Enlaces accesibilidad

¡Adjudicado!: China conquista el mercado del arte

  • El gigante asiático supone el 33% del mercado global del arte
  • Seis de los diez pintores más rentables en 2010 son chinos

Por
"Leviathanation" de Huang Yongbing en 798 Art Zone en Pekín
"Leviathanation" de Huang Yongbing en 798 Art Zone en Pekín. REUTERS REUTERS

Los superventas de 2010

1. Pablo Picasso (361,5)

2. Qi Baishi (339,2)

3. Andy Warhol (313,5)

4. Zhan Daqian (304,3)

5. Alberto Giacometti (213,6)

6. Xu Beihong (176,2)

7. Henri Matisse (174)

8. Amedeo Modigliani (139,8)

9. Fu Baoshi (125,2)

10. Roy Lichtenstein (112,5)

Cifras en millones de dólares

Nada se resiste a China. Ni el mercado del arte. La segunda potencia económica mundial, asciende a lo más alto del podium, desbancando a Estados Unidos y Reino Unido de los primeros puestos del mercado del arte.

El gigante asiático ha conseguido colocar cuatro artistas chinos entre los diez más vendidos en 2010, un hito sin precedentes, según el informe de Artprice Tendencias del mercado del arte 2010, que analiza los resultados de 5,4 millones de subastas en todo el mundo.

China se ha impuesto como un nuevo polo de crecimiento del arte a una velocidad fulgurante. En tres años ha pasado de un tercer puesto, posición que mantenía en 2009, a desplazar a plazas tradicionales como Londres y Nueva York.

La vieja Europa es la gran perdedora. De acaparar el 55% de la cifra de negocio en 2003 ha descendido al 33% en 2010. Estados Unidos ha caído al 30% en 2010, cuando representababa el 47%, mientras que Asia ya absorbe el 36%, gracias a la fuerza de China, que copa el 33% de un mercado de 9.360 millones de dólares.

Arte chino clásico y contempóraneo

La cotización de los artistas chinos ha crecido exponencialmente y su preeminencia en el arte antiguo es arrolladora. En este campo, dominan 15 de las 20 mejores subastas de 2010 y también los seis lotes más caros.

Los coleccionistas asiáticos disponen de dinero fresco. China cuenta ya con casi 960.000 millonarios y la cifra crece cada año. A este factor se suma que el mercado de arte antiguo occidental se ha ido reduciendo a lo largo del tiempo. En una subasta en diciembre, unas Flores de Zhou Zhimian se remataron por 12,17 millones de dólares superando a un retrato de Rubens y otros ocho artistas chinos colocaron sus obras por precios que oscilan entre 8 y 13 millones.

En paralelo a la pujanza del arte clásico, la joven generación de pintores chinos ha tomado al asalto el Top 10 de los artistas contempóraneos y se queda con seis puestos. Zeng Fanzhi, Chen Yifei, Wang Yidong, Zhang Xiaogang, Liu Xiadong y Liu Ye se codean con estadounidenses consagrados como Jean-Michel Basquiat, Jeff Koons y Richard Prince.

Las ventas anuales de Zeng Fanzhi y Chen Yifei se acercan a las de artistas de renombre como Koons y Prince. El rey del Pop art, Andy Warhol, resiste en lo más alto, de momento, pero tendrá que ceder ante el arte chino, que avanza a golpe de martillo, respaldado por los nuevos ricos. Se calcula que el número de millonarios chinos aumentará un 20% cada año hasta 2014, mientras que en el resto del mundo el incremento será del 5,6%.

Nuevas casas de subastas

Las casas de subastas Christie's y Sotheby's mantienen su pulso por el liderazgo con 2.470 millones de dólares vendidos al año y 2.410 millones, respectivamente, copando cada una un 26% del mercado. La tercera en liza es la china Poly Internacional con 677 millones, la cuarta China Guardian (498) y la quinta Beijing Art Auction (256).

Phillips de Pury&Company facturó 225 millones en ventas lo que la lleva al sexto lugar y otros cuatro establecimientos chinos cierran el top 10, Beijing Council, Beijing Jiuge, Xiling Yinshe y Beijing Highest Auctions.

Así, Pekín ya es la segunda plaza del mercado del arte global por detrás de la Gran Manzana en cifra de negocios. Nueva York genera 2.700 millones de dólares y la capital china 2.300 millones, ambas se mueven en un precio medio por obra de 129.000 dólares. Londres se queda en tercer lugar con 1.800 millones, seguida por Hong Kong, París, Shanghái y Hangzhou.

Bolsa de arte en Shenzen

Las casas de subastas y las galerias miran al lejano Oriente para abrir sucursales en Pekín, Hong Kong y Shanghái. Además las ferias de arte se han multiplicado (Hong Kong Art Fair, CIGE, Art Stage en Singapur, Art Taipei, etcétera).

El arte, en general, no se muestra muy crítico con el régimen chino, que sigue aplastando a los disidentes como Ai Weiwei, y la inversión en el sector sigue creciendo. Un ejemplo de que cada vez se asimila más a un activo financiero son las Bolsas de arte. El gobierno chino fue pionero y lanzó en 2009 la Shenzen Cultural Assets and Equity Change (SZCAEE), un modelo de mercado que luego ha sido imitado en el resto del mundo.

China echó el resto en la Exposición Universal de Shanghái en 2010 y tiene previsto que sus museos públicos sean gratuitos a finales del año 2012.

El dragón chino cada vez vuela más alto y con él sus artistas, que ya preparan el asalto al número uno indiscutible, Pablo Picasso.

Noticias

anterior siguiente