Enlaces accesibilidad

La Comisión Europea, el BCE y el FMI acuerdan una propuesta común que presentarán a Grecia

  • Tsipras se reúne este miércoles con Juncker para discutir ese borrador
  • Fuentes europeas señalan que el plan presentado por Atenas es "insuficiente"
  • Syriza advierte que, si no hay perspectivas de acuerdo, no habrá pago al FMI

Por
Una bandera de la UE ondea junto a una de Grecia en Atenas
Una bandera de la UE ondea junto a una de Grecia en Atenas. REUTERS REUTERS/Alkis Konstantinidis

La Comisión Europea, el FMI y el Banco Central Europeo han pactado una propuesta común sobre el plan de reformas que exigirán a Atenas para desbloquear la ayuda financiera pendiente. Este miércoles se comunicará ese borrador al Gobierno griego y su primer ministro, Alexis Tsipras, se reunirá en Bruselas con el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, para debatirlo, aunque el portavoz del Ejecutivo comunitario ya ha adelantado que no se espera "ningún resultado final" de este encuentro.

"No esperamos un resultado final esta noche, ésta es una primera discusión, no la final", ha advertido el portavoz Margaritis Schinas, quien también ha confirmado que Tsipras acude a Bruselas por invitación de Juncker. "El acuerdo final será en el Eurogrupo, que se convocará en base a un acuerdo" entre las instituciones y Atenas, ha recordado el portavoz.

Pos su parte, Tsipras ha negado haber recibido documentos o mensajes de las instituciones y ha explicado que, en su viaje a la capital comunitaria, defenderá la propuesta presentada el lunes por su Gobierno.

Ese "documento conjunto" de las tres instituciones que negocian desde hace más de cuatro meses con Atenas se perjeñó en la reunión del lunes por la noche en Berlín donde, al previsto encuentro entre Merkel, Hollande y Juncker, se unieron a última hora la directora gerente del FMi, Christine Lagarde, y el presidente del BCE, Mario Draghi.

El hecho de que los acreedores hayan acordado una propuesta común refleja su deseo de mostrar que hablan con "una única voz" a Grecia, cuyo primer ministro, Alexis Tsiprasha insistido en numerosas ocasiones en que las discrepancias entre la Comisión y el FMI habían impedido los avances en las negociaciones, siendo el FMI más duro en sus exigencias.

El plan presentado por Atenas, "insuficiente"

Además, también está prevista una teleconferencia del Grupo de Trabajo del Euro, en el que están representados los "números dos" de los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro, en la que se abordará esa propuesta y la enviada el lunes por el Ejecutivo heleno.

Sobre esa propuesta griega, fuentes de la eurozona consultadas por Reuters han indicado que sigue siendo "insuficiente y no es global", tal y como exigen los acreedores desde hace semanas.

Según esas mismas fuentes, el plan griego no contiene concesiones significativas en los ámbitos definidos como esenciales por la UE y el FMI: el sistema de pensiones, el mercado laboral, el tamaño de la administración pública y los objetivos fiscales.

Aunque el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha asegurado en una entrevista a la televisión holandesa RTL que, aunque se lograra un acuerdo esta misma semana, ya no es técnicamente posible que haya un desembolso inmediato, otras fuentes europeas han señalado que si hubiese un acuerdo político antes del viernes, se podrían transferir los fondos necesarios para pagar los 308 millones que Grecia debe abonar al FMI ese día, y que las discusiones técnicas y el posterior visto bueno de los ministros de Finanzas podrían ser posteriores.

De lograrse, el acuerdo entre el Gobierno griego y sus acreedores pondría punto y final a la quinta y última evaluación del segundo rescate de Grecia, lo que permitiría a Atenas recibir los 7.200 millones de euros que le quedan pendientes de ese programa, prolongado en febrero cuatro meses, hasta el 30 de junio.

Syriza, en guardia ante posibles concesiones

En Atenas, mientras tanto, el partido de Tsipras, Syriza, se mantiene en guardia ante un acuerdo que no respete las líneas rojas marcadas para esta negociación: no más rebajas de pensiones y salarios, no más despidos, reestructuración de la deuda helena y superávits primarios menores a los definidos al gobierno anterior.

Este miércoles, el portavoz parlamentario de Syriza ha insistido en que, si no hay perspectivas de un acuerdo aceptable para Grecia, no se realizará el pago de 308 millones de euros al FMI, el primero de los cuatro programados de aquí al 19 de junio.

Además, el viceprimer ministro griego, Yanis Dragasakis, recalcó este martes que "el Gobierno no sucumbirá al chantaje" y, en su cuenta de Twitter, advirtió que cualquier acuerdo debe incluir una hoja de ruta para lograr la sostenibilidad de la deuda griega.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Panos Skurletis, advirtió en una entrevista en televisión que deberían convocarse elecciones anticipadas si no se llega a un acuerdo "honesto" con los acreedores. "Cuando sales elegido no recibes un cheque en blanco. Si el acuerdo no constituye un compromiso honesto y que mire hacia el progreso, hay que consultar al pueblo antes de firmarlo", ha advertido Skurletis.

De hecho, en los rumores ya se manejan los próximos 28 de junio y 5 de julio como fechas posibles para esa consulta electoral.

Noticias

anterior siguiente