opta con hacer pagos digitales, con tarjeta. De hecho, el BCE trabaja en la creación de un monedero virtual para hacer pagos sin intermediarios, simplemente con el teléfono.

Foto: EFE/EPA/CLAUDIO ONORATI