Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Tres años después y con el permiso de la pandemia, las llamas de las hogueras arden para recibir una de las noches más mágicas del año: la de San Juan. En Galicia, cualquier esquina sirve para montar la hoguera y para degustar una buena sardiñada. También en Alicante han vuelto los monumentos a la calle. Pero no solo en España se conmemora el solsticio de verano. En Reino Unido, grandes masas de turistas se acercan a Stonehenge con el objetivo de observar ese instante mágico en en el que la luz del sol atraviesa el conjunto rocoso. En Francia, las tradiciones varían según la zona, aunque todas tienen el fuego como común denominador. En el sur, en las zonas fronterizas con Cataluña o el País Vasco, son idénticas a las nuestras. En un pueblo de Lorena, casi en la frontera con Alemania, se enciende una rueda de fuego enorme, de unos dos metros de diámetro, que se lanza a rodar por la ladera de una colina. También en el centro y el norte de Europa hay una gran tradición en torno a la noche de San Juan. En Polonia, las chicas jóvenes lanzan coronas de flores al río con el objetivo de descubrir su futuro amoroso. Los fuegos artificiales invaden el cielo en casi todo el país. En los países nórdicos, la fertilidad también es un tema común en el solsticio de verano. En Finlandia, celebran la fiesta de la luz, durante una noche que es prácticamente diurna.

Con Sara Alonso, corresponsal en Londres, Antonio Delgado, corresponsal en París, y Beatriz Domínguez, corresponsal en Berlín.
 

Después de día y medio de viaje, el grupo de refugiados ucranianos que decidió regresar a su país desde el País Vasco ya ha cruzado la frontera. Vuelven a un país en guerra, con la esperanza de reencontrarse con los suyos y de ayudar en la reconstrucción. El idioma es la principal barrera para no quedarse en España. Los más pequeños, están felices; las mayores, resignadas por regresar a un país en guerra.

El periodista polaco Adam Michnik ha sido galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. El jurado ha destacado "su compromiso con el periodismo de calidad y su influencia en la recuperación y en la defensa de la democracia en Polonia", algo que le llevó a las cárceles del régimen comunista. Actualmente, es el redactor jefe del importante periódico Gazeta Wyborcza y se define como firme opositor del gobierno ultraconservador de su país. 

Informa Alba Rubio.

Noticia   Comando Actualidad  

  • Desde el inicio de la invasión rusa, 5,2 millones de personas han salido de Ucrania; más de la mitad, por Polonia
  • Alertan de que entre la multitud también se esconden las mafias de tráfico de personas a la caza de mujeres y niños
  • Este jueves, estreno de "En la frontera", a las 19:00 horas en RTVE Play y a las 23:40 en La 1 de TVE 

En este Día de la Madre, desde la frontera entre Polonia y Ucrania, la Fundación Juntos por la Vida ha dado a conocer el primer hotel para madres de la guerra. Se trata de un centro pionero en el que esta ONG valenciana ofrece apoyo psicológico y educativo para 50 madres ucranianas. Todas han huido de las zonas de conflicto junto a sus hijos y algunas de ellas han podido dar a luz allí, como Nastia, en un lugar seguro y habilitado para ello.

Clara Arnal, presidenta de la Fundación, cuenta que es un lugar donde las mujeres colaboran: "Hay espacio de juegos para los niños donde también se presta atención psicológica a aquellos que llegan con más estrés por las situaciones que han vivido en la guerra". La mayoría son mujeres jóvenes que no quieren alejarse de Ucrania y que podrán quedarse alojadas en el hotel durante al menos seis meses. Arnal y el resto de mujeres han querido mandar un mensaje de felicitación a todas las madres en este día.

Informa Nacho Marimón

Tras el cierre de gas ruso a Polonia y Bulgaria, Alemania se prepara para ser la siguiente. Por ello y frente a las posibles consecuencias, Borrell ha llamado a la unidad entre los 27. Miguel Otero, investigador del Real Instituto Elcano, ha indicado en Las Mañanas de RNE que, aunque se cortase el gas ahora mismo, contaríamos con reservas suficientes. Sin embargo, sí se encuentra preocupado sobre cómo las supliríamos una vez llegado el invierno. Sobre por qué esta condición por parte del Kremlin, opina que entre sus intenciones se encuentran la centralización de los suministros en un solo banco, así como mandar el mensaje de que su moneda sigue fuerte y que se encuentra “avalada por la dependencia energética europea”.

El corte de suministro de Gas de Rusia a Polonia y Bulgaria se ha traducido en un aumento del precio del gas natural para Europa. Hoy ha cerrado en 108 euros el megawatio/hora, un 4,6% más que ayer. Para Bruselas, todo es un chantaje de Moscú y advierte a los Gobiernos que no pueden pagar en rublos. Dicen que eso sería una violación de las sanciones a Rusia.

Rusia ha cortado el suministro de gas a Polonia y Bulgaria por no haberlo pagado en rublos. Más de la mitad del gas que importa Polonia procede de Rusia, aunque de momento no se enfrenta a problemas para cubrir la demanda porque mantiene tres cuartas partes de su almacen lleno. En cambio, las reservas de Bulgaria, con una dependencia del 75%, no alcanzan el 20%.

Los operadores gasísticos se preparan para que esos cortes de suministro se extiendan a otros países. Alemania o Italia, con una dependencia del 65% y el 43% respectivamente, podrían tener problemas, pero menores que los que encontrarían Letonia o República Checa, donde hablar de gas ruso es hacerlo de la totalidad de lo que reciben.

Las alternativas para Polonia pasan por la puesta en marcha en octubre de la conexión báltica, que llevará a sus fronteras gas noruego. También se contempla la posibilidad de intercambios con el gasoducto que le unirá a una terminal de GNL de Lituania. Los búlgaros siguen trabajando en su esquema de opciones, mientras que el resto del Viejo Continente mira de reojo los contratos a futuro. Este miércoles el gas ha llegado a disparar sus precios un 20%. 

Informa José Luís Dueñas.


Rusia ha cortado el suministro de gas a Polonia y Bulgaria, que se habían negado a pagar en rublos como exige Moscú desde hace unos días. Hablamos sobre lo que implica esta decisión para ambos países pero también para el resto de la Unión Europea con Gonzalo Escribano, que dirige el Programa Energía y Clima del Real Instituto Elcano y es profesor titular de Política Económica en el Departamento de Economía Aplicada de la UNED.

Empezamos con el corte del suministro de gas por parte de Gazprom a Bulgaria y Polonia por no pagar en rublos. Charlamos sobre ello con Gonzalo Escribano, experto del Real Instituto Elcano y de la UNED. Estamos en Ucrania con nuestros enviados especiales, Fran Sevilla y Aurora Moreno. También en Bruselas después de que la Comisión Europea haya dado el primer paso para bloquear los fondos comunitarios para Hungría por los ataques del gobierno magiar al estado de derecho europeo.