Anterior Las elecciones autonómicas vascas se celebrarán el 25 de septiembre Siguiente Los seis grandes bancos españoles resisten al peor escenario de los test de estrés europeos Arriba Ir arriba
El Gobierno aprueba los Presupuestos Generales para 2014

Los Presupuestos de 2014 serán "los primeros de la recuperación", según el Gobierno

  • Las cuentas se basan en un crecimiento del PIB del 0,7%, mejor de lo esperado

  • También se espera una reducción mayor en la tasa de paro en 2013 y 2014

  • Guindos: "La fase recesiva ha terminado", pero la recuperación es "frágil"

  • Se destina más dinero al pago de intereses de la deuda que a pensiones y paro

|

El Gobierno ha aprobado este viernes el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año que viene, unas cuentas públicas que vienen marcadas por el intento de conjugar la lucha contra el déficit público y el impulso a una debilitada actividad económica. El Ejecutivo ha definido los presupuestos como "los primeros de la recuperación" económica y ha destacado la mejora del dato de paro, tanto en 2013 como en 2014, cuando la tasa de desempleo se estima quede en 25,9%.

Las cuentas del Estado se basan en una previsión de creciento de la economía que mejora las estimaciones previas: el PIB nacional crecerá el año que viene un 0,7%, en lugar del 0,5% calculado hasta ahora.

Pero, sobre todo, destaca la mejora de las previsiones para paro: la tasa de desempleo terminará este año en el 26,6%, en lugar del 27,1% estimado hasta ahora, y para 2014, se rebajará hasta el 25,9%, frente al 26,7% que se esperaba hasta ahora.

En cuanto al déficit público, el Ejecutivo mantiene el 5,8% marcado por Bruselas como objetivo.

Estos Presupuestos son "responsables y realistas", según la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, que ha destacado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros ha subrayado que "buscan el equilibrio entre la necesaria austeridad, la contención del gasto -especialmente, el gasto de funcionamiento- y el impulso del crecimiento".

El pasado , el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,  ya había adelantado en una entrevista con The Wall Street Journal, que aún quedaban por delante algunos recortes y sacrificios, aunque lo más duro del ajuste ya se ha hecho. "El reto ahora es conseguir una recuperación vigorosa que nos permita generar empleo", señalaba el jefe del Gobierno al diario económico.

"En 2014, dejará de destruirse empleo en España"

"Ha finalizado la fase recesiva en el primer semestre de este año, según los criterios técnicos", ha destacado el ministro de Economía, Luis de Guindos, en la misma rueda de prensa, y ha subrayado que, aunque la recuperación "todavía es frágil y débil". Además, ha destacado que, "a lo largo de 2014, dejará de destruirse empleo en España".

De Guindos ha insistido en esta idea al asegurar que, "en términos de EPA, habrá tasa de creación de empleo neta, algo que no ha sucedido desde el comienzo de la crisis". A preguntas de los periodistas, el ministro ha admitido que en esa reducción de la tasa de paro está "influida" por la fuerte creación de empleo parcial y  la caída "moderada" de la población activa, "en línea a la que se registra en la población general".

En este aspecto, ha explicado que la caída del 0,2% del empleo que prevé el cuadro macroeconómico -y que ha cifrado en unos 30.000 puestos de trabajo- se ha realizado en términos de contabilidad nacional, es decir, teniendo en cuenta solo los contratos a tiempo completo. Por eso, para hablar de creación neta de empleo, se remite a los datos de la EPA, que incluye los contratos a tiempo completo y a tiempo parcial. Ahí, el Gobierno sí proyecta un crecimiento del empleo neto del 0,1% para 2014.

El titular de Economía también ha indicado que "se reducirá el endeudamiento neto con el exterior en más de 50.000 millones de euros, algo fundamental para la recuperación". Junto a estos datos, el titular de Economía ha apuntado el crecimiento -"por primera vez desde el comienzo de la crisis"- de capital fijo, es decir, de la inversión empresarial.

Además, ha valorado la contribución positiva del sector exterior, favorecida por una disminución de los costes laborales unitarios que ha impulsado la competitividad y la "moderación" de la caída de la demanda interna.

Más dinero para intereses de deuda que para pensiones y paro

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha recordado que el Estado dispone de un tope de gasto de 133.259 millones de euros para el año que viene, un 2,7% más que en los de este año.

Al entrar en las cifras de los Presupuestos, Montoro ha considerado que tienen "un marcado acento social, en tanto que la mayoría del gasto está dirigido a las obligaciones del Estado del bienestar y deriva del sistema de pensiones y la prestación por desempleo".

Según los datos presentados este viernes, esas dos partidas absorben 31.752 millones de euros, un 19,8% más que en 2013, debido al aumento del gasto en pensiones.

Sin embargo, esa cantidad es casi 5.000 millones menor a lo que se pagará en intereses de la deuda pública: 36.590 millones, una cantidad que es un 5,2% inferior a la dedicada este año.

También son inferiores al servicio de la deuda los fondos de los que dispondrán los ministerios para ejecutar sus políticas: 34.584 millones de euros.

Esta partida cae un 4,7% respecto a las cuentas de 2013, aunque los documentos del Gobierno remarcan las subidas en I+D+i, becas, cultura y vivienda. En ese sentido, el responsable de Hacienda ha asegurado que se trata de "una apuesta clara" por políticas consideradas prioritarias. Todas esas partidas sufrieron fuertes recortes en los presupuestos de años anteriores y, pese a la subida presupuestaria, no recuperarán el nivel previo a la crisis.

Así, los PGE incluirán un incremento del gasto en becas (1,5%) y en cultura (17,1%). Además, según la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, el Gobierno realizará una apuesta "importante" en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación, al que destinará 770 millones de euros (4,8% más que en 2013), e incrementará en 71 millones de euros el gasto en la I+D de carácter civil.

Para ayudar a la contención del gasto, los empleados públicos mantendrán la congelación de sus salarios por cuarto año consecutivo, aunque tendrán garantizadas las pagas extraordinarias para el próximo año. Montoro ha querido tener una deferencia con ellos y ha asegurado que, sin el esfuerzo de ese colectivo, "estos Presupuestos no habrían sido posibles".

"No vamos a subir impuestos"

Respecto a los ingresos, el Ejecutivo prevé una recaudación tributaria de 179.750 millones de euros, lo que supondría un aumento del 1,1% respecto a la estimación de ingresos incluida en los Presupuestos del año pasado.

Sin embargo, Montoro ha reconocido que este año no se va a lograr la recaudación prevista (177.860 millones), porque "van a faltar más de 2.000 millones" de euros, con lo que los ingresos por impuestos incluidos en los PGE de 2014 -de confirmarse- supondrían un 2,4% más de lo realmente ingresado este ejercicio.

El titular de Hacienda ha achacado esa caída a la reducción de bases imponibles provocada por la crisis económica y ha confiado en que en 2014 se cumplirán los cálculos ahora presentados "gracias a la mejora de la actividad económica".

Esa recuperación permitirá -según ha remarcado el ministro de Hacienda- que no haya nuevas subidas de impuestos el año próximo y se ha comprometido a lo contrario: a una bajada de impuestos.

"Vamos hacia la primera bajada selectiva de impuestos el año que viene, como las bonificaciones contenidas en la Ley de Emprendedores", ha señalado Montoro, quien lo ha relacionado con "la reforma tributaria completa" que se prepara para el primer semestre de 2014.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente