Enlaces accesibilidad

El Gobierno promete a Bruselas introducir peajes en las autovías para reducir el déficit en carreteras

  • Estudia "un sistema de ingresos por las vías de alta capacidad" para conservar las carreteras españolas
  • Los peajes supondrían unos 12.650 millones anuales y Hacienda recaudaría 4.700 millones por impuestos

Por
La autovía A-52 a su paso por la localidad orensana de Allariz
La autovía A-52 a su paso por la localidad orensana de Allariz . EFE/ Brais Lorenzo

El Gobierno ha incluido en el plan de recuperación que remitirá a Bruselas antes del próximo 30 de abril la posibilidad de introducir peajes en la red de autovías, con el objetivo de garantizar los fondos necesarios para la conservación de la red de carreteras

El texto que el Ejecutivo remitirá a la Comisión Europea especifica que:"es preciso desarrollar un sistema de pago por uso de la red de vías de alta capacidad que permita cubrir los costes de mantenimiento e integrar las externalidades negativas del transporte por carretera como sucede en el resto de infraestructuras".

Las vías de alta capacidad incluyen a las autovías y a las autopistas de peaje. La liberalización de varias autopistas ha supuesto una merma de ingresos y menos fondos para acometer obras en las carreteras, cuyo déficit de mantenimiento se cifraba en 7.500 millones de euros a cierre de 2019.

Un sistema de ingresos

Entre las medidas prometidas para recibir 140.000 millones de los fondos europeos se encuentra revisar la financiación de las autovías para conseguir ingresos. "Se revisará la financiación de las vías de alta capacidad y se establecerá un sistema de ingresos que garantice los fondos necesarios para la conservación de la red viaria estatal", señala en un punto el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

España se encuentra a la cola de los grandes países europeos por inversión en carreteras, con solo 22.489 euros por kilómetro, según datos de la Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras (Acex), que sitúa a Italia, Francia y Alemania por encima de los 41.000 euros.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ya ha abierto la puerta a esta posibilidad, aunque descartando el pago por parte de los ciudadanos que necesiten utilizarlas por trabajo u otra necesidad. Se baraja introducir un sistema del pago por parte de las empresas que se benefician de la infraestructura pública, es decir, de compañías de transporte o logística cuyo uso de las autovías les hace ser más competitivos.

El Gobierno ha matizado que el cambio tendrá que contar con el consenso económico, político y social suficiente. Por el momento, los partidos no han aclarado sus posiciones, debido al déficit real que supone la gratuidad de las carreteras, más allá de ciertos mensajes electorales.

Más de 20.000 millones de euros anuales

La introducción de peajes en la red de 14.130 kilómetros de autovías actualmente libres de pago en España generaría unos ingresos de 12.649 millones de euros anuales por tarificación, según la patronal de la construcción, Seopan.

Hacienda ingresaría 4.700 millones por IVA, Impuesto de Sociedades e IBI cada año, mientras que el conjunto de las administraciones públicas obtendrían un pago inicial de 5.614 millones y uno anual de 4.827 millones durante un periodo de 25 años, así como un ahorro de 850 millones en conservación.

Según sus cálculos, el déficit anual generado por la reversión de las autopistas, que ya suma 1.907 kilómetros revertidos al Estado entre 2019 y 2021, alcanza casi 1.000 millones de euros, debido a la pérdida de recaudación fiscal y al aumento del gasto de conservación.

Noticias

anterior siguiente