Enlaces accesibilidad

Rajoy domina el cara a cara en unas redes sociales cargadas de ironía e indiferencia

  • Las redes sociales se han movido entre la indiferencia y la ironía
  • El flujo social: Rajoy domina en el bloque económico y Rubalcaba remonta en la segunda parte
  • El PP logra colocar el 'hashtag'  #rajoygana en los  'trending topics' de Twitter
  • Las candidatos demuestran que no manejan la retórica de las redes sociales

Por
Las redes sociales consideran el cara a cara de Rajoy y Rubalcaba plano y aburrido

Decía un usuario en Twitter: "España tiene futuro: un país que tuitea con tanto humor un debate tan pobre... tiene que salir adelante". Y es que, visto desde las redes sociales, el debate cara a cara entre Alfredo Pérez Rubalbaca y Mariano Rajoy ha sido bastante plano, incluso aburrido. Por eso la gente ha decidido ponerle su propia salsa y darle una vuelta de tuerca en clave de humor.

La ironía, la agilidad mental y la brillantez de los 'tuiteros' se han dado la mano para combinar la actualidad con la sonrisa. Eso explica que, por ejemplo, haya sido 'trending topic' la expresión 'Trancas y Barrancas'.  Son los nombres de las famosas mascotas del programa 'El Hormiguero', ahora en Antena 3. Para los usuarios de Twitter, los peluches de Pablo Motos han sido una metáfora perfecta para hablar del debate entre Rajoy y Rubalcaba.

El famoso espontáneo profesional Jimmy Jump también ha estado en boca de muchos y cientos de usuarios han pedido con sus tuits la aparición de su barretina para animar un poco lo que consideraban un debate soporífero.

Claro que el que ha tenido que "soportar" en primera persona el sopor del debate ha sido Manuel Campo Vidal, el moderador, que en la primera parte ha sido prácticamente un convidado de piedra ante el cruce de argumentos de los candidatos. Su impávida presencia ha dado para mucho en Twitter, donde proliferan ya los #campovidalfacts, mensajes llenos de ingenio en los que se da rienda a la imaginación y se proponen ideas sobre qué podría estar haciendo Campo Vidal mientras Rajoy y Rubalcaba debatían.  "Campo Vidal lleva memorizadas 2.349 cifras del número Pi" es sólo un ejemplo.

Desde luego, si no fuera por el humor, la aridez del debate se habría hecho mucho más ardua en las redes sociales, un espacio complicado para llegar a la gente con una retórica convencional. Faltos de esa capacidad para llegar a los espacios personales de los usuarios, los candidatos caen en los mensajes de corte institucional, auténticos repelentes para las redes sociales. Todavía les falta mucho para atacar con eficacia los resortes de estos nuevos medios y para utilzar con soltura sus claves, códigos y narrativas.

La guerra del TT

Y es que el debate no ha durado 100 minutos, como estaba previsto. En las redes sociales llevaba ya semanas levantando una intensa polvareda que no se posará con el fin del choque entre los candidatos. Esta ha sido la noche del aluvión de mensajes, de los 10  'trending topics' de Twitter copados y de la guerra por colocar un 'hashtag' en esa codiciada lista. Pero la gran conversación ha durado y durará mucho más.

A medida que se aclara un poco la niebla de 'tuits' y 'post' se vislumbra que el Partido Popular ha sabido manejar mejor los resortes de las redes sociales, ha conseguido movilizar más a sus bases y hacer más ruido. O, al menos, hacerlo de forma más orquestada. Colocar como 'trending topic' mundial el hashtag #rajoygana a mitad del cara a cara ya es un logro importante. Sobre todo, si tenemos en cuenta que la etiqueta llevaba ya 12 horas dando vueltas y, por tanto, había perdido fuerza.

Pero que Esperanza Aguirre la utilizase, además de otros muchos dirigentes del PP, ha hecho que subiera disparada y se colocase muy arriba en los 'trending topics'. La presidenta de la Comunidad de Madrid 'tuiteó' un escueto "Rajoy está inmenso" que favoreció que se expandiese mucho más rápidamente el 'hashtag' popular.

