Enlaces accesibilidad

Elecciones municipales y autonómicas 2015

Doce claves de las elecciones municipales y autonómicas más inciertas

  • La irrupción de Podemos y Ciudadanos ha cambiado el escenario político
  • Tras el 24M serán necesarios los pactos para gobernar en muchos sitios
  • No conservar Madrid y Valencia sería un fracaso para el PP, según los analistas
  • El PSOE aspira a conservar Asturias y recuperar Extremadura y Castilla-La Mancha

Por
Dos urnas en un centro de votación de Madrid antes de las elecciones municipales y autonómicas.
Dos urnas en un centro de votación de Madrid antes de las elecciones municipales y autonómicas. REUTERS REUTERS

Este domingo los españoles están llamados a las urnas para decidir el color político de los ayuntamientos y de trece comunidades en unas elecciones muy abiertas que se disputan en un nuevo tablero de juego por la irrupción de Podemos y Ciudadanos, que 'amenazan' la hegemonía del bipartidismo.

En mayo 2011, el Partido Popular tiñó de azul el mapa municipal y autonómico alcanzando las cotas de poder local más altas de su historia ante el hundimiento del PSOE, que meses después perdió las elecciones generales.

Ahora, todas las encuestas apuntan a la fragmentación de ayuntamientos y parlamentos autonómicos, donde los pactos serán necesarios para gobernar. En este escenario, para saber quién ha 'ganado' las elecciones no bastará solo son mirar cuál es la fuerza con más votos y concejales en el caso de las municipales, sino en cuántas alcaldías se traduce ese apoyo; y en el caso de los comicios regionales en quién podrá gobernar al final. Y eso es muy posible que no se sepa la noche electoral.

Además, no todas las plazas 'valen' lo mismo, según los analistas consultados. En Madrid y Valencia, cuyos gobiernos autonómicos y de las  capitales están en manos del PP, y en Barcelona, que gobierna CiU, se libran las batallas más significativas, sin olvidar Extremadura y Castilla-La Mancha, que intentará recuperar el PSOE. Estas son las claves de las elecciones municipales y autonómicas:

1. ¿Fin del bipartidismo?

En las municipales de 2011 el Partido Popular y el PSOE lograron el 65,33% de los votos (37,54% y 27,79%, respectivamente). Hace un año, en las elecciones europeas, apenas superaron el 49%.

Los comicios de este domingo servirán de prueba para saber hasta qué punto llega el desgaste de las marcas del PP y el PSOE en una convocatoria en todo el territorio nacional después de las andaluzas de marzo, en las que solo se hundió el PP.

Jorge Santiago, director del área de formación del Centro Internacional de Gobierno y Marketing Político de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, cree que la caída del bipartidismo podría no ser tan acusada como se cree y llama la atención sobre el "voto oculto avergonzante" de gente que elegirá la papeleta del PP o del PSOE pero que no lo dice.

2. El Partido Popular, prueba antes de las generales

El Partido Popular prácticamente lo ganó todo hace cuatro años y su objetivo ahora, aunque retroceda, es mantenerse como la fuerza más votada y conservar plazas como Madrid y Valencia aunque sea con pactos.

"Lo que pase en Madrid y Valencia determinará las elecciones generales", señala Jorge Santiago. "Si caen, para el PP la sensación será de fin de etapa para Rajoy", añade Toni Aira, codirector del Máster de Comunicación Política e Institucional de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. "Para el PP el gran test es Madrid y en segundo lugar Valencia", afirma también Joan Botella, catedrático de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Barcelona.

En las elecciones de 2011, el PP logró cerca de 8,5 millones de votos (37,54%) en las municipales y arrebató a los socialistas plazas clave como el Ayuntamiento de Sevilla y los gobiernos autonómicos de Extremadura y Castilla-La Mancha.

Otro de los indicadores para analizar los resultados del PP será ver si logra mantener sus mayorías absolutas. Ahora las tiene en Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia (que no celebra elecciones este domingo), La Rioja, Madrid, Murcia, Valencia, Ceuta y Melilla. En Aragón y Extremadura gobierna con mayoría simple.

3. El PSOE, primer examen global para Pedro Sánchez

Las municipales y autonómicas de este domingo son las primeras elecciones en todo el territorio a las que se enfrenta Pedro Sánchez como líder del PSOE y serán claves de cara a las primarias que el partido celebrará el 26 de julio para elegir al candidato a la Moncloa. Todo ello en un momento en el que Susana Díaz está más debilitada por no haber logrado aún ser investida presidenta de Andalucía.

El PSOE se hundió en las municipales y autonómicas de hace cuatro años con apenas 6,3 millones de votos y el 27,79% de los sufragios. La única autonomía en la que ganó fue Asturias. Ahora aspira a conservar el Principado y a arrebatar al PP Extremadura y Castilla-La Mancha y ayuntamientos como el de Sevilla.

