Enlaces accesibilidad

El Congreso aprueba los PGE con los votos de PP y UPN, que tumban las enmiendas de la oposición

  • La oposición no ha logrado introducir ninguna de sus 3.100 enmiendas
  • Solo se han aprobado tres: una de UPN, otra del PSOE y una de PP y CC
  • Montoro: Son la aportación de España a la estabilidad del euro
  • Los grupos de la oposición critican en bloque el "rodillo" aplicado por el PP

Por

El proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2012 ha sido aprobado este miércoles en el Congreso de los Diputados con los votos del PP y el único apoyo de UPN, tras tres días de prolongadas sesiones en las que la oposición no ha logrado introducir ninguna de sus 3.100 enmiendas.

Ahora el texto pasará al Senado, donde quedará definitivamente aprobado en torno a la tercera semana de junio, si se repite el mismo esquema y no se dan luz verde ni a enmiendas ni a vetos, algo previsible, ya que el grupo popular también tiene mayoría absoluta en esa Cámara.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha explicado a la salida del pleno que "era importante que las cuentas publicas no sufrieran modificaciones, habida cuenta que en su gran mayoría no iban orientadas hacia el rigor que necesitan estos presupuestos". "Es una aportación que hace España al euro", ha añadido el ministro responsable del proyecto.

Sin embargo los diputados de la oposición han expresado su enfado por el "rodillo" aplicado por el PP, e incluso uno de los tradicionales aliados en estos trámites parlamentarios, CiU, ha acusado al Ejecutivo de "actitud de soberbia y prepotencia".

Desde que llegaron al Congreso, los PGE solo han incorporado las 120 enmiendas del PP y tres aportaciones puntuales de la oposición: una enmienda de UPN sobre beneficios fiscales aplicables al Programa conmemorativo del VIII Centenario de la Batalla de las Navas de Tolosa (1212); la corrección del nombre de un pueblo, a propuesta del PSOE, y otra transaccional de PP y CC-NC para facilitar la movilidad de artistas entre territorios insulares y la Península.

Críticas de la oposición y alabanzas del PP

En más de 30 horas de debates y votaciones, el Gobierno y el partido que le apoya han defendido una y otra vez que no cabía modificar los presupuestos más restrictivos de la Democracia, centrados en no superar un déficit público del 5,3% del PIB en 2012, desde el 8,9% de 2011. Conseguir este objetivo ha sido definido como una "obligación patriótica" por parte del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo.

Sin embargo, el argumento no ha convencido a los grupos de la oposición, que en diferentes momentos del debate se han quejado de la ausencia de voluntad negociadora del grupo que sustenta al Gobierno.  "Es un atropello de su mayoría absoluta", ha reprochado el socialista Rafael Simancas.

El diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) Joan Coscubiela se ha dirigido a la bancada 'popular' para preguntar a los diputados si "de verdad creen que ni una sola de las enmiendas de la oposición merece ser incluida". "Si es así, el concepto que ustedes tienen de diálogo y democracia es manifiestamente mejorable", ha añadido.

En la misma línea, el diputado de UPyD Toni Cantó ha señalado que "en la oposición se hace ética y en el Gobierno, política", y ha reconocido que el PP hizo "ética cuando estaba en la oposición y en los primeros días de Gobierno, cuando ofrecían manos tendidas". "Pero ahora han aceptado tres enmiendas de las más de tres mil que hemos presentado; ésa es la política que están haciendo", ha recriminado.

Grandes recortes por valor de 35.000 millones

En lo que respecta a la parte estatal, el recorte contemplado en los Presupuestos este año es de 27.300 millones de euros, que en parte saldrán de un mayor recorte del gasto de los Ministerios, de la eliminación de las deducciones fiscales a las grandes empresas y de una amnistía parcial para quienes afloren capitales no declarados.

Este ajuste se añade al de las comunidades autónomas, de más de 18.000 millones de euros, quienes presentaron sus planes correctores la semana pasada, aprobados todos por Hacienda salvo el de Asturias.

Noticias

anterior siguiente