En cambio, a las bases socialistas les ha faltado pegada para frenar el torrente de mensajes de los seguidores del PP, aparentemente mejor organizados en las redes.Y quizá sea un fallo estratégico de los responsables de comunicación del PSOE: no han utilizado su cuenta oficial de  Twitter durante el debate, concentrando la participación en el perfil de Rubalcaba. En cambio, sí han utilizado su perfil oficial de Facebook.Por su parte, el PP lo ha hecho al revés: se ha volcado en Twitter, utilizando su perfil oficial y el de Rajoy. En ambos han ido complementando la actuación de su líder con enlaces a documentación que reforzaba lo que Rajoy iba diciéndole a Rubalcaba. Sin embargo, el PP no ha hecho uso de Facebook durante el duelo, quizá porque saben que es una herramienta más pensada para el debate de fondo y menos útil para el ruido inmediato, que es lo que Twitter les ha dado con éxito.

Claro que ninguna victoria dura para siempre y poco después de lograr tocar techo, el hashtag #rajoygana ha empezado a ser utilizado para hacer todo tipo de  bromas (de nuevo el humor al rescate) sobre el líder popular. Sobre todo, a partir de que los líderes 'populares' sacaran pecho con su conquista del TT mundial.

Por cierto, hay que señalar que es una de las pocas ocasiones en que un asunto ocupa todos los puestos de los 'trending topics' en Twitter en España, con el breve lapso en que se ha 'colado' el nombre de Conrad Murray, médico de Michael Jackson, que ha sido condenado por homicidio involuntario del rey del pop. Al margen de ese 'intruso', términos de búsqueda como 'Psoe', 'RbCb', 'Pymes', 'Diputaciones'...  Los principales temas esgrimidos por los contendientes han copado la red social de microblogging. Hasta se ha hecho un hueco ahí la alusión de Rajoy a la necesidad de apoyar a los emprendedores con fórmulas como las que han hecho posible la aparición de Twitter o Google.

El debate paralelo: el descontento de la mayoría

La ironía y un punto de mala leche han estado también presentes en el gran debate alternativo que, en torno al cara a cara, arrancó ya hace semanas y promete seguir vivo un tiempo. Durante todo el día, las redes sociales marcaron la línea de una inmensa mayoría de usuarios: el descontento. Todavía al final del debate era 'trending topic' en Twitter #ReinciaelDebate, la etiqueta propuesta por Equo para protestar por la ausencia de los grupos minoritarios en el choque televisado. Han sido miles y miles las personas que han participado en esa conversación para protestar por lo que consideran un debate bipartidista que margina al resto de opciones politicas. En la misma línea, se ha mantenido mucho tiempo circulando un flujo de conversación marcado como #seacaboelcirco. Indiferencia, conatos de indignación, reproches a las televisiones... Un 'maremágnum' de argumentos que deja claro que una gran cantidad de ciudadanos está en contra del formato elegido para el debate.

En esta línea, los partidarios de UPYD, Izquierda Unida, Equo y otras fuerzas se han dejado notar con fuerza a lo largo del día y hasta bien avanzado ya el debate no han cedido su protagonismo. Sin embargo, a medida que Rajoy y Rubalcaba entraban en calor, sus partidarios ocupaban ese espacio virtual con un gran caudal de mensajes en apoyo de sus candidatos. Su presencia se ha notado rápidamente, porque se han disparado las menciones a los dos líderes, como atestiguan los datos del Tuitómetro, una web que mide en tiempo real el movimiento de un contenido en Twitter.

Es interesante ver los datos del Tuitómetro, porque sus gráficos muestran cómo ha evolucionado cada candidato en Twitter: Rajoy ha dominado claramente la parte económica del debate, que es cuando más ha logrado distanciarse de Rubalcaba. Después, los gráficos muestran la recuperación del candidato socialista, que acaba prácticamente empatado, con ligera ventaja general para Rajoy.

Noticias

anterior siguiente