Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La aplicación móvil de vídeos cortos de humor o música es una de las más populares con casi mil millones de usuarios en todo el mundo, sobre todo jóvenes. Vídeos de unos quince segundos con los que es fácil perder la noción del tiempo. Pero desde hace una temporada TikTok está bajo el punto de mira por sospechas de que esté manejando datos poniendo en peligro la seguridad de la información de sus usuarios. Básicamente, la preocupación es que China espíe a través de TikTok, que está en manos de ByteDance, una empresa con sede en la capital china, Pekín. Según la ley china las autoridades pueden requerir información a sus empresas tecnológicas y de telecomunicaciones y preocupa que China requiera a TikTok los datos personales y confidenciales de sus usuarios. Bajo este argumento de que puedan controlar los datos de su población, varios países han decidido prohibirla o restringirla en su territorio o planean hacerlo. India la prohibió a finales del mes pasado, junto a varias decenas de aplicaciones chinas alegando motivos de seguridad. También dejará de estar disponible en Hong Kong, después de que China haya impuesto en este territorio la polémica Ley de Seguridad Nacional. Pero si en algún marco se fija esta polémica es en la siempre omnipresente guerra tecnológica entre China y EE.UU. El país americano también estudia restringir TikTok. Las autoridades estadounidenses han advertido a sus ciudadanos que si usan TikTok estarán poniendo su información privada en manos del Partido Comunista Chino, incluso de menores de 13 años. ¿Qué dice TikTok? Desde el grupo defienden que su CEO es estadounidense, que tienen cientos de empleados estadounidenses, que sus bases de datos están en EE.UU. y que nunca ha proporcionado datos de sus usuarios a China. Y, a pesar de las polémicas, han anunciado nuevos productos que buscan competir con Facebook (estadounidense), YouTube (estadounidense) o Twitter (estadounidense). Según algunos expertos, o TikTok convence de que no es una amenaza o su destino podría ser parecido al de Grindr. La empresa china que adquirió esta app de citas gay se vio obligada a venderla después de que un Comité de EE.UU. dictaminara que Grindr tenía demasiada información personal sobre soldados estadounidenses.

Los positivos detectados de coronavirus son solamente una parte del total de infectados: la punta del iceberg de una pandemia en la que hay otros muchos más casos que permanecen ocultos, fuera de las estadísticas y del cómputo de contagios. El proyecto Corona Surveys, impulsado en países de todo el mundo por el español Antonio Fernández Anta, se ha planteado, mediante un sistema de encuestas a través de redes sociales y plataformas de internet, ayudar a conocer "dónde están y quién son" los contagiados. El investigador de Imdea Networks ha explicado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso la importancia de la herramienta, ya que "tener una idea clara de la dimensión del monstruo nos permite utilizar las armas que más se adaptan a este enemigo".

Coderch&Malavia son un dúo de escultores formado por Joan Coderch y Javier Malavia afincados hace muchos años en Valencia. En el 2014 ganaron el Reina Sofía de pintura y escultura, lo que supuso un empujón muy importante en su proyección. Como ocurre con tantos artistas españoles, a nivel internacional desarrollan una actividad muy intensa pero aquí son menos conocidos. Les entrevistamos para que los conozcáis y os invitamos a que visitéis su instagram porque tienen unas obras que no dejan indiferente a nadie. En éste momento están trabajando en una escultura sobre la necesidad de renacer a la que llamarán "Gigante de sal".

¿Cómo leeríamos y seguiríamos la historia de Hansel y Gretel si los hermanos Grimm la escribieran en la actualidad? Vivimos en un mundo hiperconectado en el que las historias ya no sólo se cuentan en papel ni se leen de forma lineal. De las nuevas formas de narrar se hablará en el IV Congreso de Lengua y Literatura Infantil y Juvenil (CILELIJ) que se celebra, de forma virtual, del 1 al 3 de julio. En él participan autores como Nando López, Andrea Valbuena y Javier Ruiz Taboada, a quienes escuchamos en Radio 5 Todo Noticias Mañana. 

Más de 160 marcas, entre ellas Starbucks, Coca Cola, Adidas o The North Face, han retirado sus anuncios en Facebook e Instagram porque estas plataformas no ponen coto a las falsedades y mensajes de odio que allí se publican.

El presidente de ambas redes sociales, Mark Zuckerberg, dejó claro en su momento que dependía de cada usuario verificar si los datos que se ofrecían en estas plataformas eran veraces o no, pero lo que empezó con una crítica interna ha ido creciendo tras la movilización contra el racismo que sigue sacudiendo Estados Unidos.

Informa Fran Sevilla, corresponsal de RNE en Washington