Enlaces accesibilidad

El Gobierno cobrará una tasa de uso en las autovías porque una red "gratis" es la excepción en Europa

  • En el caso del País Vasco será su gobierno autonómico el que decida al tener transferidas las competencias
  • El Ejecutivo espera que la tasa por uso se haga con "consenso" y el debate se aborde con "honestidad y claridad"

Por
Una autovía de Murcia
Una autovía de Murcia. EFE/Marcial Guillén

El Gobierno quiere imponer una tasa a quienes circulen por autovías porque "el modelo de que toda nuestra red viaria sea gratis no es algo que suceda en Europa", razón por la cual hay una discusión abierta desde mayo y en el caso de Euskadi quedaría en manos de su Ejecutivo al tener transferidas las competencias.

"Queremos que se llegue a un consenso, plantear el debate con honestidad y con claridad", ha señalado este martes el secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez, tras participar en el foro "Conversa" organizado por la Ser en Galicia, en el cual ha expuesto la necesidad de "abordar con rotundidad una reforma que introduzca una tarificación".

La secretaria de Estado de Infraestructuras, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera, había apelado también a "no aplazar más" la aprobación de una tasa de uso en las autovías españolas, un compromiso que el Ejecutivo ya remitió a Bruselas. Este mismo martes, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha recordado la promesa hecha a la Comisión Europea que incluye su puesta en marcha como plazo máximo en 2024.

En la rueda de prensa, tras el Consejo de Ministros, la titular de la cartera de Transportes ha apelado a la prudencia para establecer ese sistema de tarificación que "no genere agravios territoriales, sea una tarificación justa y se haga con el consenso de los distintos agentes territoriales y las comunidades autónomas", un proceso que en su opinión, llevará "unos meses".

Durante la inauguración del Simposio Nacional de Vías y Obras de la Administración Local, que acogió la Diputación Provincial, Pardo de Vera defendió que este modelo de "pago por uso" permitirá ofrecer una solución al "creciente déficit" en materia de conservación de carreteras.

Beneficio para el ferrocarril

El objetivo es disponer de una herramienta financiera "para no pagar con los impuestos de todas nuestras carreteras", y que a la vez sirva para "modular los usos de transportes más contaminantes y que sirva de beneficio también a las alternativas de transporte más sostenible, como es el ferrocarril", apunta Vázquez.

"Hay que hacerlo. Estamos decididos", ha indicado, para afirmar a continuación que es "una cuestión de responsabilidad que tenemos que asumir" al igual que ocurre con los otros países de la Unión.

Ha pedido no hablar de "peaje", porque con ese término vienen a la mente tarifas similares a las autopistas, y ha incidido en la idea de que "no tiene sentido" que el mantenimiento y conservación de la infraestructura viaria "se siga sufragando con los impuestos de todos los españoles, que tienen necesidades más urgentes, como las políticas sociales". "No tiene sentido que haya este vacío", ha remarcado.

Problemas de conservación

"El modelo de que toda nuestra red viaria sea gratis no es algo que suceda en Europa. Tenemos un problema con la conservación de nuestras carreteras. Este año vamos a destinar 1.400 millones de euros a la conservación de las carreteras del Estado. Un esfuerzo muy grande de todos los ciudadanos que pagan con sus impuestos", ha ahondado.

Y se ha basado en esta argumentación para manifestar que por todos estos motivos "creemos que el camino es orientar" los pasos para que "a ese gasto en el mantenimiento de nuestras carreteras contribuyan los que más las utilicen".

"Es algo que sucede en otros países europeos y que nos pondría a niveles del siglo XXI en políticas de movilidad. Pero en todo caso no tendrían nada que ver (esas tasas) con los peajes que hoy conocemos", ha hecho hincapié.

Los plazos, con todo, no son cortos; para empezar, de inicio toca analizar cuál sería "el mecanismo más adecuado y la forma de tarificarlo", proceso que conlleva también un desarrollo tecnológico importante y cambios legales, ha subrayado. "Por lo tanto no es algo que vaya a suceder mañana", ha asegurado Vázquez, sin mayor concreción.

Y, por último, ha vuelto a poner el acento en que "seríamos unos irresponsables si no planteásemos esta reforma. Queremos dejarla apuntalada para que en el futuro España tenga un sistema viario y unas carreteras en condiciones y también que tenga un sistema de transporte sostenible medioambientalmente hablando".

Noticias

anterior siguiente