Enlaces accesibilidad

Rato: "Entiendo que es una tarjeta de uso personal que está englobada en mi remuneración"

  • Existían "desde hace diez o quince años", recordó el expresidente de Bankia
  • El director financiero en Caja Madrid, Sánchez Barcoj, le entregó dos tarjetas

Por
Rato: "Entiendo que es una tarjeta de uso personal que está englobada en mi remuneración"

El expresidente de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato afirmó en su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que las tarjetas opacas al fisco eran parte de su remuneración en la entidad y por tanto de "uso personal".

Además, Rato recordó que las tarjertas existían en la caja de ahorros "desde hace diez o quince años" para cubrir "gastos personales" de los consejeros y directivos y que él no tomó ninguna decisión sobre esta materia porque no fue un tema "problemático" objeto de "preocupación" para los órganos de la entidad.

Así consta en la declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, que el que fuera máximo responsable de Caja Madrid entre 2010 y 2012 hasta ser nombrado presidente de Bankia prestó el pasado jueves en calidad de imputado en el marco de la pieza separada en la que Andreu investiga el uso irregular de este medio de pago.

Entiendo claramente que es una parte de mi retribución, no un incremento

Rato aseguró que el entonces director financiero en Caja Madrid, Idelfonso Sánchez Barcoj, le entregó dos tarjetas, una para gastos de representación y otra para "gastos particulares", cuyos límites estaban ya establecidos. "Yo entiendo que está englobada en mi remuneración y es, por lo tanto, de uso personal", dijo.

Según interpretó, se trataba de "un instrumento de pago de las retribuciones y tenía que estar sometido a la fiscalidad de cualquier retribución". "Entiendo claramente que es una parte de mi retribución, no un incremento", declaró.

El imputado reconoció que no le explicaron los criterios tenidos en cuenta a la hora de fijar el límite máximo de estas tarjetas y añadió que "nunca" los revisó ni renovó.

Según dijo, no tomó ninguna decisión sobre el régimen de estas tarjetas ni cuando entró en Caja Madrid ni cuando pasó a Bankia porque "no fue objeto de ninguna preocupación" por la dirección de medios, la dirección tributaria, la secretaria general, la dirección financiera ni ningún miembro del Consejo.

"Eran tarjetas personales que a lo largo de diez o quince años existieron pero habrán existido varias decenas, eran tarjetas conocidas, emitidas y suscritas por la entidad con la firma Visa, una firma internacional en contratos tipo", dijo, para incidir en que nunca apareció como un tema "problemático" en las reuniones mantenidas sobre la fusión o salida a Bolsa de la entidad y señaló que "esta peculiaridad de Caja Madrid no existía en otras cajas y era un instrumento de cobro de salarios".

La concesión de tarjetas, una "una práctica habitual

Por su parte, el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa afirmó en su declaración ante Andreu que la concesión de esas tarjetas era "una práctica habitual, consuetudinaria e institucionalizada" en la entidad desde 1988, antes de que él entrase como consejero en 1994.

"Cuando yo llego allí, no pregunto por el fundamento normativo o los acuerdos que respaldan todas y cada una de las actividades que hay en la Caja. Uno admite que estas cosas tienen un fundamento", declaró.

Al hablar de quién fijaba los límites de gasto de las tarjetas y con qué criterio, el expresidente afirmó que los criterios se actualizaban periódicamente a partir de una propuesta del departamento de recursos humanos que él "daba por buena" y que era elevada al Comité de Medios, que era "el que emitía definitivamente" las tarjetas.

Noticias

anterior siguiente