Enlaces accesibilidad
Crisis en Ucrania

Las opciones para una salida diplomática a la crisis ucraniana: ¿qué exige Rusia y qué le puede dar EE.UU.?

  • Tras su reunión, Lavrov y Blinken acordaron continuar con la vía diplomática para llegar a una solución para la crisis ucraniana
  • Los expertos califican las propuestas de Rusia como "imposibles"

Por
El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y su homólogo ruso, Sergei Lavrov, este viernes en Ginebra. EFE/EPA/MARTIAL TREZZINI
El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y su homólogo ruso, Sergei Lavrov, este viernes en Ginebra. EFE/EPA/MARTIAL TREZZINI

La vía diplomática para solucionar la crisis de Ucrania sigue abierta después de la reunión que mantuvieron este viernes en Ginebra el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y su homólogo ruso, Serguéi Lavrov. El jefe de la diplomacia estadounidense se ha mostrado dispuesto a estudiar las preocupaciones en asuntos de seguridad mostradas por Rusia siempre que haya reciprocidad.

Los expertos creen que las propuestas de Moscú de que Ucrania nunca sea miembro de la OTAN y la retirada de fuerzas de otros países de las fronteras con Rusia son "imposibles de cumplir" porque la Alianza Atlántica "no puede decir que no va a aceptar" a Kiev.

Por su parte, la investigadora del Real Instituto Elcano, Mira Milosevich, afirma que la reacción de España, que ha enviado dos buques de la Armada al Mar Negro y que ha ofrecido también desplazar aviones a Bulgaria, es "solidaria y de un buen aliado".

Resultados de la reunión Lavrov-Blinken: la vía diplomática sigue viva

Las conversaciones entre Blinken y Lavrov con el objetivo de reducir la tensión sobre la situación en Ucrania se han celebrado con bajas perspectivas, pero, a pesar de que no haya habido resultados tangibles, los jefes de la diplomacia de Estados Unidos y Rusia se han comprometido a continuar buscando soluciones y dejan abierta la vía diplomática.

El profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Rubén Ruiz, indica que “las noticias por lo menos son alentadoras, en el sentido de que las negociaciones van a seguir su curso y en un sentido en el que quizás puede ser el único en el que puede haber una cierta estabilización en esa deseada desescalada”.

Blinken y Lavrov califican la reunión como "sincera" y acuerdan continuar contactos

Por su parte, el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia Comillas, Alberto Priego, señala en una entrevista a RTVE.es que “siempre hay vías diplomáticas abiertas en todas las crisis” y que en este caso “es una forma de demostrar que ambas partes tienen una vocación de, por lo menos, establecer contacto". “Pero no mucho más”, subraya.

Tras finalizar la reunión, Lavrov ha afirmado que Washington se ha comprometido a enviar a Moscú una respuesta por escrito a sus propuestas la próxima semana. En este sentido la investigadora del Real Instituto Elcano, Mira Milosevich, dice que “hay una pequeña victoria diplomática” de Moscú. “Antony Blinken dijo que no iba a responder nada por escrito a Rusia y hoy ha aceptado (…) Rusia ha conseguido poner en la mesa los temas que le interesan y los que le preocupan y han obligado a Occidente a sentarse y hablar”, añade.

Rusia esperaba contar con esas respuestas, que considera garantías formales, en las conversaciones llevadas a cabo en Ginebra, pero ha recalcado que una vez que las reciban se verá cuál es el camino indicado a seguir. Además, Estados Unidos ha entregado a Rusia una serie de documentos, que Moscú analizará de forma “crítica”.

14 Horas Fin de Semana - EE.UU y Rusia acuerdan continuar con la vía diplomática para llegar a una solución - Escuchar ahora

“Vamos a tener que esperar para ver qué pasa en los próximos días y ver si han llegado a un acuerdo real o si todo sigue igual”, señala Priego. “En el caso de que lleguen a un acuerdo, sería un parche para un problema mucho mayor que llevamos sufriendo en Europa por lo menos 15 años”, añade.

Lavrov ha reiterado al jefe de la diplomacia estadounidense que Rusia no tiene intención de atacar a Ucrania y ha criticado la intención de la Unión Europea de crear una misión de entrenamiento militar en el país, algo que ha calificado como “un interesante giro en las ambiciones de la Unión Europea”.

Por su parte, Blinken se ha referido a las conversaciones con su homólogo ruso como “francas y útiles” y ha comunicado a Moscú que, si no tiene la intención de invadir a Ucrania, debería demostrarlo retirando las más de 100.000 tropas desplegadas en la frontera. El jefe de la diplomacia estadounidense también ha dicho que Washington está dispuesto a buscar respuestas a las preocupaciones de Rusia siempre que haya reciprocidad y ha dejado claro que el encuentro no se trata de una negociación, sino un intercambio de ideas.

Lo que pide Rusia, y lo que EE.UU. está dispuesto a dar

Rusia ha acusado a la OTAN de aumentar su presencia militar y desplegar armamento en países vecinos, entre ellos LituaniaLetoniaEstoniaBulgariaRumanía y Polonia, y ha señalado que lo considera como una amenaza directa a su seguridad.

El objetivo principal de Moscú es evitar la expansión de la OTAN en el Este y que países como Ucrania y Georgia no entren en la Alianza Atlántica. Entre las garantías de seguridad que exige Rusia para ello, el Gobierno de Vladímir Putin pide la retirada de fuerzas de otros países de las fronteras con Rusia y que Occidente deje de enviar armamento en países de Europa del Este que pertenecen a la OTAN.