Actualmente gobierna en nueve capitales de provincia: en Lleida, Tarragona, Toledo, Cuenca y Soria tras ser la fuerza más votada en 2011 y en Zaragoza, Lugo, Ourense y Segovia con pactos.

4. Las "llaves" de Podemos y Ciudadanos

Podemos y Ciudadanos se presentan por primera vez a unas elecciones municipales y autonómicas en todo el territorio español y, según las encuestas, pueden tener la "llave" de muchos gobiernos locales y regionales. "Hay que ver hasta dónde van a llegar, si su protagonismo es solo mediático o también ciudadano" y se traduce en las urnas, señala Jorge Santiago de la Universidad Camilo José Cela.

Podemos, que fue la sorpresa de las europeas hace un año y que en Andalucía ha conseguido colocarse como tercera fuerzasolo se presenta con su marca a las elecciones autonómicas. Sin embargo, las candidaturas municipales en las que se ha integrado en Madrid y Barcelona están cerca de las primeras fuerzas o incluso en el caso de la catalana pueden ganar, según los últimos sondeos. Todo ello sin olvidarse de ciudades como Cádiz, donde fue el partido más votado en las autonómicas de marzo. La formación de Iglesias podría ser decisiva además en comunidades como Asturias, Navarra y Aragón.

Ciudadanos podría también ser llave en ciudades y comunidades como Madrid y Valencia para que el Partido Popular siga gobernando y subir significativamente en Cataluña. 

Los expertos consultados advierten, sin embargo, que Podemos y Ciudadanos tendrán que pagar el "coste" de pactar de cara a las generales si llegan a acuerdos con el PSOE y el PP después de haberse presentado como la alternativa a los 'viejos' partidos. El sociólogo y catedrático de Opinión Pública de la Universidad Complutense de Madrid Fermín Bouza no cree por este motivo que Ciudadanos llegue a un "pacto generalizado" con el PP y que se negociará "pieza a pieza". 

En la misma línea se pronuncia Toni Aira, de la Pompeu Fabra, que cree que todos los pactos postelectorales, también los que haga Podemos, se harán con los ojos puestos en las generales.

La situación podría enquistarse en las comunidades autónomas, como en Andalucía, pero no en los ayuntamientos porque la ley garantiza que haya alcaldes el 13 de junio. Gobierna la lista más votada al no ser que el resto de partidos presente una alternativa que sume mayoría absoluta.

5. Izquierda Unida y UPyD

Izquierda Unida y Unión Progreso y Democracia (UPyD) habían recogido el voto de los descontentos con el bipartidismo en las últimas citas electorales, pero la aparición de Podemos y Ciudadanos les ha relegado a un segundo plano.

El domingo habrá que ver el daño real que sufren. Según los datos recogidos por Efe, Izquierda Unida tiene 47 diputados autonómicos (incluidos 5 en Galicia y 5 en Andalucía donde no se celebran elecciones) y 2.249 concejales. Hace cuatro años fueron la tercera fuerza municipal con 1,4 millones de votos (6,36%). Sin embargo, ahora las encuestas apuntan a que podrían desaparecer de instituciones como la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid si no llegan al 5% de los sufragios.

La formación de Rosa Díez, inmersa en una profunda crisis interna tras los malos resultados de Andalucía, tiene ocho parlamentarios en la Asamblea de Madrid y otro en Asturias -al margen del que tiene en el País Vasco, donde no hay elecciones este domingo-. Cuenta además con 152 concejales (5 de ellos en Madrid capital). En 2011 UPyD logró unos 460.000 votos (2,06%).

6. La batalla de Madrid y Barcelona

Dos de las plazas más importantes en liza de estas municipales son Madrid y Barcelona, actualmente gobernadas por el PP y CiU, respectivamente. Los últimos sondeos, sin embargo, apuntan a la posibilidad de que las candidaturas de Ahora Madrid, con la juez Manuela Carmena, y la de Barcelona en Comú, con la activista antidesahucios Ada Colau, puedan ganar o quedar muy cerca de los actuales partidos. Ambas son candidaturas apoyadas por Podemos. En el caso de Madrid junto a Ganemos y Equo y en el de Barcelona junto a ICV-EUiA.

El Partido Popular gobierna en Madrid desde 1991. En las últimas elecciones consiguió 31 concejales, dos más de los 29 de la mayoría absoluta. Los 'populares' confían en Esperanza Aguirre, presidenta del PP madrileño y expresidenta de la Comunidad, para mantener esta ciudad aunque sea pactando con Ciudadanos.

CiU consiguió arrebatar al PSC el Ayuntamiento de Barcelona en 2011 después de 32 años de alcaldes socialistas. El actual alcalde, Xavier Trias, intentará mantener la plaza pero los sondeos apuntan a un ayuntamiento aún más fragmentado que el actual y con Ciudadanos como tercera fuerza. La mayoría absoluta está en 21 concejales.

