Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La que fuera secretaria general del PP entre 2008 y 2018, María Dolores de Cospedal, pidió en enero de 2013 ayuda al excomisario José Manuel Villarejo para frenar la publicación de los denominados 'papeles de Bárcenas', los documentos que evidenciaban la existencia de una 'caja b' en el partido. Así lo revelado este lunes el diario 'El País', que ha publicado un audio de una conversación entre Cospedal y Villarejo que se produjo el 20 de enero, después de que el 18 de enero de ese año el diario 'El Mundo' hiciese una publicación sobre que el pago de sobresueldos en negro a una parte de la cúpula del PP.

FOTO: EFE

El abogado y exdiputado del PP Jorge Trías ha concedido una entrevista a 'Las Claves del Siglo XXI' en la que ha hablado sobre el acoso que sufrió tras destapar la 'caja B' del partido y en la que ha reconocido que, aunque tuvo que pagar un alto precio, está “satisfecho” con lo que hizo. "Tuve que cerrar mi despacho, tuve que irme a vivir a Barcelona. Pero haciendo un balance me encuentro bastante, bastante satisfecho porque se me empieza a reconocer el valor que tuvo todo lo que hice”, ha afirmado. Trias ha narrado que conoció a Luis Bárcenas, a quien sigue considerando amigo, a través de Luis Fraga y que le fue contando cosas hasta que un día le enseñó los originales de la contabilidad B de los 'populares'. "Yo saqué una fotocopia y la guardé porque una vez que la vi eso era una cosa muy seria", ha relatado al tiempo que ha señalado que le aconsejó hacerlo público: "Yo creía y le aconsejé que hiciese público eso, todo eso, porque creía que si lo pactaba a él le habrían dejado y podría haber pactado incluso con la Fiscalía. Pero erróneamente, a mi juicio, se fio de la pretendida amistad de Rajoy y de Álvaro Lapuerta". Finalmente fue el propio Trias quien dio un paso adelante y los entregó a 'El País' y más tarde publicó un libro, El Baile de la corrupción.“En el PP son muy simples y todos los partidos son iguales: hay gente con muy poca preparación”, ha aseverado Trias, que ha concluido que la corrupción "siempre hay que denunciarla. Es la peor lacra que tiene la democracia. Si queremos un país sano, es lo primero que hay que poner de manifiesto".

El ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que nunca tuvo constancia de un supuesto espionaje ilegal al ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, a quien ha restado credibilidad. Una presunta operación parapolicial por la que está imputado el ex ministro de Interior. Rajoy ha asegurado que tiene la mejor de las opiniones de Jorge Fernández Díaz. El ex presidente del Gobierno también ha negado conocer al comisario jubilado José Manuel Villarejo. Lo ha dicho en la comisión parlamentaria que investiga el ‘caso Kitchen’ y ha sido el último compareciente. El PP no ha querido preguntarle al considerar que se le está juzgando de forma injusta. 

La ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se ha refirmado este jueves ante la Comisión Kitchen del Congreso en que el ex tesorero del PP Luis Bárcenas "miente sistemáticamente" como, según ha dicho, se ha demostrado hasta en 13 causas judiciales, y ha advertido de que "basar actuaciones judiciales y también políticas sobre declaraciones de personas" como él, "no hace ningún bien a la democracia".

Cospedal se ha pronunciado así pese a que se ha acogido a su derecho a no declarar en la comisión parlamentaria que investiga la presunta trama parapolicial para espiar con fondos reservados del Ministerio del Interior al extesorero del PP Luis Bárcenas y robarle documentación comprometedora para el PP.

La ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, estaba citada hoy en el Congreso, en la Comisión del caso Kitchen. Se ha acogido a su derecho a no declarar por el procedimiento abierto en la Audiencia Nacional. Los grupos han criticado su decisión. Será la penúltima compareciente. Mariano Rajoy será el encargado de cerrarla la próxima semana, el lunes. Cospedal ha negado siempre su relación con Villarejo y haber tenido nada que ver con el espionaje al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas.

Jaime de Olano, vicesecretario de participación del Partido Popular, dice que la operación de venta de la sede del PP en la calle Génova lleva el ritmo adecuado: “Este verano se anunció la empresa que lo iba a pilotar. Sin prisa pero sin pausa”. Confirma su marcha de allí e insiste en el argumento que ha dado el partido tras conocerse la sentencia que señala que la última reforma se pagó con dinero negro: “No damos explicaciones por hechos de hace más de 10 años y que son actividades de personas particulares que han perjudicado al PP”. Descarta que el fallo pueda afectar a Pablo Casado, líder actual en las encuestas: “Los españoles quieren un cambio y quieren ver a Casado en la presidencia del Gobierno. Estamos diseñando esa alternativa sensata y serena”. En esa alternativa enmarcan su postura con los PGE. Han presentado enmienda a la totalidad y presentarán enmiendas parciales. Según De Olano, no son las cuentas que necesita el país, “porque a Pedro Sánchez no se le puede creer”. De Olano insiste en el problema de la inflación: “La inflación preocupa mucho porque afecta a los más vulnerables. Afectará a la cuentas públicas de todos los países, sobre todo de España”

El presidente de España, Pedro Sánchez, en referencia a la condena al Partido Popular dentro del caso de corrupción de los 'Papeles de Bárcenas', ha recalcado que "ese tiempo afortunadamente pasó porque hubo una moción de censura" y actualmente "hay un Gobierno comprometido con la ciudadanía y que maneja los fondos públicos de forma transparente y ejemplar", si bien ha destacado que aquellas irregularidades "se produjeron en un momento dramático para las personas vulnerables" del país.

La Audiencia Nacional ha condenado a dos años de cárcel a Luis Bárcenas por pagar la reforma de la sede de la calle Génova del PP con la caja B del partido. Además, la justicia condena al Partido Popular como responsable civil subsidiario de los casi 124.000 euros por el impuesto de Sociedades de Unifica, la empresa que realizó las obras.

Desde el PP reiteran que no hablarán de Bárcenas ni tampoco de la corrupción que ha afectado al partido. Dicen que esta sentencia no va a acelerar la mudanza de la sede de Génova.

Informa Araceli Sánchez y Verónica Muñoz