Milosevich califica estas exigencias de Rusia como “imposibles de cumplir”. “La OTAN no puede decir que no va a aceptar a Ucrania porque va en contra del artículo 10 de la Alianza Atlántica. Por tanto, eso es imposible de conceder a Rusia”, detalla.

Crece la tensión en la región ucraniana del Donbás

“Lo que está pidiendo Rusia es algo que nadie le puede garantizar y es que la OTAN no se amplíe, (…) que se intervenga en los asuntos internos de Ucrania y que Ucrania no pueda ejercer su política exterior”, recalca Priego.

Estados Unidos ha defendido en reiteradas ocasiones la libertad de las naciones de elegir si desean o no unirse a la Alianza Atlántica y, según el profesor de la Universidad Pontificia Comillas, Washington “lo más que puede conseguir es un poco de tiempo”.

“Tanto Obama como Trump han sido dos presidentes muy distintos, pero que han cometido el mismo error con Rusia y es conceder”, recalca Priego, refiriéndose al expresidente demócrata Barack Obama y al exmandatario republicano Donald Trump. “Estados Unidos ha descubierto que conceder algo a Rusia lo único que te da es un problema mayor dentro de ‘x’ años y Biden no está a favor de esta política”, asevera.

Ruiz afirma que “es difícil saber con lo que se va a contentar el Kremlin”. “Está claro que lo que espera es una respuesta negativa a la negativa de la entrada de Ucrania a la OTAN, pero es posible que el Kremlin se pueda contentar con algún compromiso por escrito de cara al tipo de presencia militar”, añade.

La relación de Ucrania con la OTAN y la actitud de la UE

El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, ha recalcado que los aliados están acelerando su apoyo a Kiev y estudiando la posibilidad de imponer sanciones contra Moscú si decide agredir militarmente a Ucrania, así como “incrementando los despliegues de tropas de la OTAN en la parte Este de la Alianza”.

Alberto Priego explica que la OTAN “lleva muchos años llevando a cabo una labor en Ucrania de acercamiento, adiestramiento, tiene centros de adiestramiento de fuerzas”. “El nivel de cooperación de Ucrania y la OTAN es tal que utilizan el mismo armamento, la doctrina es la misma, sus tropas son profundamente interoperables… Digamos que técnicamente, Ucrania ya es un miembro de la OTAN”, subraya.

Por su parte, la investigadora del Real Instituto Elcano no coincide totalmente con Priego y asegura que “Ucrania no es un miembro de la OTAN y, por tanto, la Alianza no va y no puede defender a Ucrania”. Sin embargo, recalca que “la OTAN va a fortalecer aún más su frontera oriental y garantizar la estabilidad y defensa de los países miembros que comparten frontera con Rusia”.

La Unión Europea también ha amenazado a Rusia con sanciones económicas si hay una invasión de Ucrania. Además, el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, ha afirmado en reiteradas ocasiones que la coordinación con Estados Unidos sobre la crisis ucraniana es total. “La Unión Europea y Estados Unidos permanecen unidos para enfrentar los retos a la seguridad en Europa”, manifestó Borrell.

“Borrell tuvo una actitud muy ingenua al principio con Rusia, pensando que la palabra de los rusos era fiable y luego ha tenido voluntad y ha llamado la atención sobre el expansionismo ruso, de la voluntad rusa de incorporarse territorios”, dice el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia Comillas. “Ha llamado la atención, ha dicho que esto no puede seguir así y que, si sigue así, vamos a tener un problema en Europa. Digamos que ha advertido a Biden del peligro que existía”, recalca.

Milosevich asegura que la “única cosa que puede hacer” la Unión Europea es actuar dentro del marco de la OTAN, que es el marco de seguridad y defensa”. “La Unión Europea no tiene fuerza militar para contener a Rusia y la UE es una potencia normativa y comercial y, en esta situación, la única cosa que puede hacer es presionar a Rusia políticamente y económicamente”, detalla.

La reacción “solidaria” de España

España lleva años participando en despliegues de tropas de la OTAN y desde hace seis años hay un contingente de 300 soldados españoles en Letonia. Ahora ha anunciado que enviará dos buques al Mar Negro, pero esta participación coincide con el aumento de la tensión por la situación en Ucrania.

La ministra de Defensa española, Margarita Robles, ha afirmado que el Gobierno también está valorando enviar aviones del Ejército del Aire a Bulgaria, para formar parte de las patrullas de vigilancia de la OTAN en el Mar Negro. El despliegue de estas tropas españolas ha abierto una nueva grieta en el Gobierno de coalición. En este sentido, Podemos critica la escalada militar y recuerda que España es "el país del 'No' a la guerra".

Por su parte, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha recalcado que España quiere que la solución de la crisis ucraniana llegue a través del diálogo y ha destacado que los socios europeos y los aliados de la OTAN también estarán unidos si hay que recurrir a la disuasión.

“Por primera vez en 30 años la posición de España respecto a Rusia es muy firme. Tenemos tropas en el Báltico y vamos a mandar al Mar Negro”, indica Priego. “Si algo le distingue a este Gobierno o, al menos a una parte de este Gobierno, es que conoce realmente el riesgo que supone Rusia para la seguridad en Europa”, añade.

En este sentido, la investigadora del Real Instituto Elcano se ha referido a la reacción de España como “solidaria y de un buen aliado”. “España con este gesto demuestra que comprende las preocupaciones de los países que comparten frontera con Rusia”, afirma.

Noticias

anterior siguiente