7. La Comunidad de Madrid

El Partido Popular gobierna la Comunidad de Madrid desde 1995. En 2003 el PSOE estuvo apunto de recuperar la región con el apoyo de IU pero la ausencia en la votación de dos diputados socialistas -el conocido como 'tamayazo'- lo impidió.

En 2011, el PP consiguió 72 escaños (la mayoría absoluta está en 65) con Esperanza Aguirre. Ahora se presenta con la exdelegada del Gobierno Cristina Cifuentes para intentar mantener esta plaza clave aunque las encuestas apuntan a que en caso de ganar necesitará pactar y que Ciudadanos podría ser la "llave" para el gobierno autonómico.

El PSOE aspira a mejorar su resultado de hace cuatro años después de apartar a Tomás Gómez y poner en su lugar al exministro Ángel Gabilondo -una apuesta particular de Pedro Sánchez-; Podemos quiere ser decisivo con José Manuel López; e IU y UPyD intentarán no desaparecer.

8. Comunidad Valenciana y capital

Junto a Madrid, Valencia es otra de las piezas claves para el Partido Popular, que gobierna esta autonomía desde hace 20 años. En 2011 Francisco Camps consiguió 55 escaños (la mayoría absoluta está en 50). 

La legislatura ha estado marcada por los casos de corrupción (caso Gürtelcaso Cooperación, investigación de la Fórmula 1...), pero está por ver si esto se traduce en pérdida de apoyos. Hace cuatro años no hubo castigo.

Las encuestas apuntan a que el actual presidente, Alberto Fabra, podría ganar las elecciones aunque necesitaría el apoyo de Ciudadanos para seguir gobernando igual que la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. El PP gobierna la capital del Turia también desde hace dos décadas.

9. Extremadura y Castilla-La Mancha

Este domingo habrá que estar también atentos a lo que ocurra en Extremadura y Castilla-La Mancha. En 2011 el Partido Popular consiguió arrebatárselas al PSOE después de décadas de gobiernos socialistas. En Extremadura José Antonio Monago lo hizo gracias a la abstención de IU y en Castilla-La Mancha María Dolores de Cospedal lo consiguió con mayoría absoluta.

Los socialistas esperan ahora recuperar estas plazas históricas. En Extremadura, donde el CIS apunta al PSOE como partido más votado, podría hacerlo con el apoyo de Podemos. La mayoría absoluta está en los 33 escaños. IU, sin embargo, podría desaparecer.

Pero si recuperar Extremadura sería una victoria para el PSOE, ganar en Castilla-La Mancha supondría un golpe simbólico para el PP, porque Cospedal no solo es la presidenta de esta autonomía sino que es también la número dos de los 'populares'. En 2011 el PP ganó solo por 55.000 votos y un único escaño que se decidió en Guadalajara. Cospedal cambió la ley electoral para rebajar de 49 a 33 los diputados que se eligen esta vez.

10. Cataluña, ¿lectura independentista?

Cataluña solo celebra elecciones municipales este domingo pero lo hace con la vista puesta en la posible convocatoria de elecciones autonómicas para el 27 de septiembre.

Tanto Joan Botella, catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona, como Toni Aira, de la Pompeu Fabra, creen que a pesar de que algunos candidatos como el propio Xavier Trias han apelado a veces al mensaje en clave independentista, la batalla electoral se ha planteado más como "vieja política" frente a "nueva política", sobre todo en Barcelona con Ada Colau.

Sin embargo, el que más directamente ha vinculado los resultados del domingo con el plan soberanista ha dido el propio presidente catalán, Artur Mas, que horas antes de que acabara la campaña aseguró que el proceso soberanista estaba "en riesgo" si Barcelona daba la espalda a CiU.

11. El País Vasco y Bildu

El País Vasco celebra elecciones municipales y forales el domingo. La clave en este caso, apunta Joan Botella, será ver lo que pase con Bildu tanto en el Ayuntamiento de San Sebastián como en la Junta General de Guipúzcoa, instituciones en las que ahora gobierna.

Bildu se convirtió en la primera fuerza en concejales y la segunda en votos en el País Vasco en los comicios locales de hace cuatro años. Habrá que estar atentos también a si el PP conserva el Ayuntamiento de Vitoria y la Junta General de Álava.

12. Andalucía vota de nuevo

Los andaluces vuelven a las urnas tan solo dos meses después de haber votado a su parlamento y con una presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, que aún no ha conseguido la abstención de la oposición para ser investida.

Habrá que observar si esta situación se traduce en algún cambio en el reparto de fuerzas. De momento, el PSOE aspira a recuperar Sevilla y Huelva y Podemos podría hacerse con Cádiz si se repite el voto de las autonómicas.

Noticias

anterior siguiente